16 | Estoy enamorado de un humano

1.2K 181 19
                                    

-lo se- fueron las palabras del mayor al escucharlo y llevó su mano al vientre ajeno para acariciar este con suavidad.

Taehyung al escucharlo se sorprendió muchísimo, no se imaginó en ningún momento que Hoseok lo supiera, quizás Jungkook se lo había contado todo o quizás el siempre supo que Taehyung y Vante eran la misma persona, había muchas ideas pasando por su mente pero sin duda había una clara y era que quería estar con Hoseok, estaba completamente enamorado de Hoseok y aún no le había confesado sus sentimientos ¿a que estaría esperando, su amor por Hoseok era un amor imposible, tenían que seguir viéndose de aquella forma tan pura y tan sincera como lo hacían, viéndose por la mañana y por la noche y pensando el uno en otro durante todo el día.
Ahora iba a tener un bebé, la cosa cambiaba, Hoseok no iba a dejarlo solo bajo ningún concepto, Hoseok quería cuidar de Taehyung y de su bebé y mientras tanto Taehyung solo hacía más que estar estresado pero Hoseok le ayudaría y le protegería no quiere que le ocurra nada malo.

-¿lo sabes?- preguntó mirando al mayor.

-si- asintió lentamente con su cabeza y dejó un beso en la frente ajena. -recuerdo perfectamente la noche en la que te hice mío y yo pensando que eras alérgico a la lluvia.- río divertido mirándolo con mucho cariño

-hyung...- murmuró suspirando -somos de mundos diferentes.- agachó su cabeza preocupado.

-eso no me impedirá cuidarte- le levantó la cabeza con mucho cuidado. -voy a cuidarte a ti y a nuestro bebé, estaré aquí para todo.- dejó un tierno beso en los labios ajenos con suavidad.

Tras separarse del beso Taehyung abra con fuerzas al mayor apoyando su cabeza en el hombro ajeno mientras que movía su cola lentamente disfrutando de la compañía mutua, quedando en completo silencio. Taehyung sentía paz cuando estaba con Hoseok, su corazón se aliviaba, se olvidaba de todo lo malo y disfrutaba al máximo, disfrutaba cada segundo que estaba con el mayor porque cada segundo para el valía oro.
Su corazón se enloquecía, sentía como golpeaba en su pecho con fuerzas, de esa forma en las que solo latía cuando veías el amor de tu vida, Taehyung sentía eso con Hoseok, sentía que era el amor de su vida, quería estar el resto de su vida al lado de Hoseok.

Le costó mucho trabajo separarse del mayor, no quería hacerlo, quería quedarse así para el resto de su vida pero por desgracia debía volver a palacio, tenía que calmar la furia de su padre y estar con su madre, su madre se estaba muriendo y le necesitaba.

-tengo que cuidar de mi madre- le dijo totalmente dolido

-ve y cuídala, quédate con ella- le dijo con cariño besando la frente ajena -ella te necesita pero ten cuidado con el bebé por favor.- le miró atentamente acariciando su cabello.

-lo tendré- asintió con su cabeza varias veces. -volveré esta noche.

Se despidieron finalmente y Taehyung dio un pequeño saltito en el agua perdiéndose en la profundidad del océano para volver a palacio.
Lo tenía claro, iba a contarle todo a su madre, ella se merecía saber la verdad más que nadie y sabía que le apoyaría porque siempre le había protegido de su padre.

Llegó nadando a palacio y trató de entrar de forma que nadie le viera pues no quería las típicas preguntas de "¿cómo estás su alteza? ¿Todo fue bien?" Y cosas así, no tenía ganas de hablar con nadie del reino por eso entró en palacio y lo primero que hizo fue nadar rápidamente hasta la habitación de su madre donde la sirena de color verde agua yacía sobre la cama-almeja y se acercó lentamente hasta llegar a ella.
Su madre siempre fue hermosa, la sirena más hermosa del reino y ahora por culpa del petróleo se estaba volviendo fea, su piel se agujereaba, el color de cola se estaba apagando, su ánimo no era el mismo, para Taehyung su madre siempre será hermosa porque el la miraba con el corazón y veía a la sirena más bella del reino.

