BV.6 Epílogo

450 48 35
                                                  

Disclaimer:

Los personajes de CC y SS no me pertenecen, si no a sus respectivos autores y a quienes hayan pagado derechos sobre los mismos. De ser míos, las historias serían MUY diferentes X-D

Míos son los demás personajes, así como la historia aquí narrada; basada en el anime de Candy Candy, y que tiene ciertas modificaciones que me eran necesarias. Obvio las canciones tampoco son mías, sólo fueron una maravillosa inspiración.

No tengo fines de lucro, es sólo para pasar un buen rato y tener al menos un terryfic más.

.

...

.

 La entrada al Broadway Theater estaba atestada. Ese día se estrenaba la nueva producción de la compañía Stratford, y además celebraban el regreso de su estrella más deslumbrante, protagonizando Macbeth. El público se iba colocando en sus lugares y comentaban las novedades, entusiasmados e impacientes por el inicio.

Tras bambalinas era un pequeño caos organizado; tramoyistas, asistentes, vestuaristas, maquillistas y actores iban y venían dando los últimos toques y detalles a la producción.

Por los pasillos un asistente guiaba a una elegante pareja al camerino del protagonista. Al llegar al lugar, el joven tocó la puerta y desde el interior se escuchó una profunda y sedosa voz aclararse la garganta luego de unas risitas y una pausa.

-¿Sí?

-Disculpe señor, las personas que está esperando están aquí -anunció el chico.

Se escucharon pasos apurados y el mismo actor abrió la puerta.

-Adelante por favor –dijo emocionado, invitando a los recién llegados a pasar.– Gracias Edward –agradeció al muchacho antes de cerrar la puerta.

Una vez adentro, el protagonista no dudó en acercarse a la joven que recién llegó. Castaña, ojos verdes retadores; con un vestido negro ajustado sin espalda, largo, y su inseparable guante en la mano izquierda; estaba hermosa y le sonreía radiante.

-Gracias por venir –dijo él y tendió la mano al acompañante de ella.– Terrence Grandchester. –Se presentó.

-Camus De Sauveterre –respondió el joven apretando la mano del actor. Alto, atlético, de ojos tan azules y profundos, que mirarlos era como perderse en el universo; su cabello era largo y azul, y su presencia majestuosa. Tenía una personalidad apabullante, elegante en su apariencia y en su trato, imponía autoridad.

Terry asintió y luego de abrazar con verdadero afecto a su amiga de ojos verdes, sonrió feliz. Se hizo un poco a un lado, para dejar ver a la pequeña chica que estaba tras él, y que miraba con vivo interés la escena.

Era menuda, hermosa, con vibrantes esmeraldas por ojos y cabello rubio, espeso y rizado; recogido en una coqueta coleta. Vestía un precioso vestido lila de corte imperio, lucía primorosa. El inglés le tendió la mano para que se acercara, orgulloso y feliz como nunca antes.

-Ven pecosa, deja que te presente a la chica que me salvó la vida. –La rubia se acercó sonriente y extendió su mano.

-Candice White Andley, encantada. –Se presentó, con su voz cantarina. Ella esperaba un apretón de manos, en su lugar recibió un cálido abrazo.

-Enchantée mademoiselle (Encantada señorita) estoy feliz de conocerte y de que estés aquí con Terry –respondió la castaña, emocionada hasta la médula.

-Mon plaisir mademoiselle. (Un placer señorita). –Camus le besó la mano, galante.

-Gracias –habló la chica, sonrojada, y sus pecas (más disimuladas gracias al maquillaje), se movieron graciosamente.– Terry me contó lo que hiciste por él, por nosotros; ¡no sé cómo agradecerte! –dijo ella dirigiéndose a la mujer.

I. Black VelvetWhere stories live. Discover now