Clouds

1K 258 110

"Círculos

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

"Círculos. Damos vueltas en círculos. Tenemos que decidirnos sino estaremos solamente jugando a los mismos viejos juegos, terminando en los mismos errores."

Seokjin se sentía completamente arrullado, el olor que lo rodeaba lo hacía sentir tan pleno que inconscientemente sonreía.

No obstante, el momento de paz se vio disuelto por unos insistentes golpecitos en la punta de sus pies, abrió ligeramente uno de sus ojos y se encontró con que sus bolitas ya estaban tan activas como siempre, con su voz amortiguada por el pecho de Jungkook en el cual todavía estaba recargado les habló. – Vengan acá bebés, no tengo ganas de estirarme. – En realidad no tenía ganas de separarse del alfa.

– No sabía que podías ser tan perezoso. – El pelirosa ensanchó sus ojos y miró el rostro del castaño, hizo amago de moverse pero el alfa se lo impidió. – Yo también estoy muy cómodo así que no te muevas. – Jin asintió con una ligera sonrisa, de pronto sintió pasitos en sus piernas, luego cosquillas en su estómago hasta que del cuello de su camisa aparecieron dos algodoncitos vivientes. – Ya les he dicho que no pueden pasearse debajo de mi ropa. – Los riñó con tono cariñoso, entonces, sintió la mirada del alfa y al voltear notó el ceño fruncido en este.

El beta sonrió nervioso. – Sólo lo hacen debajo de mi camisa no se preocupe. – El alfa tomó a uno de sus hijos, en específico al que era más tremendo de los dos, iba a regañarlo pero al ver las esquinas de sus ojitos irritados algo se removió en su pecho y cambió el regaño por un suave beso y una broma que seguro provocaría el temperamento de su algodón. – Así que mi diligente alfa es una comadreja chillona, ¿quién lo diría? – Dijo con burla, la cual le costó una mordida en su dedo, el castaño rió, eso no le dolía para nada. Soltó a su hijo después de darle otro beso el cual le contestaron con una mordida en la barbilla.

Sí, el amor entre alfas era algo... brusco.

– ¿Crees que escabullirte debajo de la ropa de Jin te va a eximir del castigo?– Le gruño al segundo de sus hijos quien era una décima más tranquilo que su hermano mayor. – Ven aquí. – Ordenó, pero el alfa se metió más en la camisa del beta causándole una sonrisa a este, no obstante, por más que el alfa pequeño se trataba de esconder su silueta era más que evidente, por eso Jungkook decidió jugar un poco con los nervios de su pequeño.

Acercó su mano y le dio un toque al cuerpecito que sobresalía del estómago de Jin, este inmediatamente corrió más arriba, Jungkook hizo lo mismo, pronto noto el patrón de huida de su hijo y antes de que este llegara a sus escondites Kook los invadía, provocando que el beta se carcajeara por la situación, tener a los alfas jugando de esa forma le encantaba.

Al sentirse ignorado el otro conejito le mordió el pie a Jeon, causando en este un estremecimiento pues aquellos dos dientitos que su enano tenía esta vez sí le habían causado un poco de dolor. – Así que atacas por los pies pequeño cobarde. – El castaño se volteó y empezó a "atacar" a su hijo con cosquillas.

Just One Belief [Kookjin]Donde viven las historias. Descúbrelo ahora