CAPITULO 8

321 28 17
                                                  


La avioneta quedó hecha pedazos sobre un gran cumulo de Arena, Kara salió con dificultad, con su inseparable maletín, Diana cortó la correa que la mantenía atada al ala del artefacto, poniéndose de pie muy aturdida

- ¡disculpen!, un poco de ayuda no me caería mal – Lex seguía colgado de cabeza al ala del avión, no podía desatarse

- si claro – Kara caminó atontada hasta Lex, cortando el cinturón, el joven cayó al suelo como un bulto, mientras Diana arrancaba una ametralladora de la avioneta y la inspeccionaba, la rubia ayudó al joven a ponerse de pie, una vez logrado, caminó hacia el piloto

- capitán, hey capitán – se acercó, al ver que no respondía, trató de hallar el pulso carotideo, sin resultados, el enorme pájaro de metal empezó a descender más, alertando al trio

- ¡arenas movedizas! – grita Diana

Kara hizo un saludo y procedió a caminar con el resto del grupo

Dentro del templo, Imra caminaba por delante, guiando a Lena y a Mike, la azabache se detuvo por el extraño ruido

- sigue caminando – Mike la picó con su revolver

- sabes, los tipos tan cobardes como tú, siempre obtienen su merecido – dice Lena al hombrecillo

- ¿en serio? – dice Mike después de reírse

- oh si – Lena lo mira fijamente – claro que si – y baja las escaleras rápidamente, dejando al cobarde solo, quien corrió tras la joven después de escuchar un aleteo

Kara y Diana estaban presurosas tratando de despejar un punto de acceso, pues estaba cubierto de rocas a causa de un derrumbe

- yo quitaría primero las piedras grandes – dice Lex sosteniendo la antorcha, parado tras las dos mujeres – y desde arriba, de otro modo nos caerán encima, ¡vamos! ¡pongan más empeño! – ambas mujeres voltean al tiempo para mirarlo- si bueno, es su idea continúen – dijo el Luthor mayor acobardado, las dos mujeres siguieron en lo suyo

Lex observo las paredes del recinto, notando que había extraños bultos de color azul metálico, con curiosidad se acercó y arrancó uno

- oigan, vengan a ver esto – puso el bultito en la palma de su mano, el cascarón se rompió, y un escarabajo se introdujo en su mano, Lex gritó desesperado, alertando a las dos mujeres quienes se acercaron rápidamente

- ¡que! – dijo Kara

- ¡mi brazo! – gritó el joven, ambas mujeres lo sostuvieron, la rubia abrió la camisa del hombre notando el enorme bulto que ascendía para instalarse en su cabeza

- ¡quieto! – habló la ex militar, sacó una navaja y apuñaló la carne del hombro de su amigo mientras Diana lo inmovilizaba, dio un par de vueltas con la navaja y el escarabajo salió despedido hasta caer en la arena, movió sus patas para correr hasta ellas, Kara sacó su arma y disparó, ese ruido fue escuchado por Imra y sus acompañantes

- Danvers – dijo Lena sonriendo, Imra, con gesto serio vació el jarrón con cenizas en su mano, sopló el polvo hacia uno de los muros, recitando un conjuro, se escuchó un ruidillo provenir de la placa, Lena y Mike se acercaron curiosos, y notaron que las personas retratadas en el muro se movían, saliendo de el

- en la universidad nunca hablaron sobre ello – dijo la azabache retrocediendo

- mátenlos- ordenó la joven sacerdotisa a los resucitados – las momias reverenciaron, afirmando la orden – y despierten a los otros –

Kara, Diana y Lex llegaron a un recinto oscuro, la rubia, al recordar la lección impartida por la azabache, sacó su arma y disparó al único espejo visible, que al movimiento trajo luz, la sala s iluminó, encontrándose que estaban rodeados de oro macizo

LA MOMIAWhere stories live. Discover now