Capítulo especial: Halloween :D

120 13 17

Narra la autora, aquí presente :)

Isabel cerró los ojos, agotada. Había pasado el día estudiando para los exámenes que los profesores habían puesto. Y es que parece que todos los profesores se ponen de acuerdo para examinarte de todo la misma semana. La pelinegra se puso el pijama y se tiró a la cama. Cayó dormida en cuanto su cabeza tocó la almohada.

Narra Isa:

Abrí los ojos. Estaba en un cementerio, rodeada de antiguas lápidas cubiertas de hierba y telarañas. Estaba bastante oscuro, pero por alguna razón, veía como si fuese de día. Curiosa, me acerqué a la tumba que tenía mas cerca. En ella ponía:

                                        "NO ENVIDIÉIS LA PAZ DE LOS MUERTOS" (Nostradamus)

Aquello me hizo gracia, así que seguí leyendo. Estos fueron mis favoritos:

                              "YA DECÍA YO QUE ESE MÉDICO NO VALÍA MUCHO" (Miguel  Mihura)

"AQUÍ YACE MOLIÈRE, EL REY DE LOS ACTORES. EN ESTOS MOMENTOS HACE DE MUERTO Y   

                                                DE  VERDAD QUE LO HACE BIEN" (Molière)

                                               "PERDÓNENME EL POLVO" (Noel Guerrero)

                                           "PERDONE QUE NO ME LEVANTE" (Groucho Marx)

Y así muchos más. Me reí con fuerza, creo que de nervios y por aquellos estúpidos epitafios, hasta que oí un ruido a mi espalda. Me giré de golpe y solté un chillido. Tras de mi había un zombie. Retrocedí, pero aquel monstruo no hizo nada por seguirme. Simplemente giró la cabeza, mirándome con curiosidad. Me fijé mejor en él. Tenía el pelo negro y los ojos azules. Era Armin.

-Armin ¿E-eres tú?

Hizo un sonido gutural con la garganta, avanzó hacia mí, y me cogió de la mano. Parecía bastante amistoso, y no hizo intención de querer comerme el cerebro, cosa que agradecí bastante. Tiró de mí y comenzó a arrastrarme por un camino. Le seguí sin oponer resistencia. Al final del camino ví una casa destartalada que parecía a punto de caerse.  Armin entró, llevándome tras de si. En interior de aquella casa estaba lleno de un humo verdoso que formaba caras fantasmales. Me estremecí y me pegué más al zombie. Delante de mí hahía alguien de espaldas, que llevaba una bata blanca, pantalones negros y reía como un loco.

-Eeeeuuuhhh... -dijo Armin.

N/A: no se como poner que hace un zombie, pero imaginároslo tipo peli de miedo.

El tipo se giró y yo... me quedé boquiabierta. Era Nathaniel, que llevaba una bata de laboratorio abierta, unos guantes verdes y tenía una expresión algo malvada.

-¿Que pasa chico?

-Aaaaaaaoooohhhh...- dijo señalándome.

Nathaniel me miró, y su expresión paso desde la confusión hasta el cariño, pasando por la sorpresa y un breve sonrojo.

-Hola chiquilla ¿quién eres? ¿y que eres?

-Soy Isabel... humana.

Me miró alucinado.

-¿Que hace una humana aquí?

-No lo se... señor.

La verdad era que estaba un poco asustada e intimidada por todo aquello. Nathaniel me contempó  en silencio.

Historia de dos Succretes (CDM)¡Lee esta historia GRATIS!