18 | La cita

1.3K 161 19
                                    


Se despertó cuando los rayo de Sol comenzaron a dar en su cara. Abrió sus ojos lentamente moviéndose con cuidado en la cama y estirándose un poco moviendo sus extremidades lentamente dando un suspiro y observando atentamente la habitación en la que estaba.
Había dormido con Hoseok, recordaba perfectamente la noche anterior, una noche muy romántica entre ambos en la que con una cosa u otra terminaron jugando. Hoseok le pidió a Taehyung que durmiera en su casa y como no el menor aceptó, mientras que su compañero de piso se fue esta semana a casa de Jungkook para así dejar a Taehyung y Hoseok a sola. Hoseok le había contado a Yoongi sobre Taehyung, evitando el dato de que era un tritón.

Sus ojos terminaron de abrirse y observó como una sombra entraba en la habitación, se incorporó un poco en la cama y entonces observó a Hoseok con una bandeja en sus manos con el desayuno listo.

-buenos días príncipe del océano- le saludó con una gran sonrisa dejando la bandeja en las puertas del menor. -te hice el desayuno.

-muchas gracias hyung- se sonrojó levemente y comenzó bebiendo un poco de zumo. -no he probado nada de esto nunca, huele de maravilla- se relamió los labios.

-¿¡no has probado el chocolate!?- preguntó totalmente sorprendido.

-no- negó con su cabeza -en el fondo del mar solo comemos algas y pececitos, comemos igual que los delfines o las ballenas.

-tengo mucho que enseñarte en estos cinco días.- le revolvió el cabello y dejó un besito en su frente -cuando termines vístete, ponte lo que desees de mi armario y mañana he cogido cita para ir al doctor y revisar el embarazo, como te dije me gustaría ver a mi bebé.- le habló con mucho cariño mimándolo mientras el menor comía.

-claro- asintió lentamente con su cabeza sonriendo tiernamente -te encantará ver al bebé.

Comió con tranquilidad saboreando cada uno de los nuevos saborea que entraban en su boca, estaba demasiado sorprendido y le gustaba muchísimo absolutamente todo lo que estaba probando.
En estos cinco días quería pasar todo el tiempo posible con Hoseok y tenía pensando declararse, quería confesarle lo muy enamorado que estaba de el aunque era algo tan obvio que sin ninguno de los dos haberse confesado los dos sabían perfectamente a cerca de los sentimientos de cada uno de ellos, era algo tan obvio que emitieron decir.

Al terminar de desayunar se levantó lentamente y se dirigió al armario tal y como Hoseok le dijo un rato antes y comenzó a seleccionar ropa, escogiendo lo que mejor se veía en su cuerpo mirándose en el espejo de la habitación y quedando satisfecho con una pequeña sonrisa en su rostro listo para salir con el mayor.
Salió de la habitación y se dirigió al salón donde estaba el mayor ya arreglado y al verlo sonrió muy feliz mirándolo de arriba abajo y tomando la mano del menor con cuidado.

-mi tritón está precioso.- dijo sin borrar su sonrisa.

-hyung... me haces sonrojar- se cubrió el rostro con sus manos sonrojándose levemente.

-hoy será nuestro día, solo tú y yo- dejó un tierno beso en la mano del menor.

Los dos salieron agarrados de la mano con los dedos entrelazados como si fueran una pareja y ese era el mayor deseo de Taehyung, quería ser su no era pero no sabía como decírselo y prefería esperar.

Por el día decidió llevarle a un parque temático de toboganes de aguas y piscina, pensó que como a Taehyung le gustaba mucho el agua quizás este lugar pudiera gustarle mucho, además de que ese parque era uno de los más grandes de Corea con los toboganes más altos, toboganes en los que Hoseok no pensaba subirse porque tenía mucho miedo y solo rezó porque a Taehyung también le diera miedo para no tener que su subirse con el.
Hoseok le explicó un poco por el camino en que consistía este parque temático y pareció agradarle mucho la idea por lo que le hizo sentirse feliz.

The Little Merman | HopeVDonde viven las historias. Descúbrelo ahora