13 | ¡La cigüeña esta en camino!

1.2K 182 81
                                    

Abrió lentamente sus ojos suspirando un poco y observando el lugar que había a su alrededor. Estaba en una almeja-camilla, una de esas almejas que estaban en los hospitales, miró a su alrededor y las paredes eran blancas lo que le indicaba que estaba en el hospital, no sabía que le había pasado solo recordó que estaba en el ensayo cuando de repente su cuerpo se sintió débil y entró en un sueño profundo.
Ladeó su cabeza y observó como su mejor amigo estaba ahí a su lado con el lo que le hizo sentirse aliviado al verlo, no quería ver a su padre, no ahora, no tenía fuerzas para hablar con el.

Se levantó de la almeja-camilla para sentarse y cuando hizo esto su amigo fue nadando rápidamente a su lado para tomar la mano de su amigo preocupado y mirándolo atentamente.

-¿Cómo te sientes?- le preguntó mirándolo atentamente.

-mareado- suspiró un poco con pesadez -¿Qué pasó?- preguntó sin ganas.

-te desmayaste en medio del ensayo- le respondió al recordar como fue aquello. -el doctor Jin te está haciendo una analítica para saber a que es debido tu desmayo.- le contó.

-todo dentro de mi se mueve- dijo mareado

Estaba mareado, muy mareado y comenzó a buscar una papelera con su mirada, cuando cuando vio una bajo la mesa se levantó y movió su cola para nadar rápidamente y cogerla con sus manos dando una arcada muy desagradable y vomitando en la papelera todo cuanto tenía en su estómago sintiendo su boca ácida y con un sabor y olor demasiado desagradable. Jimin al verlo abrió sus ojos como plato y no le dio tiempo a decir nada cuando ya se abrió la puerta y apareció el docto Jin, un tritón con el cabello rubio pero su cola y escamas eran de color salmón.

-acaba de vomitar- dijo Jimin señalando a su amigo cuando vio entrar al doctor.

-y ahora os voy a dar la razón de porque lo hizo- dijo el docto con los papeles de la analítica en su mano para cerrar la puerta. -por favor su alteza acuéstate en la camilla- le pidió el doctor al verlo en el suelo.

-llámame Taehyung- frunció el ceño y se levantó para volver a la camilla y acostarse. -Jin, tú y yo somos amigos ¿cuándo vas a tratarme de tú?- le preguntó suspirando un poco.

-es la costumbre de hablar con su padre- le dijo mientras tomaba los papeles y se los daba al menor. -estás embarazado.- anunció señalándole el resultado.

Cuando Taehyung lo escuchó comenzó a hiperventilar leyendo atentamente el resultado con su respiración agitada. No podía creerlo, estaba embarazado, estaba embarazado de un humano ¿Qué haría ahora? Cuando el doctor le vio intentó tranquilizarle hablándole con voz tranquilizadora hasta que comenzó a regular su respiración poco a poco suspirando un poco.

-¿Quieres verlo?- le preguntó el doctor mientras que preparaba el material para una ultrasonido. -así podremos saber de cuanto tiempo es exactamente.- ladeó un poco su cabeza.

-¡si!- dijo Jimin emocionado ya que al parecer a el la noticia le había gustado más que a Taehyung.

-es mío no tuyo- frunció el ceño y asintió lentamente con su cabeza. -quiero verlo.

El doctor Seokjin comenzó a organizarlo todo para poder hacer bien la ultrasonido y tomó un gel para poder ponérselo en el vientre al menor, este gel estaba frío e hizo al menor hacer una leve mueca mirando al doctor atentamente por un momento y este cogió el material necesario para poder pasarlo por su vientre dejado ver en la pantalla la imagen del vientre ajeno. El doctor miró atentamente la pantalla y al ver el puntito que era el bebé lo señaló con el puntero.

-esto es tu bebé- le mostró en la pantalla viéndose una imagen de un punto moviéndose muy levemente. -este es el corazón de tu bebé, es muy pequeño aún, tan solo tiene seis semanas.- le contó mirándolo atentamente

-¡es precioso!- se emocionó muchísimo Jimin.

-¿tú eres el padre?- preguntó el doctor Jin.

-¿¡QUÉ!?- preguntaron ambos a la vez y negaron rápidamente.

-¿entonces es Jungkook?- preguntó curioso

-un humano- respondió suspirando y eso hizo que el doctor abriera sus ojos como plato. -prométeme que no le dirás nada de mi embarazo a mi padre- le pidió en un ruego.

-de acuerdo, pequeño- asintió lentamente -pero no creo que puedas ocultar la tripa cuando crezca- le señaló mientras le limpiaba el vientre y recorría los materiales que había usado.

-yo me las apañaré- dijo mientras se sentaba en la camilla -solo guárdame este secreto.

-tú padre no lo sabrá- asintió lentamente con su cabeza

El menor agradeció y se levantó para salir de la consulta tomando a Jimin de la muñeca para hacer que salga tras el u suspiró varias veces nadando rápidamente y con gran desesperación, no podía creer que estuviera embarazado, iba a tener un bebé, un bebé con sangre humana ¿Cómo le iba a decir a su padre que iba a tener un bebé y que el padre era un humano? Simplemente no podía, estaba tan agobiado que se olvidó de su amigo y nadó aún más rápido en dirección a la playa tocando su colgante, sabía que Jungkook le mataría pero necesitaba contarle todo a el ahora mismo, no podía seguir engañadose, estaba enamorado de Hoseok e iba a tener un bebé de Hoseok.

Al llegar a la costa observó atentamente su colgante, gracias a ese colgante podía tener piernas, si lo perdía no podría salir del agua y ahora que Jungkook le enseñó a usar su poder podía usarlo y eso hizo.

Salió del agua a paso lento sintiendo de nuevo sus piernas y sus pies rozar la arena de la playa, su cabello estaba mojado pero no tardaría en secarse.

-¿Vante?- escuchó una voz muy familiar detrás de el.

Al escuchar aquella voz, la voz del padre de su bebé, la voz del chico al que amaba sintió un nudo en su garganta y se giró chocándose con el mayor mirándolo fijamente a los ojos sintiéndose sus piernas temblar y cuando miró hacia abajo de dio cuenta de que estaba desnudo y eso no era muy normal entre los humanos.

-¿Qué haces desnudo por aquí?- le preguntó confundido y llevó su mirada a los brazos ajenos. -¿Qué es eso?- le preguntó ladeando un poco la cabeza y señalando los brazos.



No fue capaz de pronunciar nada, sus piernas estaban temblando y entonces se miró los brazos dándose cuenta de que sus escamas no habían desaparecido y entonces palideció completamente.

No es necesario preguntar, lo del bebé ya os lo esperabais

Agshshshsh ¿Qué sucederá con este final?

The Little Merman | HopeVDonde viven las historias. Descúbrelo ahora