Mini-guía para principiantes perdidos en la vida

757K 38.1K 65.5K
                                    

¿Nuevo en el mundo de Ciudades de humo? 

¿Con curiosidad o dudas sobre algunas partes de la trama? 

¿Leyendo esto con voz de anunciante?

Pues no te preocupes, alma inocente, aquí tienes una mini-guía que te ayudará:


Androides

Robots con forma de humano tan perfeccionados que podrían confundirse con uno de no ser por el enorme número en su estómago que indica su número de serie.

Absolutamente todos los androides existentes viven en la zona noroeste y son cuidados por los padres y madres. Solo existen cincuenta unidades de androides que se dividen en diferentes generaciones.

Una generación de androides está compuesta por diez androides creados por diez padres distintos. Siempre se hacen cinco machos y cinco hembras. El objetivo de cada generación es perfeccionar cada vez más los androides, por lo que cada generación es más avanzada que la anterior. El nombre de cada androide es su número de serie.

Ejemplo: la primera generación fue conformada por los androides del 1 al 10. 1, 2, 3, 4 y 5 eran hembras, mientras que 6, 7, 8, 9 y 10 eran machos. Cada uno de ellos fue creado por un padre distinto para cumplir una función distinta. Gracias a los errores de sus sistemas, la segunda generación, del 11 al 20, fue todavía más perfecta. Y así hasta llegar a la sexta y última generación, la del 41 al 50.

Los androides, aunque suene raro, no están creados desde cero. Dado que el objetivo es que sean lo más parecidos a los humanos posibles, normalmente se usan cuerpos de humanos fallecidos recientemente y se les implanta el núcleo en la zona del estómago. El núcleo es un aparato del tamaño de una nuez que hace que su sistema vital vuelva a funcionar y sea modificable para los padres.

Como he dicho antes, los androides están creados para ser tan parecidos a los humanos posible y, para facilitar su integración, son creados en base a los estándares de belleza de los humanos para hacerlos atractivos. Está demostrado que los humanos siempre aceptan más fácilmente a alguien atractivo.

Cada androide tiene una función distinta. Puede ir desde almacenar información de la historia humana para que, en caso de destrucción, nunca se perdiera... hasta motivos de artesanía o protección, aunque por norma general los androides no suelen saber lo que es la violencia. Son demasiado valiosos como para que sean dañados.

Padres

Años antes de la Gran Guerra, un reducido número de científicos empezaron el proyecto PLH (preservar la humanidad). Era un proyecto destinado a crear máquinas capaces de almacenar conocimiento humano en grandes medidas para que, en caso de que la humanidad se extinguiera, sus conocimientos no desaparecieran.

El proyecto empezó a cambiar de rumbo cuando uno de esos científicos tuvo la idea de que la máquina que preservara esa información fuera un humanoide. Los primeros androides no parecían ni remotamente humanos, así que tuvieron que cambiar de estrategia y crearon el núcleo, un pequeño objeto del tamaño de una nuez que era capaz de hacer que el cuerpo sin vida de un humano volviera en sí. Poco después, lograron hacerlo modificable, lo que les permitía conseguir que ese humano fuera tal y como ellos querían. Desde el color de pelo hasta la forma de su nariz.

Después de la Gran Guerra, los padres (los pocos que quedaban) se separaron. Los pocos que quedaron juntos decidieron seguir con el proyecto PLH, así que para ello levantaron la zona noroeste, más conocida como la Zona Androide. En ella, volvieron a sus proyectos y crearon la primera generación.

Ciudades de Humo (¡YA EN LIBRERÍAS!)Donde viven las historias. Descúbrelo ahora