1. La misión

24 1 0
                                                  

            La Rebelión continuaba su lucha contra el Imperio. La Flota Rebelde se mantenía en constante movimiento, mientras buscaban un lugar donde establecerse y reorganizar los planes contra el Imperio. Habían pasado casi cinco meses estándar desde el ataque en Hoth y del enfrentamiento entre Luke Skywalker y Darth Vader en la Ciudad de las Nubes de Bespin. Han Solo estaba aún en poder de Jabba el Hutt y sus amigos planeaban cómo rescatarlo.

Después su última misión relacionada con el rescate del Capitán Solo, en la que consiguieron infiltrar a Lando Calrissian en el Palacio de Jabba, la joven padawan Ramly Arem ocupó su tiempo en estudiar antiguos escritos Jedi, de los pocos que se conservaban aún. En uno de los pergaminos, se hablaba de un lugar secreto ubicado en el sistema Adega, en el que los jedis pasaban una de las pruebas más duras en el aprendizaje de la Fuerza. Pero el pergamino estaba incompleto y los datos de la ubicación exacta –y de qué se trataba la prueba– estaban perdidos.

Ramly decidió viajar hasta Adega. Para eso, pidió permiso al Almirante Ackbar, quien dio su aprobación luego de consultarlo con el Comandante Skywalker, quien había asumido ya su papel como caballero jedi y muchos ya le llamaban maestro Skywalker. Poco antes de la partida, Luke llamó aparte a la joven.

–Joven Ramly, espero que esta misión sea totalmente exitosa, pues nos ayudaría para revivir la orden de los Caballeros Jedi en la Galaxia. Sé que en la Fuerza es poderosa en ti, pero también sé que aún estás en las primeras etapas del camino. Observa, analiza, siente la Fuerza, pues ella te guiará a la hora de las dudas. Recuerda, el futuro es movimiento, pero todo tiene un porqué.
–Gracias por los consejos, Comandante, digo, maestro Skywalker –respondió ella, con sumo respeto–. Desde que atacaron mi aldea en Kamus no he vuelto a ver a mi maestro y siento que su falta me ha llenado de dudas con respecto a la Fuerza y cómo ser un Jedi. Recordaré tus palabras y espero regresar con algo que nos ayude a entender algo más de la Fuerza.
–Que la Fuerza esté contigo, Ramly.
–Que la Fuerza esté contigo, también, maestro.
–Solo llámame Luke, después de todo, pertenecemos al mismo lado –Ramly asintió con una sonrisa–. Cuídate.
–De acuerdo... hasta pronto... Luke.

Ambos sonrieron. Ella dio media vuelta y se alejó por el pasillo, pero Luke sintió algo extraño. Estuvo a punto de detenerla, pero solo se contentó con mirarla. Había algo que parecía rodear a la joven... Luke sintió una perturbación en la Fuerza y la fugaz visión de una sombra que seguía a Ramly.

La joven padawan viajó a bordo de una nave de transporte que suministraba pertrechos de forma clandestina a la Base Rebelde. Pasó por las aduanas sin problemas, gracias a los arreglos realizados por el Comandante Skywalker. Después de diez días estándar de viaje, Ramly logró llegar al sistema Adega, luego de hacer trasbordo a una nave individual proporcionada por la Rebelión.

Orbitó durante un par horas el planeta Ossus, su destino final, mientras se conectaba con la Fuerza, dejándose llevar por ella

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

Orbitó durante un par horas el planeta Ossus, su destino final, mientras se conectaba con la Fuerza, dejándose llevar por ella. Finalmente, las coordenadas parecieron surgir desde el fondo de su ser. Siguió sus instintos, que la llevaron hacia el hemisferio norte del planeta. Allí, en una amplia meseta, descendió.

Aseguró su nave, más por costumbre que por precaución, porque sintió que el poder del Lado de la Luz la rodeaba. Ramly percibió la paz que desde hacía tiempo andaba buscando, la paz que su maestro describió como el momento exacto en que un jedi estaba en armonía con la Fuerza, en el que puede tomar las decisiones más importantes solo apelando a su ser. Cerró los ojos y se dejó llevar.

Los animales a su alrededor guardaron silencio, la brisa dejó de mover las hojas y las ramas de los árboles, convirtiéndose todos en uno con la Fuerza. Ella avanzó sin titubeos, hasta llegar frente a una pared de piedra.

Vio ante ella roca sólida, pero percibió algo oculto. Se concentró y miró con los ojos de la Fuerza, tal como Luke le había enseñado, cuando juntos debieron encontrar a un grupo Rebelde atrapado en el pantanoso planeta Bentshish. Vio una entrada en forma de arco, sin puerta. Avanzó sin miedo, entrando en un oscuro túnel.

La frescura del lugar crispó los cabellos de su nuca, erizándole también toda la piel

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

La frescura del lugar crispó los cabellos de su nuca, erizándole también toda la piel. Al principio creyó sentir la amenaza del Lado Oscuro, pero al armonizarse con la Fuerza, la tranquilidad volvió a su corazón. Buscó algún artefacto en las paredes que diera luz al lugar, pero pronto desistió de la idea, porque el túnel demostraba ser tan antiguo e imperturbable que dudó que alguna vez otros seres hubiesen estado allí. Sacó una pequeñísima linterna de su cinturón.

Gracias a la luz, descubrió inscripciones grabadas en la roca, imposibles de descifrar. Continuó caminando, dejándose guiar por la Fuerza, cuyo llamado sentía más y más fuerte. Así llegó a una gran estancia, que se iluminó a su llegada. Apagó su linterna y casi sin darse cuenta, llegó al centro del lugar, maravillada por lo que se presentaba ante sus ojos.

A su alrededor, una veintena de espejos la rodeaban. Cuando buscó la salida, se dio cuenta que había entrado por uno de los espejos, los que ahora reflejaban su imagen. Pensó que esa era la primera parte de la prueba, e intentó controlar el miedo y la preocupación que se encendieron en su corazón. Se sentó a meditar, pero a los pocos segundos percibió el poder de la Fuerza que brotaba bajo sus pies. Abrió los ojos, estaba rodeada por una fuerte luz. Sus cabellos y ropa flotaban. Sintió una leve perturbación en la Fuerza. Elevó sus ojos y vio otro espejo, tan grande como el que estaba bajo ella. Cientos de rayos de luz la atravesaron, se sintió mareada, cayó en la semiinconciencia. Luchó por mantenerse alerta, pero sus sentidos se adormecieron. La oscuridad la envolvió.

El Espejo del Tiempo (fanfic Star Wars)Donde viven las historias. Descúbrelo ahora