Capítulo 22

3K 90 3

Cuando Mar se despertó, Thiago no estaba en la cama, supuso que ya se había ido a trabajar.

Saco varios bolsos de debajo de su cama y empezó a empacar sus cosas con los ojos llenos de lágrimas.

Aún no creía que Thiago, el gran amor de su vida, él que la había rescatado de tantas cosas hubiera cambiado tanto.

Había sufrido mucho en la vida y no estaba dispuesta a sufrir más.

Ella sabia que lo mejor era distanciarse de él. Lo amaba pero no quería seguir viviendo así.

Termino de empacar sus cosas y las cosas que había comprado para su hija.

Escucho como se abría la puerta de su cuarto se giró y vio a Bruno, con los ojos llenos de lágrimas.

Corrió hacia él y lo abrazó.

Mar: ¿Que pasó Bruno?

Bruno: Tuve una pesadilla.

Mar: No pasa nada cariño, es solo un mal sueño, no es real.

Bruno la abrazó y miro las valijas que había encima de la cama de sus padres.

Bruno: ¿Nos vamos?

Mar: Vos y yo vamos a irnos una temporada a la mansión.

Bruno: ¿Y papá?

Mar: No mi amor, papá se queda aquí.

Bruno: ¿Por qué?

Mar: Pues porque mamá y papá necesitan estar un tiempo separados pero vas a seguir viéndolo.

Bruno no habló más. Se fue corriendo a si cuarto.

Mar fue detrás de él. y empezó a empacar las cosas del niño.

Cuando todo estuvo empacado le preparo el desayuno a Bruno y mientras él comía ella llamó a Rama.

Conversación telefónica.

Rama: ¿Paso algo Mar?

Mar: ¿Podes venir a casa para ayudarme con las valijas?

Rama: ¿Valijas? ¿Que paso?

Mar: Luego te cuento.

Rama: Vale Mar, enseguida estoy ahí.

Corto la conversación.

Cuando Bruno terminó ella limpió la cocina.

Llamaron a la puerta, ella fue a abrir. Era Rama.

Rama entro y siguió a Mar hasta su cuarto.

Rama: Contame que pasó.

Mar: Primero ayuda me a bajar las cosas al auto por favor. Quiero irme de acá.

Rama asintió y comenzó a bajar las cosas al auto, Bruno estaba jugando en su cuarto.

Ella fue a la cocina cuando escuchó la puerta, supuso que era Rama, pero cuando se giró, vio a Thiago.

Thiago tenia la mirada perdida, apestaba a alcohol. Se acercó a ella y la agarró de la muñeca con fuerza.

Thiago: Vos no te vas a ninguna parte.

Mar: ¡Soltame! ¡Me haces daño!

Thiago: ¡No! ¡Vos te quedas acá!

Mar: ¡Que me soltes! ¡Estas borracho Thiago!

Mar y Thiago. 5ta temporada¡Lee esta historia GRATIS!