Maratón 1/5

3.9K 107 0

El dia tubo su transcurso de siempre, hoy vendría Jose a visitarme, mi furturo esposo me sacaría, supuestamente de aquí hoy, y espero que así lo haga.

Estaba desesperada, quería rehacer mi vida fuera de aquí, lejos de donde esté Anthony, bastante daño me ha causado, mis putos cigarros se han terminado, tengo que mandar a comprar mas aunque creo que no será necesario.

Se ha vuelto una obsesión para mi fumar un cigarro todo el día, a la mierda el cancer, esto me gusta, y aparte de que ya no tengo cigarros aquí se me hace dificil conseguir, kiara no sale todos los días, pero, por suerte, hoy si lo hará, no mandare a comprar cigarros, mandaré a conprar un solo cigarro, pero está vez no necesitare fuego para encenderlo, sí, exacto, compraré un cigarro electrico, y mandaré a comprar mucho liquido al igual.

No se porque no se me ocurrio antes, tengo mucho dinero, pero quiero ahorrar para mi proyecto, el proyecto que tendré cuando salga de esté lugar.

-¿A que hora saldrás?- le pregunto a Kiara automaticamete al verla maquillandose en su habitación.

-Como en 15 minutos o menos, sabes que tengo que avisar antes de salir, ¿Quieres algo?¿Cigarros?- Valla esta chica ya me conocía bastante y es que practicamente le encargaba mucho que me comprara cigarros.

-No, bueno sí, pero esta vez no quiero cualquier cigarro.

-¿Que ya no te gustan los malboro?¿Prefieres tabaco? ¿algo así?- pregunta con confución.

-No, es que me agobia saber que se me acaban las cajetilla así que quiero que me consigas un cigarro eléctricos, esos que traen liquidos, y quiero barias cajas de esos liquidos, con y sin nicotina, no importa.

Kiara asintió y salimos de su habitación, yo me fui a la cocina a buscar algo para comer, tenía hambre, mientras kiara se fue a la oficina de Anthony a avisar que saldrá.

Me dispuse a tomar un baño de algunos 20 minutos, me puse una bata de baño y salí a la habitación, me maquille antes de vestirme con la lencería del día, morada con encajes, luego me puse un short negro con una blusa roja.

Era temprano, necesitaba un par de cajetillas, joder, al parecer no puedo estar sin un cigarro en la boca, es una adicción.

Salí nuevamente a la cocina y varias de las chicas que estaban ahí tenían cigarros, pues decidi pedirle un par a una de ellas que gustosa me dio 4, claro esa chica era bixesual y decía que estaba buena. Despues abandoné la cocina para ir a mi habitacion.

Adiós Virginidad.¡Lee esta historia GRATIS!