Suerte tienen los que llegan tarde.

1.9K 33 17

"El día para el cual fui elegido, había llegado, y si bien estaba entusiasmado, también tenía miedo de lo que me esperaba. En ese lugar en el cual no conozco a nadie y en el que puede que haya personas prejuiciosas que solo intenten herirme y hacerme sentir menos que ellos.

Cuando llegué a las habitaciones de estudiantes; ya era tarde. Mis cosas estaban en el interior del apartamento y solo atine a coger unas sábanas y tumbarme a dormir. Ramona, mi mascota, ya había comido y estaba durmiendo.

La apacible brisa que se colaba por la ventana, se equilibraba muy bien con el calor que hacía. Pero por más cansado que estaba, algo me incomodaba.

–“Ser tratado como extraño, ¿será difícil? No soy el más carismático del mundo, pero espero poder encontrar un lugar aquí también. Caerles bien tal y como soy, y que entiendan lo diferente que somos comparado con lo que dicen de nosotros” –Pensé.

Con esas palabras mi alma encontró paz y me hice uno con los sueños."

–Y una mierda, me quede jato y llegaré tarde al cole (Escuela).

Corro con todas mis fuerzas en una ciudad que no conozco, pero si hay algo en que confió, es en mi sentido de la orientación.

–Tamare’, ya me perdí.

Miro por todos lados y con cada giro; veo todo aún más extraño. Todo es diferente y las personas también. El sentimiento de arrepentimiento hace su aparición, trato de encontrar una solución, pero estas se vuelven nulas.

–“No me debo rendir de manera tan estúpida, debo preguntarle a alguien por las direcciones”.

Me armo de valor y voy decidido hacerlo, pero de un momento a otro, estoy en el suelo, alguien paso corriendo y me saco volando de donde estaba.

–“¡Tamare’! me caí de poto (Nalgas).

Veo su silueta alejarse, mientras un “Lo siento” se desvanece poco a poco en el aire.

Mierda, solo quiero cogerle del cuello y meterle un par de combazos (Golpes), para que no vuelva a hacer algo como eso. Corro en su dirección, se mueve muy rápido. Trato de alcanzarle; pero no puedo. Aun me duele la caída. Continúo, intento decirle algo pero va con audífonos. Su gorra celeste no me deja ver su cara, continuo a su tras, y cuando estoy a punto de atraparle; entra en un edificio y ahí acaba la persecución. Me siento estúpido, ya ni se por qué le perseguía. Pierde el sentido si no es con la ira del momento. La realidad da un golpe aún más fuerte, estaba perdido y había corrido por no sé cuánto tiempo."

"– ¿Dónde carajo estoy?

–En la Country School, ¿qué no sabes leer? –Me dice alguien, mientras señala las letras en la puerta.

–Contri, countre, escol. ¿Cómo mierda se lee eso?

–¡¡Country School!! Oye, bro’, ¿no sabes inglés? –Me dice.

–Puedo hablar un poco, pero leer se me complica, ¿cómo rayos es eso de que la A suena como Ei, y la I como Ai? Es un rollo todo eso.

El chico empieza a reírse.

–Eres muy gracioso, o tal vez sincero. No sé qué onda, pero como ya llegamos tarde, me vale madres (le da igual). Mucho gusto, soy México y por la ropa que llevas, intuyo que eres… ¿Un canadiense que no sabe inglés?

–Eh, ¿Cana quién? ¡Soy Perú! Tamare’, ya empieza el Bullying.

–Haha. Era broma, solo hay países que hablan hispana aquí, aunque hay uno que otro que habla francés o portugués, o algo así leí –Me dice.

–Momento, ¿cómo?, ¿y por qué el nombre está en inglés? –Le digo algo sorprendido.

–Ya sabes, así suena más chido (genial).

Creo que lo entiendo.

–Bueno, entremos –Dice él.

–Okey, fácil, y no nos hacen nada por ser el primer día.

–Bueno, no creo que por llegar tarde no vayan a hacer algo.

Entramos riendo ambos, sin saber lo que nos esperaba."

Country of Love (OneShot)¡Lee esta historia GRATIS!