v e i n t i n u e v e.

30.1K 3.5K 145

Lila:

Hoy ando nostálgico y algo cursi así que recordé la primera vez que te vi:

Yo estaba sentado con unos chicos que realmente no me caían del todo bien. Ni siquiera recuerdo porqué me senté con ellos en primer lugar, quizá solo era porque estaba asustado ya que era mi primer día y solo buscaba desesperadamente hacer amigos.
Creo que ellos solo me pidieron sentarme en su mesa porque llevaba un balón de básquetbol muy cool y a ellos les gustaba el básquetbol.
Estaba en serio aburrido y ni siquiera sabía porque se reían, cuando te vi Lila.

Ese día llevabas dos colitas, recogidas en unos bonitos listones lilas y veías volar a las mariposas.
Parecías una princesa.
Y yo en ese momento me sentí como un plebeyo estupido.
Y tuve miedo de que la princesa rechazara al plebeyo.

Así que solo me dediqué a verte de lejos.

Fue de esa forma por un muy largo tiempo.

Hasta que un día dejaste de ir a tu sitio habitual. Ese fue el primer día que te sentaste en la mesa de Noel y Mia.

Sonreías, aunque no te veías realmente feliz como cuando veías volar a las mariposas. Pero aun así sonreías.

Espero no asustarte con todo esto, pero sigo viéndote, Lila. Siempre lo he hecho.

n/a: Creo que esta es la carta más larga que le ha escrito Leo a Lila... Y bueno hola, solo quería decirles como que siempre que: ¡Gracias por todo! Mis historias han tenido mucho apoyo de parte de ustedes y, ¡casi llego a los
400 seguidores! Millones de gracias, son lo mejor, xox.

Lila. ¡Lee esta historia GRATIS!