CAPITULO 1

831 70 1
                                                  


Tenía el tiempo suficiente para llegar a la junta de trabajo, esta mañana me había despertado más temprano de lo normal y me pareció una buena idea caminar hasta el lugar donde cerraría mi siguiente negocio, caminar me trae tranquilidad y me da tiempo para pensar cual será la próxima cosa en la que me mantendré ocupado, al parecer todo en mi vida había mejorado desde el momento en que puse un pie en esta enorme ciudad, estaba cumpliendo mis sueños y los de Gun.

Todo es casi perfecto, si tan solo Gun estuviera conmigo seria cien por ciento perfecto, ahora solo su recuerdo y el anhelo de cumplir todas las promesas que nos hicimos hace años me mantienen de pie, a pesar de los años transcurridos no he podido encontrar otra persona que llene el vacío que el dejo en mi corazón es simplemente imposible y a veces pienso que estaré solo por el resto de mi vida, pero no es algo de lo que me queje, a decir verdad me siento bien de esta manera, Gun siempre ocupara ese lugar especial en mi vida.

Camine alrededor de cuarenta minutos cuando por fin logre ver el gran edificio donde cerraría mi próximo negocio y después de eso me prepararía para viajar a Tailandia, solo faltaban cinco días para que se cumplieran cuatro años desde que Gun murió y de ninguna manera pasaría ese día lejos de él, desde que llegue a Japón a menudo voy de viaje y visito su tumba, no siempre son días específicos pero haré todo lo posible por viajar siempre que pueda.

Verifico la hora y solo faltan quince minutos para que empiece la junta, acomodo y sacudo algunas pelusas imaginarias de mi traje mientras camino hasta el elevador, pulso el botón que me llevara hasta el quinto piso, al llegar me dirijo hacia la que seguramente es la secretaria del señor Kang.

-Buenos días por favor puede anunciarme con el señor Kang tengo una reunión con él-

-Buenos días, usted debe ser el señor Jumpol, por favor acompáñeme la junta está por empezar-

Seguí a la señorita por un largo pasillo hasta que llagamos a una sala de juntas donde ya estaban algunas personas, salude a todos y tome asiento mientras esperaba que la reunión empiece, no paso mucho tiempo cuando la puerta se abrió y un hombre de traje gris, piel bronceado y cabello negro ingreso, su rostro me es muy familiar, jamás lo habría olvidado, sus ojos se posaron en mi por unos segundos que parecieron eternos, asintió con la cabeza dejándome saber que también me había reconocido.

Después de dos largas horas entre documentos y debates por fin pudimos llegar a un acuerdo, yo me encargaría de diseñar un hotel cerca de la playa, sería un hotel grande, lujoso y sobre todo acogedor donde las familias pudieran sentirse como en casa, ahora solo faltaba poner mi firma en el contrato y todo estaría listo, podría ir y buscar un vuelo de regreso a mi país.

-Off- estaba guardando mis documentos cuando la voz de Mond me distrajo, sí el señor Kang se llama Mond y por alguna razón a cambiado su nombre

-Dime-

-¿Podemos hablar un momento?-

-Por supuesto, hace mucho que no te veo me gustaría saber de ti-

-Bien, vamos a mi oficina-

Llegamos a su oficina y nos sentamos, su secretaria nos trajo unas tazas de té y antes de que saliera Mond le pidió que no dejara entrar a nadie mientras platicaba conmigo

-Off me da gusto verte ¿cómo has estado?- dijo mientras tomaba un poco de té

-Estoy bien, no me puedo quejar, la vida me ha tratado bien durante estos años-

-Me alegro por ti, dime ya te has casado-

-No, tu sabes después de Gun no he podido encontrar a la persona adecuada, aunque dudo que lo haga en un futuro- sonreí tristemente.

-Entiendo y comprendo la situación pero espero de verdad que puedas rehacer tu vida amorosa, en fin no te pedí que habláramos para eso, quiero pedirte que no te hagas cargo de este proyecto, te recomendare en otro lugar- no me dijo nada más se puso de pie y camino hasta su escritorio y comenzó a sacar varios papeles.

-Mira mi amigo necesita que diseñen un centro comercial, él vive en Corea, te pagara muy bien por eso-

-No tengo planeado viajar a Corea, quiero trabajar en este proyecto- frunció el ceño, está claro que no está contento con mi respuesta pero por ningún motivo me iré de aquí

-Off entiéndeme este proyecto no vale la pena y quiero ofrecerte algo mejor-

Yo estaba por responder un rotundo NO cuando la puerta se abrió

-Señor Kang, su esposo y su hijo están aquí y quieren verlo-

Tu sonrisa, Tu mirada - finalizadaDonde viven las historias. Descúbrelo ahora