capítulo uno

23 3 0

Pov. Taehyung:

-Salí de mi trabajo a media jornada de la acogedora cafetería "Icy", calculé que eran más o menos las 22:00 de la noche y miré la calle completamente a oscuras tan solo iluminada por al luz de las farolas, me coloqué mis cascos y puse mis manos en mía bolsillos para resguardarme del frío de la noche mientras una camada canción llenaba mis oídos. Iba caminando por las calles tranquilamente tarareando la melodía de la música hasta que un alarido perturbó mis oidos haciéndome sobresaltarme y quitar mis auriculares buscando con la mirada de donde provenía ese grito tan desgarrador y agudo encontrándome con una imagen que me hizo sentir impotencia y dolor-

-Los gritos de una niña pequeña, siendo acorralada por un grupo de bastardos intentado sobrepasarse con ella, siempre me educaron bajo el "no te metas en problemas ajenos, tú serás el que saldrá perjudicado" pero simplemente no puedo quedarme de brazos cruzados viendo esto, así que tomé aire y con nerviosismo me acerqué a la escena viendo como la pequeña sollozaba e intentaba zafarse de el agarre de los abusones y al cruzar mi mirada con la suya y que me susurrara un leve ayuda no lo dudé ni un segundo-

Vosotros, par de idiotas, meteros con alguien de vuestro tamaño, ella no os ha hecho nada, ¿no os da vergüenza? Sois unos putos monstruos, soltarla ahora mismo si no queréis que llame a la policía-Dije seguro mirando a la panda de hombres que pararon de toquetear a la chica para mirarme y acercarse a mí riendo-

¿Te crees un súper héroe niñato? ¿Te la vas a dar de héroe? Déjate de meterte en donde no te llaman si no quieres que te parta la cara de mierda que llevas-Un hombre robusto escupió esas palabras agarrándome del cuello de la camisa con fuerza complicandome respirar y sentí como impactaba mi cuerpo con rudeza haciéndome soltar un quejido-

Mira rubito, no juegues com fuego, te puedes quemar-Dijo sonriendo cínicamente y un escalofrío recorrió mi espalda ante la tenebrosa sonrisa, pero, no me rendí, y con toda la fuerza que contenía mi cuerpo levanté mi rodilla hasta golpearle en la entrepierna haciendole soltar una maldición y un gruñido-

Puto niño de mierda, dejar a la niña, ir a por el gilipollas este-Sentí mi garganta secarse y comencé a hiperventilar intentado zafarme del agarre pero eran demasiados y yo solo uno, me tiraron al suelo y apretaron mis muñecas y crucé mi mirada con la de la pequeña que me miraba preocupada y le di una sonrisa leve transmitiéndole calma-

Por favor, podéis hacerme lo que queráis pero dejar a la niña irse-Supliqué con los ojos cristalizados escuchando una risa sarcástica como respuesta-

La vida no es tan bonita como la pintan los cuentos de hadas, cuanto antes lo vea, mejor-No me dió tiempo a reaccionar cuando sentí un gran dolor en mi mejilla, debido a un fuerte puñetazo, dejando la zona colorada y adolorida con algo de sangre, y como ese puñetazo, llegaron varios más, haciendome sentir mareado, y poco a poco noté como mi ropa una desapareciendo, y como unas manos acariciaban fríamente mi cuerpo, las lágrimas no tardaron en caer de mis ojos, y solo pide rehusarme a sollozar en silencio mientras duras y despiadadas embestidas hacían sangran mi entrada, y la pequeña niña miraba la escena asustada-

-Me sentía sin energía de hacer nada, mis ojos comenzaban a pesar y debido a la cantidad de sangre que estaba perdiendo, me desmayé, quedando incosciente en el suelo-

Pov. Jungkook:

¿CÓMO MIERDA SE TE OCURRE DEJAR A SANA SOLA, EUNHA?-Grité frustrado frotando mi sien intentando calmarme-

Ay Jungkookie, eres un exagerado, esa niña te tiene amargado, a tus solo 21 años ya tienes una hija, estás mejor sin ella...por qué no te olvidas de ella y estás conmigo?-Dijo acercándose a mí acariciando mi hombro-

Jung Eun-bi, te quiero fuera de esta casa, recoge tus cosas y vete de mi vista, maldita zorra regalada, mi hija es lo que me hace sonreír por las mañanas y me da fuerza para ir a trabajar y esforzarme en todo lo que hago, y cuando llego por las noches es la que me relaja y me hace olvidar todos los problemas del trabajo, y tú, por puta desesperada, te has quedado sin trabajo, niñera de mierda-Escupí serio con un tono de voz frío y duro viendo como cogía todo y salía de la mansión rápido-

