Apodos que sobran y faltan - Capítulo VI

31 2 0
                                    


De chica, Belén  recuerda haber escuchado en varias ocasiones aquellos "lugares comunes" a la hora de hablar de fútbol. Palabras con un símbolo y toda una historia detrás:

Los bosteros, los Xeneizes, las gallinas y los millonarios, los granates y tantos otros apodos del fútbol nos suenan familiares, cercanos.  También, ¿Cómo no detenerse? en aquellos apodos de los clubes: "El tatengue", "El decano", "El cervecero", "El matador", entre otros. Pero ¿Qué hay de ellas? Podemos hablar de Las Leonas. Las jugadoras de Hockey que sí son reconocidas y aclamadas. Si nos centramos en datos, casi con los ojos cerrados podría decirse  tranquilamente que sólo de tres a seis provincias fuera de Buenos Aires reconoce de que se habla cuando decimos "Las Guerreras". No es así con Las Leonas. Por falta de información, de difusión de esta práctica deportiva y también de interés.  Aunque el fútbol femenino haya crecido y hoy este en pleno auge, y además, el equipo de Carlos Borrello haya logrado el reconocimiento, tras clasificar al Mundial de Francia 2019 - luego de ganarle a Panamá -  hay sectores que no lo ven ni lo sienten como sí al fútbol masculino. No es para criticar. Es para reflexionar. Dicen los expertos, que es ridículo comparar ambos juegos. Aquel fútbol profesional hace  bastantes años, con jugadores con cancha propia y vestuario disponible, que ganan millones de dólares y pesos y que además, cuentan con el auspicio de las marcas globales. 

¿Cuándo el fútbol se convirtió en Merchandising? ¿Por qué ellos sí y ellas no? 

Panorama: "Las Guerreras",  equipo de fútbol nacional, que tiene como capitana a Belén Potassa – quien pasó por clubes como Uai  Urquiza y Boca Juniors – cobran apenas y solo por viáticos la suma de ciento cincuenta pesos, por ir a entrenar. Duermen en los micros cada vez que juegan en algún punto del interior y además muchas trabajan y estudian.

Como si eso fuera poco para indignarse, en 2017 año en que les dieron la indumentaria oficial, ninguna de las jugadoras de la Selección presentó aquella vestimenta deportiva. La encargada fue una modelo. ¿Es justo? 

     

Ovarios y Pelotas: más que fútbol femeninoDonde viven las historias. Descúbrelo ahora