2.- Un helado y una pelea.

70 16 1


Estar en el trabajo era mas liberador que estar en casa, me sentía, aunque fuera solo un poco libre, me he esforzado por muchos años para que las personas no supieran que era de los Yakuza, así que siempre me alejaba para no tener una estrecha relación con nadie, además de que Thor era extremadamente celoso, no quería volver a ver nadie mas morir por mi culpa.

—¡Loki! —Me abrazo por sorpresa mi compañero de trabajo, desde hace apenas 4 meses, Eliot, un chico de cabellos cafés y ojos negros.

—Eliot, me has asustado, ¿terminaste con el trabajo? —pregunté

—me falta un poco, ¿y tú? —preguntó con una sonrisa en su rostro, no era un mal sujeto, pero era mejor siempre tomar distancia

—claro, de hecho, por ello, voy a salir una hora antes del trabajo —eso era estupendo, Thor controlaba mis horarios por si podía siempre obtener un tiempo extra para poder caminar por la ciudad era la persona más feliz del mundo

—demonios, no es justo, pero, en fin, adelante vete y déjame solo —modo drama

—ja, ja, eres un exagerado, bueno me retiro, nos vemos mañana —camine a la salida.

Al salir lo pude observar recargado en su siempre carro antiguo, estilo policía de los 80, era Frandal, mi corazón se acelero y de puro instinto tuve que mirar a los lados, en busca de algún peligro, pero me sentía tan feliz de verlo, me sentía tan inquieto cuando lo veía.

—por fin pude verte —sonrió, ¡Oh maldita hermosa sonrisa!

—¿Qué haces aquí? —pregunté con todo el cuerpo hecho un manojo de nervios

—¿Qué mas podía hacer?, vine a verte, siempre desapareces de la nada, después de 4 meses no puedo entenderte, eres un escurridizo y fascinante ser —me miro con aquellos cautivadores ojos, que me hacían sentir tan seguro y a la vez tan nervioso, aquella voz tan seductora, este hombre podía llevarse a cualquier mujer a la cama con solo pronuncia dos palabras.

—lo siento —solo pude decir eso, para darle una sonrisa

—bien, como castigo, tendrás venir conmigo —me tomo de la mano, sabia que no tenia mucho tiempo, pero el siempre me arrastraba como el agua del mar

—¿A dónde? —pregunte nerviosamente

—a comer helado.

—ja, ja —me reí con nerviosismo por que por mi mente pensé que seria arrastrado a su cama, algo que debería de confesar que era lo mas deseaba —¿a comer helado?

—sí, ¿Qué tiene de malo?, todo el día he tenido aquel antojo de comer algo dulce

Deberías comerme a mí, pensé

Me encantaba este hombre, desde aquel trágico día que lo conocí.

Oops! This image does not follow our content guidelines. To continue publishing, please remove it or upload a different image.


-*-

Ya había pasado un año desde mi graduación de la universidad, así que por lógico había estado buscando trabajos y al final encontré uno con una gran buena paga, que me haría al menos disminuir mi ya gran deuda con el padre de Thor y con Thor.

Ahora tenia que decirle a Thor, pero sabia que el no lo tomaría de la manera correcta, mi cuerpo temblaba, estaba nervioso, pero me arme de valor, tenia un sueño, quería ser libre, si pagaba la deuda podía ser libre, aunque la idea de dejarlo no me agradaba del todo, por que al final, sentía algo por él.

Suspire profundo y camine hasta su cuarto, donde toque la puerta para escuchar dentro de la habitación su voz gruesa, dejándome pasar

—quiero hablar contigo —lo mire, mi voz se entre cortaba, su mirada era demasiado fría

—dime —estaba solo con sus pantalones, su torso descubierto era hermoso a la vista, pero sobre todo su gran formado cuerpo, tan peligroso y fascinante

—déjame trabajar, he conseguido un trabajo donde la paga es buena, y así podre comenzar a pagar mi deuda con el clan y contigo —suplique, pero un golpe seco me hizo caer, había sido golpeado en la cara por Thor, la acción de sorpresa hizo que en aquel momento no sintiera el dolor

—me estas diciendo que me quieres dejar —me tomo del cabello y me levanto para acércame a su rostro

—no... no... solo quiero pagar mi deuda —otro golpe seco me sorprendió, fui azotado en el suelo para después recibir una patada en el estomago de parte de Thor, la cual hizo escupir sangre, ¡Iba ser asesinado! —por favor... espera...

—tú crees que, pagando tu deuda, ¿te vas a librar de mí?... ¿es que acaso quieres acostarte con otros hombres? —doblo su cuerpo para acercarse a mí, quien yacía en el suelo, apenas pude incorporarme

—detente... por favor —recibí otro golpe, de verdad iba a morir ahí en manos de quien por mas estúpido que se escuche ame

Los golpes siguieron y la puerta se abrió de golpe, apenas podía ver, mi cuerpo estaba mal herido, apenas escuchaba, era Hogun y Volstagg, los mas leales hombres de clan.

—Lo vas a matar Thor, y luego te vas a arrepentir —decían mientras sostenían aquella bestia

—Loki huye, o si no serás acecinado, desaparece hasta que se calme.

Así lo hice, sosteniéndome apenas de las paredes, salí de aquel lugar, mi cuerpo apenas reaccionaba, estaba tan a dolorido y herido, que creía firmemente que iba a morir, no podía ir al hospital con mis tatuajes, ningún hospital me atendería, así que camine lo mas que puede y me deje caer en un callejón, como un gato herido esperando la muerte.

Entonces entre mi esfuerzo de no perder el conocimiento, sentí como fui levantando del suelo, supliqué entre susurros, que no me llevaran al hospital.

Perdí el conocimiento por completo.

No se cuanto tiempo paso, pero me desperté de golpe en una pequeña habitación, mi cuerpo tenia la misma ropa, por lo cual solté un suspiro de alivio, ya que no quería nadie viera mis tatuajes, apenas me pude levantar, me sentía un mal herido, pero al menos no estaba muerto, camine un poco y me mire al espejo, para ver mis heridas en mi rostro, al girar mi cabeza pude observar una pequeña foto, un chico con una niña en brazos, la puerta se abrió.

—has despertado —me miro con aquella hermosa sonrisa.

Fui deslumbrado por que aquella hermosa luz llamada Frandal... 

Mi hermano el Yakuza // Thorki - Frandoki AUWhere stories live. Discover now