Capítulo 3: Una flecha al corazón (Parte 1)

168 17 2

A LA SEMANA SIGUIENTE EN LA PREPARATORIA...

Nike

 —Hola chicas, ¿cómo están?—dije —

  —Oh, ¡Buenos días, Nike-chan!—exclamó Chiharu

  —¿Kohina sigue comiendo tan temprano?—pregunte

 —S-si, ya sabes como es...—respondió Chiharu

  —Jumm...

 —¿eh? Nike-chan, ¿que tienes en el cuello...?—pregunto

  — ¿eh? ¿en el cuello? —gire mi cuello para tratar de ver que tenia en el cuello

En ese momento, sentí la respiración de alguien en mi cuello y me sentí como se me erizaban todos los pelos de la nuca.

— Oh...aun lo tienes— escuche la voz de Kima.

— ¡Kya! ¡¿Que crees que estas haciendo?!  

—Nada en particular, solo estoy molestando...— dice Kima sonriendo seductoramente.

De inmediato sentí el color rojo en mis mejillas.

—¡¿Q-que estas diciendo, pervertido?!— reclame golpeándolo en el brazo.

—¡Hola chicos, ¿Como amanecieron?—saludo Kyouta caminando hacia donde estábamos.

- Ah, eres tu Kyouta—exclamó Naoki.

—¿Que están haciendo?—pregunto Kyouta con el entusiasmo de siempre.

— Estamos viendo como Nike-chan se sonroja mientras Kima la seduce y la molesta— dice Chiharu sonriendo amablemente. 

— Ah, ya veo— dijo Kyouta sorprendido. 

— Esper- Chiharu, ¡Eso no es cierto!—exclame.

— Ah, Kuronuma, ¿y Kohina?—pregunto Kyouta dirigiéndose a Chiharu

—¿Eh?, esta aquí al lado comiendo—respondió Chiharu. 

—Ah ya, gracias.¡¡¡KOHINA!!!!¡¡¡TE EXTRAÑE!!!—exclamó Kyouta abrazando a Kohina.

— Oh, Buenos días, Kagami-kun— saludo Kohina mientras comía un onigiri.

—Jumm...Kohina, ¡¡ERES TAN TIERNA!!— dijo Kyouta con cariño. 

—Oh, ¿Enserio?— pregunto Kohina con su expresión indiferente de siempre. 

—¡SI! ¡Y MUCHO!—sonrió de oreja a oreja

— Oh, ya veo. 

—Hablando de eso siempre me he preguntado esto, pero...¿Como es que ustedes se conocieron...?— pregunto curioso Naoki. 

—Ah, ¡Que bueno que preguntaron!— exclamo Kyouta sonriendo— Pues verán, todo comenzó...

*Hace dos años*

Kohina

Mi nombre es Kohina Ichimatsu, esto paso un poco después de que Nike y Kima se conocieran. Mi madre me había inscrito en una academia de estudio intensivo, cuando acabo la clase me fui caminando por la calle para distraerme estaba comiendo mongayaki, todo estaba tranquilo hasta que...escuche un ruido, voltee a ver cuando de repente, sentí que alguien me tapo los ojos y la boca y me arrastro a no se donde. Al parecer ese hombre quería ocultarse de algo, yo no podía gritar, había quedado en shock mientras que en mi mente pasaban muchas cosas.

¡¿Comprometidos?! [Actualizaciones lentas]¡Lee esta historia GRATIS!