Frenesí

1.1K 61 12
                                    

Era pasado medio día y el astro rey brillaba con toda su gloria en medio del cielo, bañando a todos los seres vivos de la ciudad del laberinto, Orario. La cual poseía una enorme torre erguida sobre el calabozo, torre conocida como Babel rebosante de tiendas y la morada de varios dioses.

Pero poco nos interesaba la torre en estos momentos ya que en uno de los callejones cercanos a la edificación, oculto entre unos barriles y caja, cierto joven hacia lo posible por ser consiente de su entorno y por consiguiente levantarse de su posición.

- Hgggn- Dijo el joven despertando en el frío suelo del callejón.- ¿Dónde estoy?... ¿Estoy fuera de la Mazmorra?

El aventurero no podía recordar lo que había pasado exactamente para llegar hasta aquí, estaba teniendo un dolor de cabeza de proporciones legendarias así como una tensión muscular de igual valor. Agradeció que el frio del suelo lo ayudo momentáneamente a su dolor muscular, pese a su falta de vestimenta superior, logro ponerse boca abajo para intentar ponerse de pie.

Se aferró fuertemente a uno de los barriles que lo ocultaban y lo uso como soporte para poder lograr erguirse en sus 2 pies sin que el mundo le diera vueltas. Gracias a que logro ponerse de pie pudo ver que este barril juntaba agua de lluvia, rápidamente lo uso para mojarse la cara y dejar que el frio aliviase algo de su dolor.

- ¿Que me pasó?- Se preguntó simplemente.

Lentamente volvió a sentarse mientras pensaba con detenimiento todo lo que había pasado el día de hoy, desde la salida de el de su hogar hasta que se adentró en la mazmorra y finalmente...

-El minotauro.-Comento mientras varias imágenes de su persecución llegaban a su mente y no solo eso ya que se percató de que había algo atado a su cintura, su bolsa de aventurero.

Dentro de ella había muchos dientes de varios monstruos, la mayoría de lobos de fuego, también piedras mágicas desde algunas del tamaño de una uña hasta tan grandes como una manzana, sin duda una cantidad absurda a ala que el solía ganar normalmente.

Pero fue un papel el que más llamó su atención.

"Lo recogí para ti"
Lilith

Ese nombre le causo un serio dolor de cabeza ya que cada vez más y más imágenes venían a su ente mientras recordaba exactamente lo que había pasado en las profundidades del laberinto, finalmente entendió que esa recamara a la que había llegado no estaba permitida para habitantes de la superficie.

Esa era una prisión que encerraba aun demonio de lo más vil, Amón.

Flashback


El piso 12 que posee paredes de piedra viva de color gris, el lugar está bien iluminado por unos cristales claros que hacen bien su trabajo al punto de cortar la humedad que debería haber en este lugar haciéndolo seco y algo agradable.
Monstruos rondando en espera de algún desafortunado aventurero era lo típico del lugar, entre los monstruos qué más se pueden resaltar están los Lobos de fuego, algunos Goblins armados y otros.

Nada de lo que un aventurero de Nivel 2 no pueda ocuparse con su grupo, pero uno de Nivel 1 no tendría mucha suerte en su contra.

CRACK CRACK

De pronto los monstruos escucharon la fragmentación de una pared para dar origen a un nuevo monstruo, eso era algo normal, el nuevo no tardaría mucho en unirse al grupo de su correspondiente clase a la espera de un aventurero.

Pero por una extraña razón este sonaba diferente, incluso los bordes resultaban extraños como una especie de patrón y finalmente que era grande, al menos más grande que cualquiera de los monstruos de este piso.

¿Esta mal trabajar para una diosa si soy un Demonio?Where stories live. Discover now