Conversaciones

2.6K 167 12

Narra Laura:

La llegada de Bradley fue un gran golpe de suerte y gracias a él pude escaparme de la charla con Ross. Las palabras que dijo hoy en el aparcamiento me dejaron muy claro lo que Ross me iba a decir, y no quería escuchar como me pedía que siguieramos siendo simplemente amigos y que lo de New York no significó nada. Eso acabaría rompiendome totalmente el corazón.

- ¿Y cómo has estado Laura?- Me preguntó Tristán después de saludarlo.

- Muy bien, pero con algo de trabajo. ¿Y tú?- Le pregunté. Ambos nos llevamos muy bien nada más conocernos, era un buen amigo igual que Calum.

- Pues de concierto en concierto, un día por aquí y otro por allá. Ya sabes la carrera de cantante es muy ocupada.- Dijo sonriéndome.

- Eso me han dicho.

- ¡Heeey! A que viene tanta charla, esto es una fiesta, así que a bailar- Nos interrumpió Bradley, cogiendo mi mano y llevándome a la pista de baile. Yo solo le sonreí y le seguí.

Estube bailando con Bradley como 15 minutos sin parar, luego bebimos algo y seguimos bailando un par de canciones más. Era consciente que Bradley estaba un poco borracho, por cómo se pegaba a mí y no dejaba de decirme lo sexy que estaba, en cuanquier otra ocasión eso me hubiera incomodado, pero sabía que Ross me estaba vigilando y no iba de desaprovechar esta oportunidad para ponerlo celoso. Puede que no me quiera de una manera romántica pero siempre desde que nos conocimos, Ross ha sido muy celoso con los chicos que se me acercaban buscando algo más que un saludo. Así que no evité que Bradley me tocara el hombro y me sujetara por la cintura.

- Vaya, menudo espectaculo habéis montado, erais la pareja más provocadora de la pista- Dijo Tristan cuando nos acercamos al sofá en el que estaba sentado.

- Bueno, es inevitable no fijarse en ella, está increible- Comentó Bradley sujetando mi cintura y acercándome mucho a él. Miré a Tristán y le pedí ayuda con la mirada.

- Brad, creo que James te estaba buscando. - Le dijo Tristan para ayudarme. 

- Ehh, pero yo quería estar con Laura- Dijo como un niño caprichoso.

- Creo que te quería decir algo importante, deberías buscarlo. Luego podrás pasar tiempo con Laura- Insistió Tristan.

- Vaaale, ahora vuelvo- Me dijo Bradley mirándome y yo le sonreí.

- Gracias- Le dije a Tristan sentándome a su lado cuando Bradley se alejó- No quería ser maleducada con Bradley pero me empezaba a sertir incomoda con sus muestras de afecto.

- Si, Brad se pone muy cariñoso cuando bebe- Comentó Tristan, pasándome una bebida- Pero tenía razón, estás increible esta noche.

- Esa era la idea- Dije susurrando girando un poco la cabeza para encontrar a Ross mirándome con el ceño fruncido.

- Así que querías poner celoso a alguien- Dijo Tristan siguiendo el trayecto de mi mirada y sonriendo.- Pues creo que lo has conseguido. Se nota que está muy celoso.

- ¿Quéee? Claro que no- Contesté.- ¿No puedo ponerme guapa sin ningun motivo?

- Vamos, Laura, ambos sabemos que tu nuevo look tiene mucho que ver con ese chico rubio que no ha dejado de mirarnos.

- ¿Por qué estás tan seguro?- Pregunté con recelo.

- Porque recuerdo la alegría en tus ojos cuando hablabas de él o lo contenta que te ponías cuando estaba junto a él en la gala de premios. Además, se supone que son buenos amigos y en lugar de estar con él estás aquí intentando evitarlo pero sin dejar de enviarle mirada furtivas.

Makeover¡Lee esta historia GRATIS!