11 | Escamas

1.3K 203 7
                                    

Yeontan, el delfín de Taehyung comenzó a llamar a Jimin y a Jungkook, Taehyung necesitaba hablar com ambos chicos, quería contarle lo de sus escamas, era curioso que Jimin es mayor que el y aún no consiguió las suyas y sin embargo a Taehyung se las acaban de conceder.
Taehyung tenía una mezcla de sentimientos en su interior, estaba destrozado por la enfermedad que atacó a su madre, estaba feliz por sus escamas y estaba enamorado de Hoseok, todos los sentimientos dentro de su corazón formaban una bomba atómica de sentimientos.

Jimin no tardó en llegar y por el otro lado llegó Jungkook nadando, los tres quedaron tras una roca con Yeontan y Taehyung cuando vio a sus dos mejores amigos antes de anunciar cualquier cosa dio un pequeño salto en el agua mostrando sus antebrazos para que sus amigos pudieran ver sus escamas de color azul al igual que su color de cabello, ojos y cola.

-¡Tengo mis escamas!- anunció muy feliz dejando a sus amigos con la boca en forma se un "O"

-¡WOW!- se sorprendió muchísimo el mayor de los tres y tocó los brazos de su amigo para acariciar las escamas. -no puedo creer que las tengas antes que yo.

-¡son preciosas!- le dijo ahora el menor de los tocando los brazos del príncipe. -¿Cómo que te las dio tu padre?- preguntó con curiosidad.

-mi madre está enferma- respondió sintiéndose triste y suspirando.

-¡no!- negó varias veces Jimin -¿¡Qué le pasó!?- preguntó muy preocupado

-fue a nadar pasando los arrecifes del reino, al parecer mi padre y mi madre pelearon ese día y mi madre quería salir a nadar para calmarse, lo hacen muy a menudo.- comenzó contando la historia. -había un barco que transportaba residuos tóxicos, mi madre al verlo decidió alejarse pero entonces el barco chocó con algo y se comenzó a hundir, mi madre es una sirena humilde y ella se acercó al barco para tratar de salvar el mayor número de humanos y llevarlos a la costa pero el petróleo que transportaba este barco le atacó demasiado.- hizo una pausa cerrando sus puños con fuerza. -está enferma gracias al petróleo.- finalizó con la historia suspirando un poco. -mi padre me ve lo suficientemente maduro como para que yo lleve el reino mientras el cura a mi madre.

-tú madre podría morir- le dijo Jungkook totalmente preocupado.

-mi madre va morir, tiene tres meses de vida.- suspiró con pesadez cerrando sus ojos con cansancio -y por eso tengo menos tres meses para elegir a una princesa sirena y casarme antes de que mi madre muera.

-no puedes casarte con una sirena, eres homosexual- frunció el ceño el menos al escucharlo.

-exacto, debes hacer algo Taehyung, no dejes que tu padre elija tu vida- le habló ahora Jimin.

Taehyung iba a decir algo justo cuando vio a lo lejos acercarse a Hoseok y su corazón comenzó a latir demasiado rápido y debido a eso tomó la mano de Jimin y saltó al mar justo cuando escuchó la voz de Hoseok llamando a Jungkook, ya que fue al único que vio o reconoció por suerte.

-¡Ey Jungkook!- levantó su mano y paró su lancha para poder hablar con el. -¿Qué haces aquí?- le preguntó con curiosidad -pensé que te daba miedo nadar.

-yo...- quedó totalmente paralizado e hinchó sus mejillas. -y me da miedo pero quiero aprender a nada y por eso estoy aquí.- comenzó a mover sus brazos con torpeza en el agua.

-oh ya veo.- asintió varias veces. -se me olvidó pedirle a tu hermano su número de móvil ¿podrías pasármelo luego?- le preguntó amablemente.

-esto... Tae... Vante no usa móvil- rió un poco rascando su cabeza. -Hoseok, debo irme, nos vemos luego o mañana.- dijo totalmente muy rápido.

-¡espera!

Y saltó al agua de la misma forma dejando ver su coma roja para así mandarle una indirecta al mayor, lo que hacía por Taehyung, todo lo hacía por Taehyung y por eso mismo dejó que Hoseok pudiera ver una parte de su cola roja.

Taehyung y Jimin se despidieron ya que Taehyung necesitaba ir a nadar un raro el solo para despejarse y eso hizo pero con la compañía de Yeontan.

Fue a nadar a altar mar bastante alejado de la costa y dando pequeños saltos en el agua como si fuera un delfín, de aquella forma jugaba con Yeontan en el agua.
El cielo se estaba poniendo naranja y eso indicaba que estaba a punto de caer la noche pero el quería nadar en paz y tranquilidad, quería relajarse. Nadando se encontró con una familia de ballenas las observó desde lejos y vio a Hoseok en el agua con ellas con unas gafas de buzo y un tubo en su boca para poder respirar bajó el agua y en cuestión de segundos observó a Hoseok sumergirse en el agua con las ballenas lo que hizo a Taehyung sonreír.

No se lo pensó dos veces y el también se sumergió en el agua totalmente emocionado y nadando hasta donde estaban la ballenas y su hermoso humano y cuando llegó tocó el hombro del humano con cuidado para luego saludarlo agitando su manos. Hoseok se giró rápidamente al sentir la mano en su hombro y cuando vio al tritón sonrió como pudo haciendo una especie de reverencia para luego pedir su mano y Taehyung la concedió.
Hoseok colocó una mano en el omóplato de Taehyung y con otra agarró una mano de Taehyung y el menor con su mano libre tocó el hombro ajeno dejando ahí su mano.

Entre las ballenas ambos comenzaron a bailar juntos, Taehyung se dejó llevar por Hoseok, disfrutando de una danza que crearon juntos, ahora eran Taehyung y Hoseok, Hoseok y Taehyung, ambos tenían su corazón lleno de sentimientos puros, ambos se deseaban, ambos estaban enamorados pero ninguno iba a confesarse.

Hoseok se dio cuenta de las escamas de Taehyung y las tocó con curiosidad ladeando su cabeza sorprendido queriéndole preguntar si eran nuevas a lo que Taehyung entendió su pregunta perfectamente y asintió lentamente con su cabeza.

-son nuevas ¿te gustan?- le preguntó con una sonrisa y el mayor asintió con su cabeza. -cuando un tritón es considero que ha conseguido su madurez le conceden las escamas, por lo tanto puedo decir que oficialmente soy un adulto.- sonrió tiernamente olvidándose todo.

Ahora mismo eran solo ellos dos, en sus corazones no había nadie más solamente uno y otro, tenían sentimientos puros y cuando la danza terminó debido a la falta de aire de Hoseok ambos subieron a la superficie para mirarse a loa ojos muy feliz y sin ni siquiera hablar ambos unieron sus labios en un beso, un beso que los dos estaban deseando, un beso único y especial lleno de sentimientos, sentimientos que tanto tritón como humano escondían, sentimientos verdaderos, los dos estaban enamorados el uno del otro pero ninguno era capaz de dar el paso.

The Little Merman | HopeVDonde viven las historias. Descúbrelo ahora