17 | La furia del rey tritón

1.2K 177 29
                                    

No le hizo falta esperar a que su padre hablara cuando ya el rey tritón estaba hecho una furia, lo veía es sus ojos, sus ojos ardían y observó como apretaba su puño en el cual agarraba su tridente y eso le hizo entrad en pánico, no sabía lo que su padre sería capaz de hacer y tanto que no lo sabía pues nunca creyó que su padre pudiera hacerle daño hasta ese instante el cuela alzó su tridente lazándole un rayo a su hijo que por suerte Taehyung pudo esquivar.

-¿¡CÓMO TE ATREVES A ENAMORARTE DE UN ESTÚPIDO HUMANO!?- le gritó total enfadado haciendo que todas las personas que trabajaban en palacio observasen que sucedía.

-¡no Appa!- aguantó sus ganas de llorar. -por favor escúchame...

-¡SERÁS EL FUTURO REY Y MAÑANA TE CASARÁS SIN FALTA CON LA PRINCESA DE OCÉANO ATLANTICO NORTE!- le gritó completamente enfurecido.

-¡No me pienso casar con ninguna princesa sirena!- gritó a su padre frunciendo su ceño. -¡me merezco ser feliz!

-NO PUEDES DESOBEDECER MIS ÓRDENES- le replicó señalándole con el tridente.

-¡no puedes obligarme a casarme con nadie!- soltó enfadándose también el.

Dejó a su padre con la palabra en la boca, no aguantó ni un solo segundo más cuando se fue comenzando a nadar tan rápido como su cola se lo permitía, estaba cansado, le dolía el cuerpo y estaba muy estresado por eso solo se le ocurrió una cosa y eso fue lo que hizo, dirigirse a la guarda del brujo Koya, un brujo que tenía una magia tan poderosa como la del rey, habitaba a las afueras del reino y era el esposo de su doctor solo que lo mantenían en secreto.
Taehyung conocía a Koya perfectamente, lo consideraba su amigo, el ayudo a Jungkook cuando se enamoró de una humana, le hizo un conjuro para poder ser humano por cinco días sin que se trasforme en tritón al tocar el agua y le funcionó muy bien y eso iba hacer ahora Taehyung, quería estar con Hoseok, disfrutar de su compañía y relajarse sintiendo paz en su interior.

Al llegar a la guarida del brujo llamó a la puerta y acto seguido entró en la guarida observando al tritón brujo de color morado removiendo una olla grande que era con la que hacía sus pócimas.

-Namjoon- le llamó con un hilo de voz

-hola, príncipe- se acercó dejando lo que estaba haciendo para invitarlo a sentarse. -¿Cómo puedo ayudarte?- le preguntó con curiosidad.

-¿recuerdas la pócimas que le diste a Jungkook cuando se enamoró de aquella humana?- le preguntó y el brujo asintió con su cabeza. -hazme una a mi.- sacó un saco de monedas de oras y se las dio -esto más cuando sea rey no tendrás que esconderte a las fueras del reino, serás el curandero del reino.

-me parece genial- sonrió y chasqueó sus dedos haciendo aparecer muchos botes. -como estás embarazado utilizaré ingresos naturales.

-¿c-Cómo lo sabes?- preguntó sorprendido

-Namjoon lo sabe todo.- respondió al mismo tiempo que se ponía manos a la obra.

No tuvo que esperar mucho, Namjoon era un experto y en un par de minutos la pócima estaba más que lista, Taehyung al verla lista sonrió feliz, sabía perfectamente que su cuerpo cambiaría, sus pulmones no iban a soportar aguantar la respiración bajo el agua mucho tiempo, su cola se convertirá en dos piernas, sus escamas iban a desaparecer y posiblemente sería muy torpe nadando.

-cinco días, en cinco días serás un tritón, te darás cuenta porque tus escamas aparecerán, los tritones adultos no perdemos las escamas cuando usamos nuestra forma humana.- le contó recogiendo todo el lugar.

-gracias Namjoon- le dedicó una sonrisa y se tomó la pócima al fin.

Cuando tomó la pócima comenzó a nadar rápidamente en dirección a la superficie antes de que salgan sus piernas y cuando menos lo esperó le iba costando mucho aguantar la respiración hasta el punto que su cola desapareció sintiendo dos piernas en lugar de su cola, las cuales movió con mucha torpeza hasta que consiguió llegar a la superficie.

Comenzó a dar manotazos en el agua debido a que no sabía nadar intentando llegar a la costa pero escuchó el sonido de una ballena y poco después sintió como la ballena pasaba bajo el y le hacía subir encima suya, era increíble como una ballena acababa se salvarle la vida.
Se mostró tranquilo pues se sentía lleno de paz con los seres de su mundo y cuando menos se lo esperó la ballena se dirigió hacia una lancha, la lancha de Hoseok y al verlo sonrió como un tonto poniéndose de rodillas sobre la ballena y alzando su mano para saludarlo muy emocionado.

-¡Hoseokie!- le llamó muy feliz y emocionado.

El mayor miró atentamente al chico totalmente sorprendido y cuando la ballena se acercó más Taehyung trató de saltar al agua pero en su lugar cayó al agua y comenzó a dar manotazos de nuevo tratando de subir a la lancha pero la ballena lo ayudó dándole con el hocico un empujón en el culo y haciendo que Taehyung suba a la lancha.

-¿Taehyung?- se sorprendió muchísimo al verlo en forma humana.

-así es- sonrió divertido -más tarde te cuento todo ahora solo disfrutemos de la compañía mutua.- le pidió buscando calor con el mayor

-ven aquí mi pequeño tritoncito- dejó un beso en la frente ajena abrazándolo con cariño. -estas desnudo, bebé- hizo una leve mueca quitándose su camiseta. -póntela para que no se te vean los genitales.

El menor se ruborizó pues ya había olvidado que estaba desnudo y tomó la camiseta para ponérsela, era larga y encima le estaba grande por lo que le cubrió a la altura se los muslos. Se puso de pie frente al mayor moviéndose lentamente para ver que tal le quedaba y el mayor se percató de que se le veía un poco el glande al estar su miembro colgando.

-por aquí se te ve algo- rió divertido y le hizo cosquillitas en el glande.

-¡no!- cruzó sus piernas y se tapó rápidamente riendo divertido. -esa zona es muy sensible.

-ven aquí- rió divertido tomándolo de las caderas para pegarlo a el. -¿te gustaría tener un cita conmigo, mañana?- preguntó con una sonrisa de enamorado.

-me encantaría.- respondió sorprendido sentándose sobre las piernas ajenas.

El mayor dejó un tierno beso en los labios ajenos saboreando bien aquellos labios que tan loco le volvían y a los que se consideraba un maldito adicto.

The Little Merman | HopeVDonde viven las historias. Descúbrelo ahora