-Omma- se acercó hasta su madre y tomó la mano de la sirena con cariño. -estoy aquí contigo.

-mi niño precioso- sonrió sin a penas fuerza y abrió sus ojos para mirarlo a la cara. -la razón de mi existencia...

-Omma, te amo, me duele verte así- se le escapó una lágrima mirándola atentamente. -voy a salvarte, Omma, voy a convertirme en rey y te salvaré antes de que sea demasiado tarde.- la miró con dolor en su pecho y suspiró con fuerza.

-mi niño, lo que yo tengo no tiene cura.- trató de llevar su mano a la mejilla de su hijo -quiero que seas feliz, con eso me es suficiente y podré morir tranquila.

-Omma yo no soy feliz- le confesó intentando no llorar al verla. -no quiero casarme con una sirena, Omma yo... estoy embarazado.- le dijo finalmente observando la cara de su madre la cual cambió rápidamente.

-¿embarazado?- le preguntó con curiosidad -¿de Jimin o de Jungkook?

-de un humano- respondió llevándose la mano al corazón. -me he enamorado de un humano, su nombre es Hoseok y el me hace sentir felicidad, el me hace feliz...- le contó mientras pensaba en su humano.

-mi niño, no te acerques a mi.- le dijo preocupada haciendo un geste para que se aleje. -en tu vientre hay un bebé y yo estoy enferma, el petróleo es tóxico y podría crear alguna mutación en tu bebé, por favor no te acerques a mi, protege a ese bebé, ojalá pudiera conocerlo pero aunque no pueda conocerlo se que será tan hermoso como tú.- le dedicó una sonrisa como pudo -y en cuanto a ese humano, no te lo pienses, sigue a tu corazón.

-Omma- le salieron las las lágrimas de sus mejillas. -quiero que formes parte de la vida de mi bebé- trató de limpiarse las lágrimas evitando llorar.

-ese bebé será hermoso y aunque no este físicamente con ustedes eso no significa que no esté, estaré contigo y con ese bebé y con el chico que enamoró a mi niño precioso, os cuidaré a los tres.- le dijo a su hijo sintiéndose bien -solo quiero tu felicidad, ahora por favor aléjate, no quiero que le pase nada a tu bebé.- habló con voz calmada

-Omma te amo- rompió a llorar y la abrazó por inercia pero la sirena trató de no tocarlo hasta que el chico se separó. -para mi siempre serás inmortal.

-te amo mi niño- sonrió muy débil mirándolo con cariño. -cuando muera viviré en tu corazón.

No aguantó más y salió de la habitación finalmente llorando, le destrozaba ver a su madre así, sabía que su padre la estaba matando lentamente, quizás para que sufra menos pero si no quiere que sufra ¿por qué matarla lentamente en lugar de pedir la eutanasia? Taehyung sufría con tan solo ver a su madre sufrir, el quería pensar que sanaría y se iba a poner bien pero sabía perfectamente que no había cura, ni toda la magia del tridente del rey podría curar a su madre.

Ahora era hora de la verdad, hablaría con su padre y sería claro tal y como lo fue con su madre la diferencia era que madre lo apoyaba y su padre no le iba apoyar.
Se dirigió a la habitación de su padre, no estaba muy lejos por suerte y cuando llegó se acercó el rey, el cual parecía muy enfadado.

-Taehyung ¿donde te habías metido?- le preguntó seriamente.

-no voy a casarme con ninguna sirena- fue bastante claro mirándolo con atención. -estoy embarazado, de un humano y estoy enamorado de ese humano.

Taehyung lo soltó todo

¿Cual será la reacción de su padre?

The Little Merman | HopeVDonde viven las historias. Descúbrelo ahora