Antes que empiecen el capítulo quiero decirles que este es el último capítulo de ¡Esto es guerra! (sin contar el epilogo) :((((( El epílogo será más corto que un capítulo normal y ese sera el final de esta historia, espero subir el epílogo este jueves y entrar a los premios Watty.

Bueno pensaba en hacerles una nota final pero quiero esperar al epílogo asique lo único que me queda por decirles es que deseo de corazón que les guste este último capítulo y me digan que les pareció. Gracias por acompañarme en esta historia, y espero que les haya gustado leerla tanto como a mi me gusto escribirla.

---------------------------------------

- Es una larga historia –me dijo Kian jugando con nuestras manos entrelazadas-

- Bueno, el profesor nos ha echado de su clase así que creo que tenemos al menos 40 minutos libres para que me digas como es que estas aquí con tu enemigo mortal.

Kian me miró esbozando una sonrisa, esa sonrisa tan suya que hacía que sus ojos se achinaran.

- ¿Qué sucede? –pregunté devolviéndole la sonrisa-

- Nada, es solo que no te das una maldita idea de cuanto te extrañé Aspen –me contestó y luego me llevó hasta las escaleras de la entrada del instituto para que nos sentaramos allí. Me colocó en su regazo y me rodeó la cintura con sus brazos, parecía como si tuviera miedo de que me escapara de él en cualquier momento- todo comenzó cuando tu madre me contó que te ibas a ir. Te he dicho que hice todo lo que pude para que te quedaras pero no te conté exactamente todo lo que hice. Una de esas cosas fue ir a ver a Mason, sabía que sus padres eran amigos de los tuyos y pensé que tal vez él podría ayudarnos asi que fui a verlo.

Pestañeé sorprendida. Nunca se me hubiese ocurrido que Mason tal vez me podría ayudar, tampoco tenía tan presente que sus padres eran amigos de los míos, pero lo que más me sorprendía era saber que Kian había ido a ver a Mason a pesar de todo lo que había pasado entre ellos dos, no me imaginaba lo duro que tuvo que haber sido para él ir a verlo.

- Al principio fue todo muy raro, no sabría decir cuál de los dos era el que estaba más sorprendido. Era irónico como la única persona que tal vez podría ayudarme era él y sabía que estaba siendo un hipócrita por ir a verlo solo porque necesitaba algo y más luego de que las cosas entre nosotros terminaran de la forma que terminaron pero estaba destrozado, necesitaba que alguien me dijera que las cosas se iban a arreglar y Mason lo sabía. A pesar de todo lo que ha pasado entre nosotros, él me conoce mejor que nadie. Obviamente en ese momento él no podía hacer nada, tenía que hablar con sus padres y esperar a que ellos pudieran buscar una solución. Yo estaba desesperado y él me dijo que le pegara, lo miré como si se hubiera vuelto loco, él se limitó a decir "Sé que necesitas descargarte con algo, no tienes un palo de lacrosse en este momento así que pégame". Le dije que no lo haría y que en cualquier caso él tendría que ser el que me pegara a mi, después de todo yo siempre era el que empezaba las peleas con él.

- ¿Estaban discutiendo por quién le pegaba a quién? Se nota que ustedes fueron amigos.

- Cuando terminé de decirselo me dio un puñetazo en el ojo, así de simple. Me estaba provocando para que yo le pegara pero de todas maneras no quería hacerlo, él se dio cuenta de eso y decidió darme en mi punto débil, tú.

- ¿Yo?

- "Acuérdate que he besado a tu novia" me dijo.

- Que maldito –dije entrecerrando los ojos- dime que le has dado un buen golpe.

- Luego de que dijera eso no hizo falta nada más, le pegué en la mandibula. Él se enojo y me gritó "¡Tampoco es que me he acostado con ella, solo fue un besito ¿Por qué me tenías que golpear tan fuerte? ¿Sabes cuantas cremas tendré que usar ahora?"

¡Esto es guerra! [Sin editar]¡Lee esta historia GRATIS!