Relato 3. Campo de trigo

468 35 12
                                              

Con cabellos de oro agitados por el viento, aguardaba al sol pegada a la tierra, su cimiento

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

Con cabellos de oro agitados por el viento, aguardaba al sol pegada a la tierra, su cimiento. Insectos curiosos se sentaban sobre ella; patas de libélula dejando su fina huella.

Mecida por sus hermanas, disfrutaba de su aliento, que tras un largo invierno, acabaría en suave lamento. El sol apareció, deslumbrando su apretada melena, tiñéndola de luz, felizmente plena.

El campo entero brilló, la tristeza cesó, la espiga se meció, el viento rugió, las nubes dijeron «adiós»..., y todo eso, en el último día de sol. El otoño se acercaba, y con ella, el principio de la lluvia que calaba.

 El otoño se acercaba, y con ella, el principio de la lluvia que calaba

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.
Relatos cortos para soñar despiertoDonde viven las historias. Descúbrelo ahora