quince

47 9 10

La mañana y Tarde del Miércoles estaban siendo demasiado aburridas, miraba el techo como si fuese lo máximo en estos momentos.

Seguía sin recibir llamada o al menos un mensaje de Tae y no me preocupadab pues dacia que estaba bien, gracias a un publicación de Seok Jin que habia hecho en instagram donde se veia bien.

Muy bien.

Gire mi cabeza, cuando escuche mi telefono timbrar, para despues soltara un bufido.

>> Hola Hyung, soy Nam Joon. Conseguir su números, solo para saber si ¿esta bien que la cena sea a las nueve?

<< Hola, si esta bien.

>> Bien entonces nos vemos ahi.

Despues de eso mando la ubicación del lugar donde cenaríamos, faltaban solo un par de horas asi que me levante de la cama para comenzar a prepararme.

Min Yoongi sigues siendo tan estúpido al pensar que ese niño no se cansaria de ti como Jungkook lo hizo.

Mordi mi labio, mientras miraba mi reflejo en el espejo del baño.

— Jamas entenderas ¿Cierto?

-

El lugar era un restaurante bar de prestigio donde la mayoría de clientes eran grandes celebridades y por lo general todo lo que sucedías adentro se quedaba adentro.

Despues de decir la recepcion que tenía, una señorita me guío hasta la mesa donde Nam Joon ya esperaba.

— Crei que no vendrías. - dijo y yo sonrei.

— Lo siento tuve algunos imprevisto de último momento.

Si, llorar en la ducha mientras me reclama por ser tan débil y dejar que mi corazón mandara nuevamente.

— Bien lo importante es que ya estas aqui. - dijo mostrando nuevamente aquellos hoyuelos.

— Si. ¿Has ordenado algo? - pregunte mirando las cartas que aun estaban en la mesa.

— No, quería esperar.

— Bien pues ordenemos entonces. - dije mientras miraba el menú.


Yoongi Hyung era sin duda un tipo de dios para todos en la agencia, lo amaban por ser bueno y profesional en su trabajo, aparte de su "impecable personalidad" al menos eso es lo que todos los miembros del staff que ya habian trabajado con el decian, pero yo me encargaria de acabar con ello.

Y al parecer todo estaba de mi lado, pues el alcohol era sin duda el enemigo de Yoongi, pues despues de la tercera copa comenzo a balbucaer y ahora se encontraba inconciente en mi auto.

— Bueno pues vamos a divertirnos un poco Hyung. - susurre y el volvio a balbusear algo que no logre entender.

Subirlo a mi departamento fue todo un reto, pues era literal un cuerpo muerto. Lo recoste en mi cama y comence a desabrochar su camisa para despues comenzar con sus pantalones.

— No... - susurro y yo me acerque mirando cada detalle de su rostro.

Ahora entendia porque todos caian a sus pies, sin duda era hermoso por el lado que le vieras.

— Hyung, esto sera un bomba. - dije comenzando a desabrochar su cinturon.

Una vez que estaba completamente desnudo, yo me decise tambien de mi ropa para despues meterme bajo las cobijas junto a el.

Su piel era blanca como si de la nieve se tratase, el soronjo en sus mejillas estaba seguro era por el calor que probocaba el alcohol en su cuerpo. Pase mis dedos sobre sus delgados labios. Y segui con mi toque hasta su perfecto cuello el cual lucia impecable.

Acerque mi boca y di una leve mordida, haciendo que Yoongi soltara lo mas parecido a un jadeo.

— Tata...- sususrro y mire su entrecejo que se arrugaba. - Tata, te quiero. - dijo y yo suspire.

¿Tata?

Suspire pesadamente, y me retire un poco de él mientras me recostaba en mi almohada. ¿Asi que estas con alguien?

— Tata... - susurro nuevamente y me endereze para ver aquella marca roja en su cuello. Bueno, pues lamento eso.

El tono de llamada, hizo a Yoongi removerse para despues acurrucarse a mi pecho como un gatito, haciendo que mi corazon golpeara mi pecho.

Una llamada entrante de "Tata" se marcaba en la pantalla de su celular, sabia que seria una mala idea pero a mi me habian dado ordenes. Y bueno estaba aqui.

— ¿Bueno? - respondi

— ¿Yoongi? - Sonrei mientras miraba a Yoongi quien se apegaba mas a mi y acaricie su ebano cabello.

— Lo siento, pero en este momento Yoongi esta algo indispuesto. - pude escuchar un gruñido al otro lado.

— ¿Donde mierdas esta?

— Tranquilo hermano, el esta, dormido, creo que cinco rondas fue mucho para él. - dije

— ¿Que mierdas hiciste? - pregunto y yo sonrei.

— Con él, muchas cosas.

— Hijo de perra.

— Bueno, me tengo que ir Tata, mi pequeño gatito tal vez despierte pidiendo mas. - dije para despues colgar la llamada.

— Tata... - Mire el rostro de Yoongi y suspire.

— Lo lamento Hyung. - dije para despues estirarme y tomar mi telefono, capturando mi momento.

Busque en mis contactos y negue para despues pulsar en aquel.

Cariño XXX

<< ¿Feliz? + Imagen*

>> Es perfecta.

Yoongi volvio a removerse y yo le mire, para despues volver a peinar sus flequillo que obstruia su frente. 

— Realmente lo siento Hyung.







------------

Saluden si alguien lee esta noveluqui :v/ 

MI ÁNGEL |TaeGi| 💙💙Where stories live. Discover now