Desperté cuando aún no había amanecido, miro la hora en mi celular y eran las tres de la mañana, tenía dos llamadas perdidas de Jenna, conociéndola tiene que estar como loca al saber que nunca llegue a casa, así que le dejo un mensaje diciendo que estoy casa de un amigo y que no preocupara.

Tengo una sed insoportable así que decido bajar por un vaso de agua, camino sigilosamente para no romper nada y no despertar a Zayn, en cuanto llego a la sala lo veo dormido en el sillón de cuero negro y la televisión encendida, lo tapo con la manta que estaba debajo de sus pies, apago la tele y voy por mi vaso de agua; al salir de la cocina no pude evitar mirar a Zayn, se ve tan pacífico y tranquilo mientras duerme, me acerco lentamente hasta él y aparto el cabello que cae en su frente, tenía una mano sobre su abdomen y su respiración era calmada, dejo de acariciar su cabello y me vuelvo a la habitación.

***

El grito de alguien es lo que despierta, y de muy mala manera, casi me caigo, me siento en la cama y entonces recuerdo que estoy en el apartamento de Zayn, me levanto muy lentamente y entro al cuarto de baño, me doy una ducha rápida, cepillo mis dientes y me coloco la misma ropa de Zayn. Salgo de la habitación descalza, el piso está muy frio, pero no pienso ponerme esos zapatos ahora y mucho menos con lo que llevo puesto, sigo las voces de la cocina y escucho a Zayn hablar.

"Shh, ella aún duerme, cierra la boca Louis"- yo solo escucho desde fuera,

"Joder Zayn"- creo que quien maldice es Harry.

"Buen día!"- digo entrando a la cocina, los chicos estaban en la mesa mirándome, mientras que Harry estaba frente a la estufa, lo cual me parece gracioso, parece una madre haciendo de comer a sus hijos. Ellos responde mis buenos días menos Zayn.

"Dije, buen día Zayn"- me siento a su lado.

"Buen día Bren"- dice acercándose para darme un beso en la mejilla, acto que causó que los chicos intercambiaran miradas de sorpresa, realmente es algo que incluso me asombra a mí por más sencillo que parezca.

"Harry necesitas ayuda?"- le pregunto para salir de este momento incómodo.

"Si, puedes colocar los platos y vasos, estos esperan que yo haga todo"- se queja el fulminando con la mirada a su amigos.

Me levanto de mi lugar para hacer lo que Harry dijo, como es mi primera vez en esta cocina, el me indica donde está cada cosa, dejo los platos sobre la mesa, intentaba sacar los vasos pero no alcanzaba, estaban en un lugar bastante alto, entonces siento las manos de alguien en mi cintura, giro sobre mis talones y allí estaba Zayn.

"Déjalo, yo lo hago"- solo asiento y vuelvo a mi lugar, observo como saca los vasos con tanta facilidad y los ponía en la mesa junto al zumo de naranja, y retorna a su lugar junto a mí. Harry preparo pan tostado, panqueques y bacón.

"Chicos qué hacen aquí, pensé que todavía estarían en la fiesta o durmiendo en casa"- les pregunto tomando un poco de mi zumo, mi cabeza aun duele, pero es soportable.

"Venimos a hacerle compañía a Zayn de vez en cuando, pero creo que hoy no fue necesario"- responde Niall, no digo nada a ello y solo sigo comiendo.

"Mienten, solo vienen a comerse mi comida"- dice Zayn, le doy un rápido vistazo y me doy cuenta de que él y yo aún estamos en pijama, no le presto mucha atención a ello y continuo con mi comida. Mientras que yo aún seguía comiendo, Zayn ya había terminado, solo se tomaba su jugo, este me pilla mirándolo, acto seguido deja caer su mano libre sobre mi muslo y hace pequeñas caricias.

Niall deja caer su tenedor, pero es evidente de que lo ha hecho a propósito, el baja en busca de su cubierto, dura más de lo debido de la mesa, vuelve a su lugar, hago como que no se nada y lo miro por el rabillo del ojo, noto como le da un codazo a Louis y le dice algo al oído.

"Estás seguro Niall?"- cuestiona, ahora todos los estábamos mirando, Niall solo asiente afirmando lo que sea que estuvieran hablando, ahora murmuran entre ellos como si Zayn y yo no estuviéramos aquí.

"Que tanto se secretean tres?"- pregunta Harry, Niall le hace señas y Harry hecha su silla hacia atrás llevando su mirada hasta Zayn, acaso creen no estamos mirando?, bueno Zayn no se percata de nada, él está concentrado en su móvil y aún sigue acariciando mi muslo.

Harry se levanta y lleva su plato hasta el lavadero, pero eso no fue todo, él se detiene justamente en medio de Zayn y yo, solo para hacer ademanes con la mano y susurrar cosas, deben tener un problema serio de discreción, yo solo intentaba no reír de sus locuras.

"No son nada disimulados chicos"- les dice Zayn, quien permanecía con la mirada en su celular, Harry se sienta en su lugar y casi se cae, esta vez si no puedo evitar soltar una carcajada, ya había terminado mi desayuno con el espectáculo que tenían ellos.

"De qué hablas Zayn amigo!"- chilla Harry.

"De lo que sea que anden secreteándose, están actuando muy raro"- dice Zayn levantando la mirada.

"Creo que, el que actúa raro eres tu amigo- le dice Niall. Zayn me mira e inmediatamente aparta su mano de mi pierna, mucho duró su momento de dulzura, me aclaro la garganta después de un silencio incómodo digo:

"Llevaré sus platos"- es lo único que digo en cuanto noto que dejaron de comer.

"Bueno Zayn te dejamos en buenas manos"- le dice Harry mientras yo dejaba los platos en la encimera para limpiarlos luego.

"Harry cierra la boca"- casi grita Zayn.

"Tenemos un conversación pendiente"- esta vez habla Liam saliendo detrás de los chicos, yo solo los veo desde la cocina.

"Estaré en casa todo el día"- responde Zayn. Me doy la vuelta para lavar los platos, tarareaba una canción que no me sabía muy bien pero que me gusta, era una canción de Beyoncé pero no sé cuál es su nombre. No supe cuando Zayn entró a la cocina hasta que sentí sus manos en mis caderas y su cabeza sobre mi hombro, fue un acto inesperado, por un momento me sentí incomoda, pero aún más cuando pude sentir su miembro en mi trasero y su respiración en mi cuello, santa mierda.

"Te he dicho lo hermosa que te ves en mi ropa?"- susurra cerca de mi oído, él se comportado de esta manera desde que entré a la cocina, quizá quiere dar una mejor impresión, o solo quiere que olvide lo que dijo anoche en la fiesta para poder meter sus manos en mis bragas. Niego a con la cabeza a lo que el pregunta y termino de lavar el ultimo plato.

"Pues te ves muy sexy con esa camiseta"- dice con la voz más ronca de lo normal, no me da tiempo a desatar su agarre, cuando ya me tiene frente a él, besándome sin previo aviso y con todas las ganas que hay que tener para dar un beso como este, intenso, pero que no deja de ser apasionado, nunca nadie me había besado de esta manera, solo él.

Solo puedo pensar que no esto no debe estar pasando, pero incluso así le sigo el beso, apenas y lo conozco y ya estoy metida en su apartamento, con su ropa y con su lengua metida en mi boca, por un momento le doy importancia y me siento como una perra, pero luego me deja de concernir, me interesa una mierda si se debe o no, si me siento bien estando con el resto es historia.

Scape | Z.M ©¡Lee esta historia GRATIS!