Capitulo 41:¿fue una buena reconciliación, chicos?

5K 141 8

Después de estar unos largos segundos abrasados ella volvió a recostarse a mi lado, su cabeza estaba sobre mi pecho y una de sus manos estaba bajo mi polera acariciando suavemente mi abdomen mientras continuavamos con algunas preguntas, pero esta ves eran un poco mas absurdas.

-¿Que hacías cuando no estábamos juntos?- murmuro sobre mis labios.

-Extrañarte-conteste, ella sonrió y sus ojos se cerraron cuando sus labios tocaron los míos. Su mano seguía sobre mi abdomen repartiendo pequeñas caricias sobre mi piel. Tenia unos deseos inmensos de quitarle la ropa y  hacerle el amor en este presido momento. La había estañado como nunca, había extrañado tocar su cuerpo y poder besar cada parte el, extrañaba sus caricias y  su forma de acariciarme. Tome con fuerza su cintura levantándola y poniéndola sobre mi, sus piernas se acomodaron inmediatamente a mis costados, pase mis manos por su trasero y lo apreté sin compacion y pude notar como le había gustado al sentirla gemir entre besos. Mordí mi labio inferior y paso su lengua por mi mentón dejando un camino de besos húmedos hasta mi cuello, se levanto de golpe y corrió hasta la puerta, puso el seguro y volvió a la cama acomodándose sobre mi nuevamente.

Sus manos estaban sobre mi tatuaje de ramas que estaba en la piel de mi cintura sin hacer ningún tipo de movimiento, solo el de sus labios sobre los míos, mientras que mis manos se movían inquietas por la piel de su espalda, saque su polera de la escena dejándome ver su brasier con encajes frente a mi.

Mis labios bajaron hasta a su mentón, continuaron por su cuello y clavícula, la sentía suspirar sobre la piel de mi cuello y su respiración ya estaba agitada. Mis manos se movieron rápidamente a su sujetador y lo desabroche sin aviso, lo saque rápidamente del lugar dejándolo en algún lugar de la habitación y repartí besos por ambos senos, mordiendo y chupando fuerte.

-Harry...- la escuche murmurar excitada.

-¿que sucede, nena?- pregunte girándola en la cama, acomodándome sobre su pequeño y sexy cuerpo. Deje de besar su cuerpo y me aleje un poco, deslumbrandome de su belleza. Puse ambas manos sobre sus pechos acariciándolos, y podía notar en su rostro lo excitada que estaba- ¿mi amor?- volvi a preguntar y baje mi rostro hasta su cuello besándolo sin compacidad y dejando marcas sobre su piel. Ella jadeo fuerte.

-te extrañe mucho- susurro y sus manos se movían desesperadamente por mi cabello tomándolo con tanta fuerza que gruñí sobre su piel. Sus manos desesperadas quitaron mi polera rápidamente y repartió besos húmedos por mis hombros desnudos. Podía sentir una erección bastante crecida dentro de mis pantalones y comencé a frotarme sobre la zona mas sensible de su cuerpo con sus pantalones aun puestos. 

Reí un poco ante la forma desesperada que ella intentaba desabrochar mi cinturón, me senté sobre su cintura y lo hice sin problema alguno, quite mis pantalones lanzandolos lejos de nosotros y continué besando sus labios. 

Mis brazos apretaron fuerte su cintura y los roses de su cuerpo con el mio me hacían enloquecer, tome su mano y la deje sobre mi entrepierna, ella dejo su mano en el lugar por unos segundos y después sentí como me acariciaba lentamente, sus dedos lo acariciaban por completo aun con la tela de mis boxers ensima, mi respiración era agitada y yo ya quería tenerla a mi alrededor. 

Baje mis manos a sus pantalones y los saque de su cuerpo, sin pedir permiso. Mis besos viajaban por todo su cuerpo y se detuvieron en la piel de sus muslos, succionando  mientras ella se estremesia entre mis brazos. Sin quitar mi vista de sus ojos saque su ropa interior, acerque mis dedos a su zona sensible y su rostro se lleno de placer al momento de cariciar sus pliegues.

-harry, por favor...- murmuro cuando introduje uno de mis dedos a su interior. 

-¿quieres que me detenga, bebe?- pregunte burlonamente mientras introducía un segundo dedo en ella, moviendo rápidamente en su interior.

La sexta integrante |h.s| (editando)¡Lee esta historia GRATIS!