You know you keep me alive

1.1K 258 62

"El amanecer me lleva lejos mientras observo la luz que sostienes, el sentimiento de amor me devuelve hacia ti

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

"El amanecer me lleva lejos mientras observo la luz que sostienes, el sentimiento de amor me devuelve hacia ti..."

Jin esperaba con cierta impaciencia al alfa, ¿qué le estaba tomando tanto tiempo? Sólo eran un par de cosas las que se necesitaban, ¿no?

Estaba pensando en ello hasta que vio las fuertes piernas del castaño abrirse paso, por suerte había dejado la puerta entreabierta ya que el alfa tenía las manos ocupadas.

– Acerca un poco más la mesa a la cama, para poder poner las cosas. – El pelirosa asintió y los nervios entraron en él al ver todo lo que usaría Jeon en él, ¿para qué demonios eran esas tijeras e hilo? ¿Le pensaba coser la cara? Una cosa eran las banditas protectoras y otra muy diferente parecer Frankenstein.

– Bien, siéntate mientras revisó eso. – Jin lo hizo y esperó la brusquedad que caracterizaba a la mayoría de los alfas, sin embargo, contrario a todo pronóstico el toque fue suave, después escuchó una risa burlona. – ¿Por qué cierras los ojos beta cobarde? Ni siquiera te he hecho algo. – Seok suspiró respondiendo muchas cosas en su cabeza, pero estas se mantuvieron allí.

– Por lo que veo lo más grave es el golpe, con esta crema que te pondré el rasguño no dejará marca. – El pelirosa sintió alivio al escuchar eso, no habría hilo en su cara. 

– No cantes victoria, que estas cosas no las he traído sólo de adorno. –Bueno ese alivio se había ido tan pronto como había llegado.

– Puede que esto duela pero es necesario. – El beta no tuvo que escuchar más, ya había cerrado los ojos, pues no quería ver. Sintió como un algodoncito con líquido le refrescó la herida sin lastimarlo, después olió una sustancia cerca de su rostro que desprendía una esencia sospechosa y se alejó un poco. – Jin sé lo que hago, no te voy a lastimar más de lo necesario. –

– ¿En dónde aprendiste a curar?– El alfa en cualquier otra situación hubiera mandado al diablo la pregunta, pero la contestó para distraer al beta con algo de conversación, así ya no estaría tan tenso.

– Soy el jefe de un clan Jin, hay ocasiones en las que por los gajes del oficio me lastimo y los curanderos están muy ocupados ayudando a mis hombres, por eso aprendí a atenderme a mí mismo, además... soy padre de dos revoltosos críos, mientras sean niños y este en mis posibilidades debo hacerme cargo de sus traseros, eso incluye las heridas que se causen en sus habituales aventuras. – Jin soltó una carcajada por la fingida molestia en la voz del castaño.

– No había conocido a un alfa que cuidará tanto de sus hijos. –

– ¿En tu pueblo no eran así?– Jin tragó, se había relajado tanto que había hablado sin pensar.

– Es decir,...es algo complicado. – El castaño sólo asintió.

– Te lo pregunto porque eres muy apegado a los niños y hogareño, entonces se me hace difícil creer que no extrañas a tu familia. –

Just One Belief [Kookjin]Donde viven las historias. Descúbrelo ahora