Asher and Frida

6.4K 335 9

Mi regalo de reyes para ustedes
...........

En la universidad me estaba yendo perfecto, notas altas, amigos por todas partes.

Pero tenia unas pequeñas vacaciones. Por lo que decidí que lo mejor sería visitar a mis padres.

Cuando tomé el avión sabia lo que me encontraría en ese pueblo, en donde tomé de más en la primera fiesta y desperté desnuda en otro pueblo, un hombre intentó matarme, me secuestraron, y aún así pienso que es mi hogar.

Recuerdo a mi vecina y mejor amiga, Jaqueline.

A mi otra amiga, Alicia.

A su hermano, Blas.

A Drake.

Todas las cosas que pasampos, los peligros que enfrentamos.

Recuerdo a Asher, mi vecino. Por el que, no me había dado cuenta, siento una atracción desde hace tiempo.

.....................

Al pisar el aeropuerto vi a mis padres afuera, con unas sonrisas enormes. No tienen carteles, como mis amigos al despedirse de mi. 

Ellos no están tampoco, no les dije que vendría. Es como una sorpresa.

- Frida ¡Estás enorme! - Grita mi madre emocionada. La verdad es que, en comparacion a cómo era cuando vivía aquí, si lo estoy.

Mi pelo se ha tornado más dorado, ya no es rubio cenizo, y lo tengo mas largo.

Ahora llevo maquillaje, aunque solo un poco, y visto con un vestido ajustado de arriba, y de la cintura para abajo es suelto, color verde esmeralda.

Y, si. Ya no soy plana. Lo que agradezco con el alma.

Abrazo a mis padres muy feliz, tan fuerte que tengo miedo de matarlos.

No puedo creer que despues de tres años al fin vuelvo a verlos.

Nos hemos escrito, y los he llamado, al igual que a Holanda, Harry, Sabrina e Ian. Y todos los días, absolutamente todos, he habaldo con Jaqueline, Alicia y Blas.

- Sube, cariño - Me dijo mi papá y abrió la puerta del auto.

Entré muy ansiosa. Feliz de volver.

Cuando llegamos al pueblo me sorprendió ver un nuevo supermercado y nuevas tiendas de ropa, pequeñas, pero lindas.

Reconocí a viejas compañeras del colegio, pero lo que más me sorprendió fue la casa donde vivía.

Se veía más nueva, con otro color, ventanas reemplazadas, flores y árboles.

Mi padre bajó mis valijas y las llevó a mi habitacion.

Ésta seguia igual a como la dejé al irme.

Me acosté en mi cama, tan suave como la recordaba. Incluso más cómodas creo.

Les dije a mis padres que iría a la casa de al lado, para ver a Jaqueline.

Solo sería por un momento, no planeaba dejar solos a mis padres, aparte sé que siguen teniendo una mala relación con ellos.

Cuando me puse en la entrada y toqué el timbre, una voz  que muy bien conocia me atendió.

- ¿Quien es? - Pregunta Jaqueline, obviamente no esperaba visitas. 

- ¿Usted pidió una prostituta a domicilio?

- ¡Mierda! ¡No! ¡Santo cielo! ¡Asher! ¡Pensé que lo habia dejado! - Comenzó a abrirme la puerta - No está Asher, y no vuelva nun...- Pero no terminó de decirlo cuando me abrió la puerta por completo y me vió. Me sorprendí al verla. Tiene el pelo corto hasta la barbilla, ondulado y brillante. Está más alta, y muy bonita. - ¿Frida?

Bad boy¡Lee esta historia GRATIS!