Capítulo 8.

104 5 1

Narra Niall.
Me sentía mal, muy mal, no se porqué, no se cómo, pero sólo se que Claudia me trae de cabeza.
Iba caminando como acostumbro, por la ciudad de Londres, y la mire a ella a Claudia sentada en una banca tomando fotografías, pero no creo que me haga caso, ¿será bueno hablarle ahora? ....
----------------------------
Narra Claudia.
Estaba en la banca sentada en medio de la plaza. Tenía mi cámara tomando fotos a las personas felices, tristes, enamoradas, alegres, en eso capto a un Rubio de ojos azules, tome la foto, salió hermoso, mire al frente para ver si lo podía ver, pero en eso lo veo caminar directo conmigo, sentí un cosquilleo en el estómago. El llego y se sentó a mi lado, ninguno de los dos dijo una palabra, me levanté del asiento para irme a otra parte, pero escuche su voz...
Niall: espera.. Necesitamos hablar.. -temblé, me sentía tonta, no sabía que hacer que decir y sólo me senté a su lado.-
Yo: ¿Qué pasa?.
Niall: mírame. Dime, ¿que te pasa? ¿Qué te hice para ser así? -me dijo, su mirada se notaba tristeza y demasiada.-
Yo:... Niall... Yo. No es fácil. Nada es fácil en mi puta vida. -dije llorando, el sólo me abrazo, tenía bastante tiempo sin recibir un abrazo así.-
Niall: pequeña, anda puedes desahogarme. Confía. Alguna vez fui tu ídolo, fui todo para ti.
Yo: aún lo eres. -dije un susurro, el me miro con esperanzas, pero... ¿Esperanzas de que?-.
Niall: anda princesa, cuéntame, que te sucede.
Yo: No es fácil, no puedo decirlo así de la nada, no puedo. Lo siento. Debo irme. -todos a mi alrededor nos miraban, nos tomaban fotografías, sentía que todo esto era una broma de niall, pero no, el es famoso, se va a casar.- lo siento niall debo irme, no te quiero causar problemas con tu futura esposa.
Niall: pero... -miro a su alrededor y miro a los camarógrafos.-
Yo: adiós.
Niall: voy contigo. -yo sólo apresure el paso, pero el me alcanzo y tomo mi mano.- a la única esposa que quiero eres tu. -quede atónita, no sabía que decir, me solté de su mano y lo mire.-
Yo: alejate, no sabes nada de mi, no sabes mis más profundos secretos, no soportarías estar conmigo y mis demonios alejate!!!!
Niall: .... ¿Demonios? ¿Qué demonios? -dijo sin entender-.
Yo: vez, no sabes nada de mi. Mis demonios son parte de mi, ellos aparecen en la noche, ellos me controlan, ellos me destrozan, me hacen caer en el abismo.
Niall: ¿eres una?...
Yo: sí, una suicida. Anorexica Bulimica de mierda.
Niall: o por dios... Todo esto es mi culpa, mi puta culpa, Claudia, por favor deja eso, estaré contigo en las buenas y en las malas, no te dejare sola, nunca, entiendes? Nunca! -me abrazo, sentía como niall lloraba en mi cuello, sentía como sujetaba mi cabello, trate de tranquilizarlo, hasta que por fin lo logre. -
Niall: por favor, ya no te lastimes.
Yo: lo siento, es algo que no puedo evitar.
Niall:te amare, a ti y a tus demonios.
Yo: no, no lo hagas, alejate. Soy una Granada, ya es tarde. Muy tarde. Puedo explotar en cualquier momento.
Niall: no! Por favor no. No...
Yo: tranquilízate por favor, niall. -se desmayó. No supe que hacer, sólo pedí ayuda, en eso llego una ambulancia, llegue al hospital con niall, tome el celular de niall y llame a los chicos en especial a Liam.
Llamada<
Liam:bueno? Niall.
Yo: hola! Soy Claudia, por favor ven al hospital, niall se desmayó.
-colgué.-

Healf a heart broken, yet a strong.¡Lee esta historia GRATIS!