05 | Primeros pasitos

1.7K 260 14
                                    


-vamos, ya casi lo tienes.- le dijo el castaño animando a su amigo a seguir dando pequeños pasitos.

-se siente muy extraño- dijo con una gran sonrisa en su rostro dando cortos pasitos por el salón de la casa del menor.

Taehyung había conseguido lo que quería, salir del mar, ahora se encontraba en la casa de Jungkook, una pequeña casa para dos personas cerca de la playa, estaba a unos cinco o diez minutos de la playa lo que facilitaría mucho a Taehyung ir al mar ya que tenía planeado volver esta noche al acantilado para ver a su humano, aquel humano tan hermoso que conoció ayer.

-es normal sentir esa extraña sensación, la vida humana no es fácil tengo mucho que explicarte.- comenzó diciéndole mientras suspiraba un poco.

-¿Cuando conoceré al chico que te gusta?- preguntó con una sonrisa divertida. -me hablas mucho de el pero nunca me lo has presentado ¿el sabe que eres un tritón?

-¡CALLA!- negó varias veces poniéndose un tanto nervioso. -el es un humano y no, no sabe que soy un tritón, está noche tenemos una cita y tú tendrás que quedarte aquí solo por lo tanto no puedes liarla, prométeme que no harás nada raro.- le fue resumiendo muy rápido para mirarlo atentamente a los ojos.

-define hacer algo raro.- ladeó su cabeza un poco confundido.

-ir gritando a los cuatro vientos que eres un tritón- le respondió negando varias veces.

-no lo haré- sonrió muy feliz y emocionado.

-perfecto, ahora te enseñaré un poco como es la vida humana y mañana iremos a comprarte ropa, mientras tanto usarás la mía.- acarició el cabello del peliazul lentamente y soltó sus manos para que pueda mantenerse en pie totalmente solo. -vamos, ahora tienes que aprender a andar eso es lo más importante para no destacar.

El joven tritón se desequilibró y cayó al suelo clavando sus rodillas en el y haciendo una leve mueca de dolor, aún le costaba mantenerse en pie pero lo conseguiría, era duro de cabeza y siempre conseguía todo lo que se proponía lo conseguía.

Se levantó con cuidado con ayuda de su amigo para luego soltarse del agarré del menor y comenzar a dar aquellos pequeños pasitos el solo, cada vez haciendo los pasitos más grandes, de esta forma se llevo toda la mañana hasta con consiguió andar sin llamar la atención y eso le hizo sentirse muy feliz.

-¡LO CONSEGUISTE!- gritó muy emocionado su amigo y lo abrazó muy feliz.

-¡lo conseguí!- dio pequeños saltitos en el sitio y se dejó abrazar por el contrario. -¡mañana correremos juntos!

-de acuerdo- revolvió el cabello ajeno con cariño y se separó de el. -vamos a comer anda, más tarde te cuento sobre Yoongi mientras me visto para la cita.- le dedicó una sonrisa tierna tomando su mano con cariño.

El día se le pasó muy rápido, Taehyung había aprendido algunas cosas sobre el mundo humano, aún eran pocas para todo lo que le faltaba por aprender pero sabía que con la ayuda de Jungkook le sería fácil, tenia una semana, solo una semana para poder vivir como humano y luego deber volver al océano y por eso mismo disfrutaría de esa semana como nunca pero estaba claro que no se olvidaría de ir al acantilado cada noche para atraer al joven chico que conoció la noche anterior, el miedo le paralizó y no fue capaz de hablarle pero esta noche le hablaría y ya quedaba muy poquito para aquel encuentro con su humano.

Taehyung estaba en su burbuja soñando con su humano, estaba tan anonado que ni siquiera se dio cuenta de cuando Jungkook se fue, cuando menos se lo esperó miró aquel artefacto que tenía Jungkook en el salón de la casa y que marcaba la hora, era la hora en la que empezaba anochecer.
Taehyung abrió sus ojos muy sorprendido y sin pensarlo decidió salir de la casa por la ventana, ya que las llaves la tenían Jungkook y no podía salir, pero eso no le iba impedir a Taehyung ir al acantilado.

No le fue muy difícil para su suerte, llevaba una ropa bastante ancha que cuando llegó a la playa se quitó y la dejó en una roca tal y como Jungkook solía hacer y comenzó a introducirse en el agua, en el momento que sus pies tocaron el agua volvió a salir su larga y hermosa cola de color azul y con una gran sonrisa fue nadando tan rápido como su cola y brazos le permitían hasta llegar a aquel acantilado y sentarse en aquella enorme roca para cantar su canción, Scenery.

Como Taehyung había planeado consiguió atraer a su humano, al mismo chico que la noche anterior había conocido, cuando ambos chicos, tritón y humano se encontraron se quedaron mirándose a los ojos atentamente, los dos sonreían como dos tontos y como la noche anterior fue el humano quien se acercó lentamente al tritón con miedo a poder asustarlo.

-hola lindo.- habló el joven humano poniéndose en pie en su lancha cuando estuvo lo suficientemente cerca de la roca conde estaba el tritón.

-hola Hoseok- le dedicó una tierna sonrisa y estiró uno de sus brazos para poner su mano en la mejilla ajena. -ayer no me pude presentar, mi nombre es Taehyung.- le dijo mirándolo a los ojos con un brillo muy especial.

-tu nombre es tan hermoso como tú, Taehyung.- llevó su mano al lugar donde el tritón había puesto su mano. -¿eres real?- preguntó totalmente sorprendido.

-soy tan real como tú- le respondió con calma sintiendo su corazón latir con fuerzas y entonces miró el cielo y supuso que Jungkook ya mismo estaría por volver a la casa y debía irse. -Hoseok, es demasiado tarde y debo regresar al océano, pero mañana volveré para verle ¿Qué me dices?- le dijo con una gran sonrisa en su rostro.

-mañana estaré aquí como cada noche escuchando tu hermosa voz- le respondió sin borrar su sonrisa.

El tritón hizo una mueca de felicidad y antes de saltar al mar se acercó al humano para dejar un beso en la mejilla ajena y luego saltar sin decir nada más nadando rápidamente y perdiéndose en el océano.

The Little Merman | HopeVDonde viven las historias. Descúbrelo ahora