Paige y Jared tienen la vida que cualquiera desearía, son populares, sexi, ricos. Ella es la capitana de las porristas. Él, jugador y futuro mariscal de campo. Los dos son arrogantes, problematicos, con simples sonrisas o guiños de ojo tiene a cualquiera en sus camas.

Pero cuando se conocen, se odian, aunque ambos sienten una fuerte pasion por el otro, ninguno quiere rendirse a ello.

Sigue leyendo y sabras, que el destino a veces puede influenciar bastante....

Pequeño prologo

El dolor era cegador. Todo lo que veíaera blanco.

No podría creerme lo que estaba sucediendo. Estaba siendo enfrentada con la única cosa que había logrado evitar. Esto no puede estar pasando. Seguía diciéndome una y otra vez. Esto no puede estar pasando.

Esto no puede estar pasándome otra vez.

Solo que estaba pasando. No había nada que pudiera hacer para detenerlo.

Esta vez no sobreviviré.

Voy a morir.

Nunca volveré a ver a Jared, no tengo oportunidad de decirle cuanto lo amo una ultima vez, de abrazarle y besarle.

Todo me es arrebatado. Por la fuerza. Cuán estúpida fui al pensar que alguna vez podría ser feliz.

Si este es mi final.

Poco a poco mi cuerpo dejaba de resistir, el dolor era demasiado, ni siquiera la primera vez fue tan desgarrador.

Cerré mis ojos en espera del final.

A ver quién gana¡Lee esta historia GRATIS!