Torneo (Parte 3)

3 0 0

-¡Maldita sea! -gritó Jack mientras trataba de relajarse en el frío de la noche afuera del hotel donde los participantes del Ultimate Tournament se hospedaban. -¿Cómo pudo un mocoso como ese ganarme a mí, el campeón americano?

Jack estaba muy molesto y avergonzado por los terribles resultados de su duelo apenas unas horas antes. Estaba que la rabia destilaba por todos sus poros, aunque el frío de la noche impidiera que la gente que pasaba por ahí lo notara. No pasaba ni un segundo sin que maldijera a Hayato Asano por hacerle pasar tal vergüenza frente al público.

Pero su rabia también contenía una frustración enorme, nunca se hubiera esperado que los participantes japoneses tuvieran más nivel que él, incluso un novato como Hayato. Pero no quería admitirlo. No señor, esto era una conspiración en su contra.

-Veo que estás molesto por algo o por alguien. -respondió una voz de mujer que se colocaba atrás de él.

Jack volteó y vio a una mujer de traje negro, y a su lado unos dos sujetos que no parecían tan imponentes como ella.

-Tú eres... ¿Ei del Marumaru Team? -preguntó Jack.

-Así es. -respondió aquella mujer, llamada Ei. -Mi jefe quiere verte, estoy seguro de que él te puede ayudar con ese "problema".

Jack no entendía a qué se refería esa mujer, pero pensó que sería buena idea ir y ver de qué se trataba todo este asunto. Después de caminar por diferentes calles de la ciudad, en medio de la noche, se extrañó al ver que habían llegado a las oficinas de Kite Incorporated.

-¿Por qué estamos aquí? -preguntó Jack totalmente extrañado, pero Ei le hizo un ademán de que guardaran silencio.

Los cuatro sujetos entraron a la sede principal de la compañía, el guardia de seguridad apenas vio la credencial que enseñó Ei los dejó pasar. Así, fueron directo a la oficina del presidente de la corporación, Shunsuke Maeda.

-¿Qué hacemos aquí? -preguntó Jack nuevamente.

Ei abrió la puerta, y dejando que Jack entrara primero y luego los otros tres, una figura que se encontraba del otro lado del escritorio encendió la lámpara de su oficina dejándose ver.

-Bienvenido, Jack Morrison. -dijo aquel sujeto, mirando a Jack y sonriéndole macabramente. -Dime, ¿qué puedo hacer por ti?

-Usted no es el director de Kite Incorportated. -dijo Jack algo asustado.

En efecto, no era el director de la compañía, sino un sujeto del que no se había hablado en varios capítulos, era Haruto Maruyama, el presidente de la ya extinta Maruyama Electronics Inc.

-Ten... Ten más respeto por el señor Maruyama. -dijo una voz temblorosa a su lado. Él sí era el director de Kite Inc., Shunsuke Maeda.

Parecía una ironía que el presidente de la compañía no fuera la figura más imponente en esa reunión, sino alguien más. Era como si Maruyama fuese el verdadero líder de la compañía, y Maeda solo la cara bonita que trataba de engañar al resto del público.

-¡Y ustedes bola de tarados, ¿cómo se atrevieron a arruinar el tablero equivocado?! -gritó Maruyama enojado.

-¡Jefe, le juro que intervinimos el tablero A como nos dijo! -trató de explicarse Ei.

-¡El tablero que se rompió fue el B, no el A! -gritó de nuevo Maruyama. -¿Cómo se explican eso?

-¡Jefe! -respondió Bi. -¡El tablero B no lo tocamos para nada!

-¿De qué se trata todo esto? -preguntó nuevamente Jack, esperando que en algún momento respondieran sus preguntas.

-Una disculpa, Jack. -dijo Maruyama. -Maeda, sírvele una bebida fría.

Kite Wars: Ultimate TournamentDonde viven las historias. Descúbrelo ahora