Escapar Del Paraiso - Federico Relimpio Astolfi

25 7 0
                                    

1. “Después añadió, amargado: «a ver si alguno se da cuenta…»”

2. “Tú sabes que no puede regresar… No podrá en mucho tiempo. Creo que se sienta ahí, al final, por si la brisa le trae la voz de los suyos, y puede devolverles dos palabras de aliento.”

3. “Agradece la distracción: no podía con la letra de la chica; el ejercicio es un galimatías.”

4. “La chavala posee todo el
esplendor de los dieciséis, y le da lustre. Lo sabe y lo exhibe en cualquier escenario que se le preste a su corta edad. Y el escenario del que dispone,
por lo pronto, es el patio de la escuela, campo de entrenamiento para lides futuras.”

5. “Te sugiero que sondees el ambiente familiar de Gladys… Sintonía con el Nuevo Orden y esas cosas; tú ya me entiendes.”

6. “Ha costado mucho conseguir el nivel de bienestar que disfrutamos, gracias al talento y al valor de Rubén y sus compañeros. Es por ello por lo que su retrato preside cada aula de esta escuela.”

7. “Porque, en este país, hasta eso de arrugar la nariz tiene un significado.”

8. “—Discúlpeme, por favor — contesta esta, disimulando la
repugnancia —. No serán precisas sus amabilidades, que ya me valgo. Y ahora, permita que continúe.”

9. “—El boicot, chica… Les cuento lo del boicot, otra vez… Y mañana, que procuren venir antes.”

10. “Porque seguro que alguien la está observando. Y tomando nota.”

11. “Poned el oído, a ver qué pillamos de nuevo.”

12. “Las plantas no
oyen. O bueno, sí; sí que lo hacen. Diles piropos, y sacan sus mejores colores. Pero eso solo lo sabe la que las cuida con amor.”

13. “—En este momento, tu Norma está reportando, el tarrudo ese está reportando, los dos de la puerta, abajo, están reportando…”

14. “Normas de cortesía y miradas controladas.”

15. “«Valiente comemierda que eres… ¿No sabes de sobras que Rubén desaprueba que nuestras jóvenes vayan pintarrajeadas como si fueran
fleteras…?”

16. “«Somos un país acosado, casi en guerra. Los
extranjeros odian nuestro Nuevo Orden; no nos quieren. Infiltran el país de
espías; quieren derribar a Rubén. Tenemos que hacerlo así: vigilarnos,
controlarnos los unos a los otros y denunciar los comportamientos
sospechosos. No pasa nada, pues… Nada…»

17. “—Que no nos odian… — prosigue Amelia —. Y que, de que falte esto o lo otro, no tiene la culpa el boicot, sino el Nuevo Orden… El mismo Rubén, que vive lejos de la calle y de nuestras necesidades… ¿Cómo pueden ser tan mentirosos, esos extranjeros, Ruth?.”

18. “Por ello, insisto: tienes que informarme de todo. De cualquier cosa, por nimia que te parezca: un suspiro, una mirada, una palabra dicha en sueños… Todo. Y de esto, ni palabra, por supuesto…”

19. “Tomando nota de todo. De todos. De todo lo de todos. Y en todo momento.”

20. “Todos los que formáis la misión teníais ese requisito… Una atadura firme. Un lugar
donde volver. Porque, sin un buen anclaje a casa, a más de uno se le pueden ocurrir cosas raras.”

21. “—¡Cosas extrañas, joder! — recalca el interpelado, sin poder ocultar su hastío —. Por ahora, ténmelo vigilado día y noche.”

22. “De lo que te contó Torrico, había verdades, medias verdades y mentiras repugnantes.”

23. “Te quedas como estabas: de fiel miembro de la misión especial y digno ciudadano de
la República.”

24. “Un orden social
sostenido sobre la base de la colaboración entusiasta de buena parte de sus ciudadanos que, día a día, minuto a minuto, observa, controla, anota e
informa acerca de dichos, hechos, suspiros o gestos de la otra parte a través de lo que sucede en sus trabajos, hogares o lo que dicen sus hijos en las escuelas.”

25. “Que te des cuenta de hasta qué punto Rubén tuvo un
valor inmenso desafiando a fuerzas milenarias, rompiendo inercias, iniciando un camino de redención, un Nuevo Orden social del que ya se benefician los nuestros, y del que muy pronto se beneficiarán muchos más, aquí y en otros países.”

26. “Enemigos mortales.
Destacados miembros del gobierno de este país recelan de nuestras actividades, y con toda la razón del mundo. Nos acusan de desestabilizadores y, no te lo oculto, desestabilizamos. Porque no hacerlo sería traición a la humanidad, como te acabo de decir. Nos vigilan, amigo.”

27. “Ellos sostienen que nuestro Nuevo Orden es una
atroz dictadura, un estado policial donde no existe la democracia.”

28. “Sabrás lo mismo que yo, que no hay imposibles. Y te quedarás como yo: aterrorizada, paralizada. O no, quién lo sabe. Nosotros: fuerza, juntos, grupo, peña, reunión, sangre, raíz, tierra. Pues eso seremos. También para decidir. Y, después, lo que venga.”

29. “Pero tal vez en eso
consista la vida, en perseguir una secreta pulsión sin darle demasiadas vueltas.”

30. “Pero el libro de tu vida lo escribes tú, ¿tengo que
decírtelo otra vez? Y escribir es dudar en cada línea, en cada página, y asumir el riesgo del borrón, la falta de ortografía o, simplemente, la palabra incorrecta o mal interpretada.”

31. “Fingía fuerza, determinación, audacia, valentía, mirada al horizonte, mano resuelta al timón. Pero, por dentro, se rompía. No se le veía, pero yo lo sé.”

32. “«Ahora comienza la segunda parte del plan.»”

33. “Lo sospecha, no: lo sabe con seguridad. Lo sé porque le huelo el tufo a azufre cuando pasa junto a mí, por los pasillos del instituto.”

34.“—El retrato de nuestro Presidente bienamado amarillea — afirma el
visitante, de lo más serio —. Lo anoto para que le envíen otro.”

35. “Pero aquí se nos queda la hija, por imperativo legal… Menester será dar algunos pasos en el sentido
adecuado.”

36. “Amelia… Quiere decir «trabajo». Deberías cambiar de nombre… Tal vez «Beatriz», que significa «bienaventurada».”

Frases del Olimpo. Vol2Donde viven las historias. Descúbrelo ahora