Capítulo 1: HOPE

713 0 0
                                    


Son aproximadamente las 4:36 p.m - vio Rage en uno de sus 3 relojes- aunque realmente da igual en estas condiciones.

Rage estaba en lo que parecía un desierto, podía visualizar una ciudad a unos cuantos Km/s ( aunque realmente solo eran ruinas, de eso estaba seguro). Lo unico que sabia con certeza es que hoy, martes era un dia frio y hará mas frío a partir de las 7:00 p.m, así que le quedan 2h con 24m para conseguir un refugio, con eso en mente, se apresuró para llegar a la ciudad lo más rápido posible.

Al llegar solo había edificios derrumbados, la arena cubría la mayoría de las edificaciones, le quedaban ya 47 minutos y ya el frío empezaba a aumentar, si tenía que adivinar diría que hacía alrededor de -8 grados, ya todo se empezaba a congelar. Después de un rato explorando el lugar, finalmente se topo con una estructura en específica (de las muchas que estaban destruidas) en la cual, una gran cantidad de arena cubría de un lado mientras del otro lado lo que parecía un local de víveres antes, ahora solo era un montón de escombros que cubría  gran parte del lugar donde se encontraba, se podían leer parte del " ABIERTO 24 HORAS " o eso era lo que el suponía, puesto que realmente solo se podía leer el abierto y los números estaban regados entre los escombros. El local parecía haberse caído a pedazos, pero de alguna forma todos esos pedazos cayeron del lado izquierdo, cubriendo así el lugar que Rage tenia planeado usar como refugio esta vez.

Empezó a recoger cosas con las cuales pudiera avivar una buena llama, por suerte había muchas tablas de madera alrededor de la zona, mientras que con las demás cosas que conseguía taba las grandes entradas por las cuales pudiera entrar el viento gélido.

Finalmente después de todo ese arduo trabajo, encendió la fogata y se puso cómodo junto a ella, después de todo había sido un largo dia.  Tenia un gran manto térmico, el que utilizaba para cubrirse contra los fuertes vientos que hacían en este dia en especifico, lo usaba encima de su chaqueta con la capucha puesta, para generar el mayor calor posible, entre sus otras cosas tenía una carpa de acampar con una bolsa de dormir térmica también y un bolso (de esos que usan los mochileros para sus grandes expediciones, era enorme.) en cual cargaba cosas como comida enlatada, un kit de primeros auxilios, baterías de reloj y tantos envases de agua como fuera posible, por ultimo, tenia un vendaje que cubría todo su brazo izquierdo.

A pesar que se sentía un poco de brisa se sentía alrededor, la fogata le daba calor suficiente (junto con todas las demás cosas que tenia puestas, claro esta.) se quito los zapatos algo desgastados ( siempre que podía los cambiaba por otros, mientras estuvieran en mejores condiciones. ) puso a calentar una de las latas y comenzó a comer.

El viento congelado se hacía sentir, se escuchaba entre los escombros y ya eran las 9:12 p.m, sus parpados pesaban, estaba cansado, arreglo sus cosas, se aseguro de que la fogata durara un buen rato mas, entro a la carpa y se preparó para dormir.

 Hey, ¿que hacemos aquí ? - pregunto Rage - solo espera y verás - respondió Luciel -. Rage solo se limitaba a seguir cada paso que daba Luciel, estaban en un bosque, ya llevaban un rato desde que se adentraron, en el habían lugares difíciles de atravesar, por un momento Rage pensó que estaban perdidos, pero más pronto que tarde llegaron al lugar donde Luciel los estaba guiando,   era un claro que se podría creer que estaba a la mitad del bosque, había una gran roca con moho, la roca se encontraba debajo de un tronco que a la vista parecía haberse caído y partido a la mitad del golpe, el piso lucía rodeado de un reducido pero gran campo floral, alrededor árboles grandes y frondosos y al frente de la roca un pequeño río en donde el agua se via tan clara y cristalina que se podían ver los peces, era un lugar majestuoso.

Luciel rápidamente escaló el tronco partido hasta llegar a la roca y mientras estaba de pie observando a Rage, mientras que un grupo de mariposas volaban a su alrededor, empezó a decir ¿ sabes por que me gusta tanto este lugar ? - Rage respondió que no moviendo la cabeza de un lado a otro - porque no existen personas que puedan perturbarlo - dijo Luciel - y las criaturas que viven aquí nunca se atreverían a alterarlo. Ella se encontraba debajo de un rayo de luz, el viento soplaba fuerte y su cabello a pesar de no ser tan largo se dispersaba por su cara, Rage pensaba que era hermosa, hasta que el viento levemente levantó su falda, Rage bajo la mirada avergonzado-. 

A Tale's BoyDonde viven las historias. Descúbrelo ahora