Capítulo 1

4.5K 206 10

— ¿Realmente tienes que mudarte? —Pregunto Hannia con un puchero. Permanecía sentada sobre mi cama jugueteando con un mechón de su pelo.

—Sabes que si —Conteste con calma. Era la décima vez que lo preguntaba, desde luego que ella no deseaba que me marchara, yo tampoco, pero aun así algo dentro de mí, me decía que debía irme.

—Febe, podemos sobrevivir con lo que mis padres me envían o con el dinero de mi beca. Digo, de algo tiene que servir obtener tantos 10 y poner atención en clases —Sonreí ante su propuesta, esa loca nunca dejaba de sorprenderme.

—No.

—Oye, pero sino comemos tanto. Donde come una pueden comer dos.

—Hannia —Tome aire y continúe hablando— Enserio estaré bien, no tienes nada de qué preocuparte. Ya te dije, que Fran era el mejor amigo de mi madre y que lo conozco desde que era una niña.

—Aun así no me convence —Torció el gesto y se cruzó de brazos.

—No se trata de convencerte.

—Eso lo sé, pero…

—Ni siquiera lo conoces.

—Precisamente por eso ¿Cómo me puedo quedar tranquila? No, definitivamente no.

—No puede venir a pedirte permiso para dejarme ir.

—Entonces, quiero que me envié su curriculum y un certificado médico.

— ¿Para qué quieres un certificado médico?

—Pues para ver si está bien de salud. Puede tener una grave enfermedad.

—Oye no es como si me fuera a acostar con él —Proteste.

—Nunca se sabe —Rodé los ojos, definitivamente con ella no se podía. Aunque sabía que aquello, eran pretextos para retenerme.

—Es casi 20 años más grande que yo y lo veo como a un padre. Deja de crearte historias extrañas.

—Pero… pero…

—Hannia. Te llamare todos los días.

—No será lo mismo. Ney nunca quiere ir conmigo a las fiestas, mucho menos a los antros. No le gusta beber y no se liga chicos por ese voto, extraño por cierto, que tiene de cero hombres.

—Pues en ese caso, abstente y listo.

—No me pidas cosas imposible Febe.

— ¡Dios! Ya me comencé a preocupar y aun no me marcho.

El peor y mejor errorRead this story for FREE!