Mi bebé-Suspiré con los ojos cristalizados-Donde estás cariño?-Dije colocandome mi chaqueta abriendo la puerta de la mansión para proceder a buscar a Sana por todos lados, demorándome casi 3 horas, sintiéndome vacío-

La he perdido...y todo ha sido mi culpa-Lo iba a dar todo por perdido cuando recordé que me había instalado en el móvil una aplicación para localizar su ubicación en caso de que pasara esto, así que cogí mi teléfono entrando en la aplicación activandola, dirigiéndome hasta dónde esta me indicaba y cuando estaba cerca del lugar pude escuchar un llanto identificandolo al momento corriendo preocupado hasta ella-

¡Sana! ¿Bebé que te ha pasado? ¿Por qué lloras?-La acurruqué en mis brazos acariciando su espalda dándole pequeños besos en su cabello para que dejara de sollozar-

P-papi-Sorbió su rojita nariz-E-él...-Dijo señalando a un joven en el suelo y sin dejarla terminar gruñí y me tiré sobre el cuerpo-¿Quién te crees que eres para tocar a mi hija, puto depravado? Te pienso reventar-Dije levantando mi puño con ira a punto de estamparlo contra su rostro, parando en seco al escuchar a Sana gritar-

¡N-no! ¡P-papi n-no l-le pegues! E-él m-me h-ha s-salvado y a-ahora e-está m-mal p-papi-Dijo con un puchero en sus labios y sus ojitos cristalizados-P-papi...t-tienes s-sangre... a-ahí-Dijo señalándolo-

Mierda...-Miré el cuerpo debajo de mí quedando completamente horrorizado, la rabia me había cegado tanto, que ni siquiera pude ver el estado del joven, se veía absolutamente demacrado, en su rostro se podía ver sangre seca y sus mejillas coloradas de fuertes puñetazos, su cuello tenía noticias marcas y morados chupetones, su cuerpo estaba temblando por el frío de la madrugada, su ropa estaba rota esparcida por el suelo, y con algo de vergüenza pude ver cómo sus nalgas estaban rojas y de su entrada goteaba sangre, me sentí totalmente culpable, y sin pensarlo ni un momento, cargué su cuerpo, apegándolo a mí pecho intentado tapar lo máximo posible y llamé a mi chófer que me esperaba a la salida del callejón, y con sumo cuidado dejé a Sana sentada en la parte de atrás, no sin antes darle una sonrisa tranquilizadora, y después puse sentado su débil e inconsciente cuerpo, tapándolo con varias calentitas mantas que guardaba en el coche y después me senté en el asiento del copiloto realizando una llamada a un médico para que me pudiera dar algunas pautas de lo que hacer-

Señor Jeon, ya llegamos-Dijo el chófer, bajándome de mi pensamientos-

Oh...muchas gracias por todo Hoseok, muy amable-Le sonreí cordialmente saliendo del coche cogiendo al joven en brazos intentando brindarle el mayor calor posible-

Oh ya ha llegado señor Jeon, déjeme que le abra la puerta-Dijo Jisoo sonriente abriéndome la puerta-¿Qué le ha pasado a ese chico?-Dijo algo asombrada y preocupada-¿Necesita ayuda?

No Jisoo, no te preocupes-Le sonreí levemente-Voy a llevarlo a mi habitación que es la más cómoda, yo dormiré en la de invitados, yo me encargo de curarle, gracias de todas formas Jisoo, pero te estaría eternamente agradecido si duchas a Sana le das de cenar y la acuestas, por favor-Supliqué-

No hay problema, Jungkook-Sonrió sincera cogiendo en brazos a Sana-Sana, dile buenas noches a papá

Buenas noches papi, te quiero mucho, y a mami también-Le dí una sonrisa triste-Papi, cura bien a mami, no quiero que se ponga malita, ella es muy buena-Me dió un beso en la mejilla y ví como su silueta se perdía por la mansión-

«Se refiere...¿al chico?»-Sonreí enternecido por la tierna actitud de mi hija, y a paso lento fui subiendo al joven a mí cuarto abriendo la puerta dejando su cuerpo reposar sobre la amplia cama, tapándolo y curando sus heridas superficialmente, para después quedarme sentado admirándolo en una silla que coloqué al lado de la cama-No sé quién eres...pero te debo la vida, te lo recompensaré te lo prometo...muchas gracias-Susurré-Kim Taehyung...




K.P:
Holi bebés (o 4 gatos que estéis leyendo esto) este Fanfic se me ocurrió en clase y no he podido aguantar las ganas de escribirlo perdón xd, será un Fanfic corto de 10/12 capítulos (quizás más, quizás menos, no sé xd) y espero que le deis amor y comentéis si os gusta para seguirlo o no ❤️ Si hay errores los corregiré uwu

My Daughter's hero {KookTae}Donde viven las historias. Descúbrelo ahora