CHAPTER ONE

840 144 131
                                                  

❝MY FRIEND❞

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

❝MY FRIEND❞

DENEB BLACK HABÍA SACRIFICADO varias cosas por sus amigos: el cariño de su abuela, parte de su herencia, entre otras cosas más

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

DENEB BLACK HABÍA SACRIFICADO varias cosas por sus amigos: el cariño de su abuela, parte de su herencia, entre otras cosas más. Si bien no eran cosas de mucha importancia, Deneb estaba acostumbrada a ellas y aún así había decidido dejarlas de un lado por sus amigos.

Entonces era bastante doloroso para ella que Harry y Ron la creyeran malvada a pesar de haberles demostrado su amistad de distintas maneras. Sí, podía ser sobrina de Sirius Black, ¿y? También lo era de James Potter y no veía a nadie diciendo nada.

Aunque, a pesar de que muchas personas se hayan alejado de ella por su apellido, aún quedaba una persona en su vida.

Y esa persona era Ginny Weasley.

Deneb había conocido a Ginny desde hace un año atrás, cuando Ron la invitó a su casa y ella se escapó del Grimmauld Place para poder ir. Desde ese día fueron desarrollando una fuerte amistad hasta convertirse en casi inseparables.

—¡Ya no sé que hacer, Ginny! No fueron capaces de responderme ninguna carta y me acaban de ignorar olímpicamente —dijo Deneb ingresando a un compartimiento del expreso Hogwarts.

Ginny la siguió, cerrando la puerta cuando ambas ya estaban adentro. —Son unos idiotas, un apellido jamás te definirá. Bueno, a veces sí, pero este no es el caso.

—¿Me puedo acostar sobre tí? Sí, gracias, te amo —dijo Deneb apoyando su cabeza sobre las piernas de la pelirroja —. El problema aquí es que se suponen que los amigos no se abandonan así como ellos lo hicieron. ¿Tú me crees malvada?

—¡Claro que no! Eres como un agoldón de azúca, incapaz de dañar a alguien —dijo Ginny pellizcándole una mejilla —. Posiblemente, muchas personas te vean mal por ser su sobrina, pero la gente es idiota y no debes hacerles caso.

—Miren, chicas, aquí están nuestras dos lesbianas favoritas —dijo una rubia ingresando al compartimiento, con una sonrisa bastante estúpida. Denisse Presley era, sin duda alguna, la persona más odiable según Deneb.

La chica era bastante malcriada, egocéntrica y un poco hueca, creyéndose más que todos por el simple hecho de tener su apellido. Era como Draco Malfoy, pero sin ser purista y con una voz y actitud mucho más irritante que la de él.

A su lado se encontraban Parvati Patil y Lavender Brown, sus seguidoras que tampoco eran del agrado de la chica Black.

—Yo no entiendo como tienes el descaro de venir a Hogwarts, ¡siendo sobrina de Sirius Black! —se burló Denisse mirando a Deneb, para luego girarse hacia la pelirroja —. Ginny, cariño, ¿no crees que estás con una muy mala compañía?

—Obviamente, porque estás tú aquí —dijo Ginny, tomando la cabeza de Deneb y dejándola apoyada con delicadeza en la almohada improvisada que había hecho. La pelinegra no solía defenderse cuando la molestaban y por eso ni se inmutó, pero Ginny no era así y tampoco dejaría que Denisse siga siciendo estúpideces acerca de su mejor amiga —. ¿Puedes retirarte, por favor?

La pelirroja ya se había puesto de pie, y aunque su semblante de serenidad se había marchado dejando a uno más enfadado, no le causaba ni un poco de miedo a Denisse. Puesto a que Presley era dos años mayor y más grande físicamente, fácilmente podría sacar a ambas del compartimiento si así lo quería.

—¿O si no, qué? —preguntó la rubia desafiante, y aunque Deneb estaba segura de que no podría hacer nada, de todos modos se levantó.

—Fred y George... —comenzó a decir Ginny con la clara intención de asustarlas, cosa que funcionó.

—Está bien, ya nos vamos —dijo Denisse, girando en sus talones y saliendo del compartimiento con sus dos falsas amigas.

—Esa chica solo empeora con los años —comentó Ginny, volviéndose a sentar mientras Deneb volvía a acomodarse.

—Estoy de acuerdo contigo, Ginny—coincidió la pelinegra.

Tras un momento de silencio, en el cual tan solo era posible oírse el tren avanzar por las vías, Ginny decidió volver a romperlo.

—¿Me dejas trenzarte el cabello?









Continuará...
I WANNA BE YOUR GIRLFRIEND | GINNY WEASLEY
Última actualización: Sep 11
I WANNA BE YOUR GIRLFRIEND | GINNY WEASLEYDonde viven las historias. Descúbrelo ahora