Capítulo 2: Una noche incomoda

166 24 5

—¡NO PUEDO CREERLO! ¡DEBIÓ SER MI MAMA!—dije furiosa.

—Cálmate Furukawa, intentemos buscar otra lugar para salir—sugirió Kima

— Okey...—respondí


Unas horas después...

— ¡Ah! no pudimos encontrar ninguna salida, solo esta el balcón— suspire agotada por buscar

— Si...pero seria muy fastidioso escapar por allí...bueno, ¡No nos queda de otra!

— ¡¿Que que-?!— exclame exaltada 

— Tendremos que dormir juntos. 

— ¡¿Ha?! ¡¿Estas loco?! 

— Tal vez...— dijo sonriendo seductoramente. 

— I-idiota...— dije sonrojandome notoriamente—¡Pre-prefiero dormir en el suelo, idiota!—replique

— Ya veo...bueno, entonces haz lo que quieras...yo me voy a dormir— exclamo bostezando 

— Bu-bueno, ¡haré lo que quiera!

Kima se durmió y yo recosté la cabeza en el borde de la cama cuando de repente Kima se gira hacia mi lado, doy un brinco del susto pero luego suspiro sonoramente al darme cuenta que sigue dormido y termino observando a Kima.

<<Oh, Así que es lindo cuando duerme ¿Eh?>>Pense y luego cerré los ojos.


Narrador

Nike termino por quedarse dormida con su cabeza en el borde de la cama. 

—Umm...¿que hora es?— se pregunto Kima despertando de su sueño. Miro el reloj de mesa— Conque la una de la mañana, '¿Eh? ¿Furukawa...?— dijo dándose cuenta que Nike se encontraba en el borde de la cama, dormida— Uff, en verdad no tienes remedio...—suspiro con una sonrisa en sus labios y jalo a Nike acostandola a su lado.

—Umm...¿Que hora sera?— murmura Nike aun somnolienta—...¿Eh...?— es lo único que logra decir ya que se dio cuenta que estaba en la cama y Kima la abrazaba sin dejarla salir—¡¿-Qu-que hago aquí?!

—Oh, estas despierta Furukawa— exclama Kima soltando un sonoro bostezo. 

— Nada de "estas despierta" ¿Por que estoy aquí?—pregunta Nike nerviosa.

— Porque-

—¡SI ME HAS HECHO ALGO TE MATO!—advirtió Nike interrumpiéndolo.

— Okey okey y ni siquiera te he hecho algo.

—¿D-De verdad?—pregunta con tono escéptico.

— Te estoy diciendo que si, lo único que paso es que te metí a la cama porque te habías quedado dormida en el suelo, eso es todo. 

— Jumm...

<<ha...¡Lo recordé! No había logrado dormir así que me recosté en la cama y entonces-entonces Kima volteo y me asuste pero después me quede observando su rostro y dije "Así que es lindo cuando duerme eh?" y me sonroje y ¡al final me quede dormida! ¡Mierda! ¡¿Y ahora que se supone que haga?! ¡Que vergüenza! ¡Oh...! ¡Maldición! >> Dijo para si misma Nike recordando lo que había pasado.


Nike

  — ¡Kya!— exclame sin darme cuenta, fue entonces cuando me percate que Kima me estaba succionando la piel del cuello. — ¡Maldito! ¡¿Que estas-?! Uh... ¡Aléjate!— le ordene mientras que inevitablemente me ruborice. De repente sentí un escalofrío y entonces me di cuenta que ahora me lamia

Me ruborice aun mas— Uhh... ¡¡Detente!! ¡Pervertido!—entonces Kima se detuvo para después subirse encima mio aprisionandome contra la cama. Kima me mira fijamente y enseguida mi mente se queda en blanco; entonces, sin darme cuenta Kima me desabotono el primer botón de mi pijama.

—¿Qu-que estas haciendo Kima?—le pregunto nerviosa.

—No te preocupes Furukawa, te tratare bien... 

—¡¿Como qu-?!— exclame siendo interrumpida por Kima, el cual se acerco y me hizo un nuevo chupón— Uh...

—Espero que estés preparada...—susurro Kima en mi oído.

—¡¿Ehhhhh?! Esper- ¡¡Kima!!— digo tratando de detenerlo.


En un instante ocurrió, abrieron la puerta, entro mi madre y con tono alegre exclamó: 

—Buenos días chicos, ¿Como amanecie...ron?—abre los ojos como platos descubriéndonos a Kima y a mi en una posición comprometedora.

—Ah-h E-espera mam-

—Ara ara Lo siento si los interrumpí, no sabia que estaban tan ocupados, jojojo—exclamo mamá hablando rápidamente— Bueno, C-Como sea, el desayuno ya esta listo ¡¡A-Adiós!!— se despidió saliendo como un rayo. 

—Espera, ¡MAMÁ!—grite sin poder detenerla.

— Ahh, arruinaron el momento...— exclamó Kima levantándose de la cama. 

— ¡¿C-como que arruinaron el momento, idiota?! ¡Mi mamá se fue con una idea equivocada!— replique. 

— ¿Por que? ¿No es normal que dos futuros esposos hagan esas cosas?—dijo Kima indiferente.

—¡PERO AUN NO ESTAMOS CASADOS!—grite furiosa.

— Dijiste "aun"— dijo acercándose a mi—¿Puedo tomar eso como una propuesta?—me pregunto con su típica sonrisa coqueta.

— ¿Qu-?— de inmediato me sonroje como un tomate—¡Cl-claro que no! ¡No te hagas i-ilusiones!—conteste tartamudeando.

— Jumm...y al final me empezaste a llamar por mi nombre sin mi permiso—sonrió coquetamente.

—  P-perdón...b-bueno, ya que yo empece a llamarte por tu nombre t-tu tambien puedes ha-ha-ha-cerlo... —dije volteándolo a ver.

— Okey, haré lo que dices...Nike— sonrió arrogantemente. 

— Y-ya veo...—dije desviando la mirada para disimular mi sonrojo

— Por cierto, ahí te quedo la marca de que me perteneces.—exclamo Kima alejándose

— ¡¿Que-!?— exclame cogiendo un espejo y dándome cuenta que tenía marcas  — ¡¡Ahh!!— me ruborice nuevamente— ¡MALDITO PERVERTIDO!


Continuara...

Y así, la relación de Kima y Nike ha avanzado, pero...¿¡que les deparara el futuro!?¿¡su relación podrá llegar a convertirse en amor!?

¡¿Comprometidos?! [Actualizaciones lentas]¡Lee esta historia GRATIS!