Teke Teke

7 1 0

Una de las historias de terror que los japoneses han instalado dentro de su sociedad es protagonizada por el fantasma de una chica a la que le falta la mitad del cuerpo. Una figura escalofriante, con largos dedos de forma puntiaguda a los que utiliza como si fueran una guadaña para descuartizar a las personas que tienen la mala suerte de encontrarse con ella en las inmediaciones de las estaciones de tren.

Como le falta medio cuerpo, para trasladarse se arrastra ayudándose con esa especie de garras que tiene. Y el particular sonido que hace al arrastrarse es lo que le da su nombre: Teke Teke.

La leyenda cuenta que Teke Teke es el fantasma de una joven que murió trágicamente en una estación de tren. La chica era introvertida, y muchos de sus compañeros del colegio eran malvados con ella, por lo que le hacían bromas pesadas. Hasta que un día una de las bromas se les fue de las manos.

Un grupo de amigos decidió colocarle un insecto en el hombro a la chica mientras esperaba el tren para asustarla, y lo lograron. Cuando lo vio, comenzó a saltar para quitárselo, y acabó cayendo sobre las vías del tren que, posteriormente la atropelló y descuartizó a la mitad.

Los amigos estaban tan ocupados riéndose de su broma que no notaron que el tren se acercaba, y para cuando lo hicieron ya era muy tarde. Los chicos juraron no decirle nada a nadie de lo sucedido e hicieron pública la versión de que, como era una chica rara, no soportó su vida y decidió arrojarse delante del tren cuando pasaba.

Pero una noche la joven regresó por su venganza. Los tres amigos iban caminando en la noche cerca del lugar, cuando comenzaron a escuchar un sonido demasiado extraño que cada vez parecía estar más cerca. Cuando se dieron vuelta, allí estaba: la chica sin piernas y con sus tripas colgando que los miraba fijamente.

Intentaron huir, pero fue inútil. El fantasma se dispuso a cortarlos por la mitad a los tres amigos con una guadaña, y de esa forma dejarlos en mismas condiciones. Desde entonces, el fantasma Teke Teke ronda las estaciones de tren en busca de nuevas víctimas para satisfacer su necesidad de venganza.

Otra versión de la también se asocia a una chica muy bonita que se asoma a las ventanas y atrae la atención de quienes pasan por el lugar, y de un momento a otro se arroja sobre las víctimas y muestra su verdadera forma sin la mitad inferior de su cuerpo. Y, obviamente, aniquila a los inocentes que la ven.

Leyendas urbanasWhere stories live. Discover now