5

9.7K 1.5K 745
                                    


Jungkook había sido llamado ante la dirección y ahora estaba parado frente a la puerta sin saber si entrar.

Su silueta se veía desde adentro. La directora Kang observa desde el otro lado y miró a Taehyung que ya estaba ahí.
ㅡ ¿Por qué no entra? ¡Profesor Jeon, puede ingresar!

Sí...

Susurró, mas su silueta seguía quieta. La mano de Jungkook amagó a tomar el picaporte, pero no podía. Tenía miedo de entrar porque sabe lo que se viene, o más bien, por las cosas que su cabeza le dice que se vienen. Como cuando no te atreves a ir a la cocina ante el llamado de tu madre, porque sabes bien que ese plato roto y mal oculto es tu culpa y se viene el regaño de tu vida.

La directora volvió a mirar con confusión a Taehyung y éste sonrió incómodo, para luego volver su vista a la puerta ㅡ Jungkook, yo ya estoy dentro. ㅡ dijo en tono firme.

Ni dos segundos más le tomó entrar.
ㅡ Perdón, yo... Me distraje.

ㅡ Siéntese, por favor ㅡ dijo en un tono cansado, señalando el asiento al lado de Taehyung. Él obedeció y se sentó, juntando sus manos en su regazo y mirándola atentamente.

ㅡ Como le expliqué al joven Kim, he sido notificada sobre una relación que ustedes podrían llegar a tener, y él me la confirmó.

Jungkook sonrió cómo bobo, mirándolo ㅡ Woa, tú lo hiciste.

ㅡ Jungkook, concentrate ㅡ regañó con grandes ojos.

ㅡ Y... Usted acaba de confirmarlo también. ㅡ Jungkook prestó atención ㅡ Eso no supone ningún problema para el establecimiento, pero si alguno de mis estudiantes cree que existen conflictos de intereses entre ustedes, debo poner manos en el asunto.

ㅡ Pero ya le dije que no existen. Jungkook ni siquiera me permite ver sus apuntes ni redacciones o notas de los demás.

Kang se preguntó porqué Taehyung querría ver eso, pero ella ignoraba la personalidad metiche de éste. ㅡ Mientras estén aquí dentro, preferiría que se traten de manera profesional. No es "Jungkook" es el profesor Jeon.

ㅡ Sí, lo siento.

ㅡ ¿Me retiraran las horas?

ㅡ Lo pensé, pero los estudiantes no estarían contentos para nada, sin mencionar que habría que concursar de nuevo la materia, y el tiempo que se perderá de clases por lo mismo.

ㅡ ¿Entonces?

ㅡ Para la tranquilidad de los estudiantes, sus compañeros, y asegurar que él no esté recibiendo mejor trato, se le asignará otro docente para la corrección de sus trabajos y evaluaciones.

ㅡ ¿Eh? ¿Qué significa eso? ㅡ preguntó Taehyung.

ㅡ Tendrás una evaluación a parte. Jeon, el docente Choi lo acompañará en sus clases. Esto también será para la estudiante Kim, ya que estoy enterada de que sabe que ella me comentó esto, y tampoco queremos posibles replesalias.

ㅡ Disculpe, pero yo no haría eso ㅡ dijo casi ofendido.

ㅡ Yo lo sé ㅡ puso una mano en su pecho ㅡ Pero cubriremos todo para que no haya conflictos futuros.

ㅡ Entiendo.

La puerta fue golpeada y una silueta borrosa se vio a través de la ventana en mosaico.

ㅡ Debe ser el profesor Choi. Adelante, por favor.

Abrieron, y el hombre entró ㅡ Buenos días ㅡ al notar que Jungkook estaba ahí, alzó sus cejas y cerró la puerta con una sonrisa ㅡ Pero no lo puedo creer, Jeon Jungkook. ㅡ Taehyung frunció el ceño confundido.

ㅡ Dios, San, hace tanto ㅡ se levantó para saludarlo con un abrazo.

ㅡ ¿Ya se conocían? Eso es bueno ㅡ comentó la directora. Taehyung la miró en desacuerdo, bueno y sus pelotas.

ㅡ Cursamos la carrera juntos ㅡ comentó Jungkook, separándose.

ㅡ Y muchas cosas más ㅡ agregó San.

ㅡ Bueno, sí, de hecho somos amigos.

ㅡ ¿Eso no es conflicto de intereses? ㅡ Taehyung murmuró sarcástico, cruzandose de brazos.

ㅡ Imagino que eres el alumno que debo supervisar. Soy Choi San, te aseguro que ni siquiera la hermosa sonrisa de Jungkook haría que te pusiera una buena nota si no la mereces.

ㅡ ¿Terminamos? ㅡ lo ignoró, mirando a Kang con una ceja alzada.

ㅡ Es todo, joven, puede retornar a sus actividades.

ㅡ Gracias. ㅡ dio una mirada a Jungkook, pero éste ni siquiera lo miró, estaba observando a San, atento a lo que comenzaba a decir ㅡ Adiós...ㅡ recalcó levantándose, pero nada.

ㅡ Buena tarde. ㅡ volvió a responder la directora, ignorando que el saludo era más bien para llamar la atención de Jungkook.

Sin recibirla, y molesto como nunca en bastante tiempo, salió de ahí.

[…]

Jungkook estaba dando una una explicación, recorriendo toda el aula para ser oído por todos.

Pero esta vez, Taehyung no prestaba atención alguna a lo que decía. Sus ojos estaban fijos en aquel pelinegro de mechones rojos.

Sólo elije un color, ridículo.

Pensó. Mas ridícula fue su manera de criticarlo, pero tampoco es que tuviera algo para decir del hombre, no lo conocía; aún así, verlo tan amistoso con Jungkook, le resultó...

"Y muchas cosas más." Estúpido.

Que alguien le diga la razón de ese acotamiento innecesario, porque él realmente no lo entendía.

Sabiendo porqué estaba ahí, sabiendo que era el novio de Jungkook, ¿por qué lanzar ese comentario de una manera tan...? Burlona, esa era la palabra.
Incluso sentía que ahora mismo lo miraba con burla.

ㅡ Kim, estoy...hablandote ㅡ Jungkook pegó una mirada a Choi, que anotaba algo y volvió a Taehyung ㅡ ¿No estás prestando atención?

ㅡ Uh, ahm, sí lo hago ㅡ garabateó su cuaderno.

ㅡ Okey ㅡ siguió caminando ㅡ Continuando con-

ㅡ ¿Y qué fue lo que dijo? ㅡ retrucó el otro docente. ㅡ Si me disculpa la interrupción, profesor. Es que debo evaluar por completo.

ㅡ No, adelante ㅡ se cruzó de brazos, viendo a Taehyung. ㅡ Entonces...

El aula quedó en silencio y Taehyung atinó a mirar a Jimin, pero esta vez, él no había anotado nada. El peligris le devolvió la mirada, sentía pena por él.

ㅡ ¿Nada? ㅡ Taehyung lo miró con enojo, per no contestó ㅡ Nuevamente, disculpe la interrupción, profesor. ㅡ Escribió más en su cuaderno.

Jungkook suspiró y siguió su camino ㅡ Les recuerdo que en la nota final, no sólo se toma en cuenta su grado de intelectualismo, sino también sus actitudes, responsabilidades y atención en la clase. ㅡ se paró frente al aula ㅡ Y eso va para todos.

¿Qué era esto?
Se sintió tan burlado y humillado por ese tipo. ¿Y Jungkook? ¿Por qué dejó pasar esto? Era su clase, no la de Choi.

Autumn Leaves Donde viven las historias. Descúbrelo ahora