Run

2.2K 393 45
                                                  

"Una tentación que irrita y el olor a camelias, en una tarde con el cielo despejado

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

"Una tentación que irrita y el olor a camelias, en una tarde con el cielo despejado... la zona de guerra dentro de mí comienza gritar"

Era de noche y Jin estaba escondido en un pasadizo detrás de su armario mientras escuchaba como los mayordomos de la mansión lo buscaban exhaustivamente, faltaban unas horas para que Jeon Jungkook arribara a su territorio pero ni siquiera eso era a lo que le temía, sino a su despiadado padre.

Las manos le temblaban y sus ojos se aguaron al recordar la conversación que su progenitor tuvo con el concejo.

- ¿Qué hará nuestro inteligente alfa? -El mencionado gruñó al escuchar esa evidente falta de confianza y respeto, desde hace mucho los ciudadanos le habían perdido el respeto y la fe.

- El plan se ha ido a la basura, estamos acabados. - Dijo alguien más.

-No, no lo estamos. - Todos los ancianos miraron al hombre; Jin veía lo que ocurría mediante un pequeño agujero que había en la pared contigua.

- El plan sólo puede continuar si el alfa sigue en pie, sin embargo, usted ha sido acusado de traición y sabe lo que eso significa. - Aclaró un miembro concejo.

Con una sonrisa de suficiencia y ojos fríos contestó. - ¿Y qué si yo no fuera el alfa que está detrás de esto?-

- ¿Y quién entonces? El único aspirante legítimo al puesto de alfa de esta manada es su...- Y la sala se llenó de silencio al entender lo que ese hombre estaba dispuesto a hacer.

- ¿Usted?-

-Mi hijo Seokjin por su sentido de pertenencia a la manada traicionó el tratado de paz y yo muestro mi fidelidad al entregar con profundo dolor al responsable quien es de mi propia sangre, la máxima prueba de lealtad, ¿acaso no es asombroso? Nuestro plan seguiría intacto y...- Jin sintió que sus rodillas le fallaron, tal vez era cuestión mental pero su cuerpo perdió la vitalidad, sabía que su padre no lo apreciaba pero nunca pensó que fuera capaz de entregarlo para que muriera.

- Tengo que irme, debo largarme de aquí. - Pensó en una forma de poder salir de su territorio y efectivamente había una, pero esta consistía en escapar por el sistema de alcantarillado.

Respirando profundamente se puso el gorro con la capa que había tomado antes de esconderse, se tapó el rostro lo más que pudo y comenzó a caminar por los túneles de la mansión mientras veía con ayuda de una vela, pronto estuvo justo a un paso de salir de su casa, sin embargo, ahora venía lo difícil y es que había guardias en todas partes y nadie caminaba en los alrededores, al parecer todo el pueblo había recibido instrucciones de mantenerse en sus hogares, otros tal vez estaban demasiado aterrados por la llegada de Jeon.

-« No puedes rendirte Jin.»- Ese pensamiento era el que mantenía a sus temblorosas piernas en movimiento, por suerte había tomado una rápida ducha antes de irse para quitarse el asqueroso aroma de los perfumes que le obligaban a ponerse, así que por ese lado estaba cubierto, no obstante, el hecho de que el camino estuviera solo le complicaba las cosas, ya que al simplemente transitar él se convertía en un sospechoso y por ende en un blanco fácil.

Just One Belief [Kookjin]Donde viven las historias. Descúbrelo ahora