Capitulo treinta y cinco

41.8K 2.6K 770

Nash- Juguemos. -dijo desafiante con una media sonrisa y la competicion empezo.

Jack G- Eh eh eh, las normas -dijo mientras Nash y yo nos situabamos frente al enorme televisor y todos tomaban sitio a nuestro alrededor, expectantes.- Jugareis tres partidas de las cuales hay que ganar dos para ganar la competicion -hablo solemne mientras Nash y yo simplemente nos mirabamos fijamente, desafiantes.

Jack J- Elegireis un juego cada uno y el tercero lo escogeremos al hazar, para que esteis en igualdad de condiciones -prosiguio su tocayo junto a el

Jack G- Una vez que la partida empieza, no hay pausas -volvio a tomar la palabra el castaño y nosotros asentimos

Nash- Algo mas? -pregunto el ojiazul sin romper la conexion visual. Cuanto mas tiempo me miraba, la sensacion de que podia atravesarme y ver mas alla, metiendose en mi cabeza, no hacia mas que crecer.

Entrecerre mis ojos y su sonrisa se agrando.

Me quiere poner nerviosa.

Lo se.

Carter- Las apuestas -recordo el castaño y una chispa de malicia atraveso la mirada de mi adversario.

Mierda.

Nash- Si yo gano, podremos quedarnos en tu casa hasta el domingo cuando vengan tus padres, noches incluidas y tendras que hacer todo lo que quiera durante una semana -solto y un "uuhh..", cada vez mas comun, se extendio.

Joder. Este tio apuesta fuerte.

Trague saliva disimuladamente; no puedo mostrar debilidad.

- Lo que quieras, no vas a ganar -me burle de el y su sonrisa se intensifico, devolviendome la burla- A si que, cuando yo gane -prosegui mostrandome lo mas segura de mi misma que pude- seras mi mayordomo personal una semana y tendras que correr por todo el barrio durante media hora... desnudo -finalice con una sonrisa perversa provocando que la suya se borrara y que tragara saliva mientras todos le gritaban y le daban palmadas en la espalda, ya sabeis, a lo tio.

El hecho de haberle borrado esa estupida sonrisa una vez mas me encantaba, pero lo que mas me gustaba era el hecho de que realmente el sentia que yo era una amenaza para el.

Me sentia poderosa.

Hasta que los gritos se apagaron y el seguia sin decir nada; se va a rajar?

Tay- Tio te rajas? -le pico el moreno y su sonrisa reaparecio

Nash- Te voy a aplastar -se dirigio hacia mi burlon y nos situamos- tu eliges el juego, las señoritas primero -se burlo divertido y yo le fulmine con la mirada.

- FIFA. -elegi con total seguridad y Nash se rio mientras todos se revolucionaban y gritaban

Nash- Vas a caer, bonita -me susurro al oido tras aproximarse a mi entre el jaleo que se estaba montando, mi piel se erizo y senti una corriente electrica que recorria toda mi columna vertebral.

El permanecio unos segundos mas ahi y tras comprobar que habia causado el efecto que queria y conectar nuestras miradas a unos centimetros de distancia, se alejo.

Senti una mirada fija en mi nuca y me gire para ver a Matt que me miraba fijamente desde medio metro de distancia; mierda, ha visto eso?! Le ha molestado?! Nash sabe que le molesta?! Lo ha hecho solo porque el estaba mirando?!

Matt- Buena suerte -me susurro en el mismo oido y despues deposito un beso en mi mejilla, bueno mas bien en la comisura de mis labios, a milimetros de estos; todas las preguntas desaparecieron y pude ver una chispa de furia encenderse en los ojos de Nash cuando Matt se alejo bajo un "uuhhh" de los chicos.

El Clan Imbécil |Magcon Boys| EDITANDO¡Lee esta historia GRATIS!