CAPITULO 0

517 45 37
                                                  



- Tebas, la ciudad de los vivos, la joya más preciada del Zor El -

- La ciudad de Imra, la suma sacerdotisa del faraón, la guardián de los muertos -

- La ciudad natal de Lucy, la favorita del faraón, la mujer que nadie podía tocar –

La hermosa Lucy entra a un recinto, su cuerpo pintado en dorado con marcas en tinta negra, su caminar sensual y mirada altiva, observa a uno de los sacerdotes quienes desvía la mirada, cuando la joven mujer al sitio privado, los sacerdotes caminan apresurados para cerrar los enormes portones, la joven doncella fue al encuentro de la sacerdotisa, cuyo rostro acaricio con amor...

- pero el amor que se tenían les hizo arriesgar la vida misma -

La sacerdotisa acercó su rostro al de la doncella para darle un beso arrebatador, sus manos fueron a parar a sus hombros donde borró la tinta que marcaba su piel, mientras sus labios batallaban, las puertas se abrieron, dando paso al faraón, quien sorprendido miró a los sacerdotes

- ¿Qué hacen aquí? – preguntó, ninguno respondió, adoptando una postura sumisa ante su señor, el hombre, curioso caminó hasta las estancias privadas mientras los sacerdotes volvían a cerrar las puertas, el faraón movió la espesa cortina para entrar, donde vio a su amada Lucy apoyada en una de las estatuas del recinto, el poderoso faraón caminó hasta quedar frente a su mujer, y desviando la mirada a su hombro preguntó - ¡¿Quién se atrevió a tocarte?! – la mujer miró su retazo de piel, y luego levantó la mirada, observando tras el hombre, el faraón, al ver la ruta de la mirada de la mujer decidió voltear, encontrándose con un rostro conocido, la mujer tomó la espada del faraón, quien exclamó sorprendido - ¡Imra! Mi suma sacerdotisa – Imra sostenía la espada en alto, fue Lucy, quien sacando una daga apuñaló al faraón por la espalda, Imra dio una estocada con la espada, a través de las cortinas, los sacerdotes eran espectadores de la masacre a su señor.

Las puertas empezaron a ser forzadas, esto puso en alerta a los sacerdotes y a las mujeres

- la escolta del faraón – dijo Imra con la espada en sus manos, los sacerdotes corren apresurados hacia su líder, las puertas se abren, entrando una gran cantidad de hombres armados

- ¡huye! ¡sálvate! – ruega Lucy a su amor

- no – dice Imra con determinación

- ¡solo tu podrás resucitarme! – insiste la doncella

- ¡no voy a dejarte! – dijo Imra forcejeando son sus sacerdotes - ¡suéltenme! – Lucy tocó su rostro por última vez - ¡volverás a la vida! – prometió la sacerdotisa mientras era arrastrada fuera del recinto

Los hombres del faraón entran al sitio, jadean asombrados al ver el cadáver de su señor, levantan la vista, Lucy los mira desafiante

- ¡mi cuerpo ya no es su templo! – hundiendo la daga en su vientre mientras Imra contempla la escena con dolor

- para resucitar a Lucy, Imra y sus sacerdotes abrieron la cripta y se la llevaron, se internaron en el desierto, hasta llegar a Hamunaptra, ciudad de los muertos... allí sepultaban a los príncipes, y resguardaban las riquezas de Egipto -

Imra irrumpió en uno de los templos, los sacerdotes cargaban el cuerpo de su amor fallecido

- por amor, Imra desafío a los dioses, entro a la ciudad llevándose el libro negro de los muertos de su santo lugar, habían enviado el alma de Lucy a las tinieblas, y habían colocado sus vísceras en cinco canopes, jarrones sagrados –

El cuerpo de Lucy reposaba sobre una mesa, los sacerdotes estaban de rodillas a su alrededor, Imra tenía el libro negro entre sus manos, dictando un conjuro, de las aguas, una sombra negra se levantó, entrando en el cuerpo de la fallecida quien abrió sus ojos

- el alma de Lucy regresó de la muerte, pero la guardia del faraón había seguido a Imra, impidiéndole concluir el sacro ritual –

La bruma negra salió del cuerpo de Lucy, internándose de nuevo en las oscuras aguas del pozo

- ¡NO! – gritó la sacerdotisa con lágrimas en los ojos

- a los sacerdotes los condenaron a ser momificados vivos, y a Imra, le impusieron el terrible castigo del "hom-dai", el peor de todos los suplicios, algo tan horrible, que nunca se había llevado a cabo –

La lengua de Imra fue cortada, y luego, espero con resignación ser momificada mientras lagrimas silenciosas acudían a sus ojos, una vez terminado el proceso, los guardias la introdujeron en el sarcófago, donde vaciaron una gran cantidad de escarabajos, los gritos de la sacerdotisa resonaban, los hombres sellaron el sarcófago con llave.

- ... permanecería encerrada en el sarcófago, eternamente, sin morir. Los "mumias" no la dejarían salir, porque si saliera, traería calamidades y pestilencia, tendría como criminal, impía y sanguinaria, dominaría las arenas, y poseería la gloria de ser invencible - 


AVISOS PARROQUIALES

tilin tilinnnn

si si, ya se que tengo mas fics pendientes, pero es que hoy viendo la peli me dieron ganas de adaptarla

jeje, espero les guste la adaptación

voten y comenten, sus comentarios me inspiran a escribir

los amo mis dulces pecadores.

LA MOMIAWhere stories live. Discover now