"Esta la última parada de mi turno." les dijo el conductor cansado. Ashton y Almendra se levantaron y se bajaron del transporte.

Ambos se sentaron en los bancos de la parada esperando por el otro autobús que los llevaría a casa.

Almendra boto todos los envoltorios, se quedó sin oreos y se gano un compañero.

No quería que la noche terminara, pero tenía que volver.

Comenzó a frotar sus manos ansiosamente en los agujeros de su jean.

Ashton la tomo de la mano y ella se detuvo para dejar que sus dedos se entrelazaran.

"¿Ahora qué Almendra?" pregunto rozando su pulgar sobre los pálidos nudillos de la chica..

"Ahora a casa, supongo." Contestó poco convencida detallando los tatuajes entre los dedos de él.

"No quiero ir a casa, no todavía."

"Yo tampoco."

-

holu,

No olviden pasarse por Electricity ah

pyro me da tantos feels t-t

las amo<3

pyro. ai¡Lee esta historia GRATIS!