Capítulo 32

123 23 0

Jimin estaba a sólo un par de semanas de dar a luz, Yoongi y él esperaban ansiosos la llegada de la bebé, habían decorado el cuarto perfectamente, paredes de un tono lavanda, la cuna y los muebles eran de color blanco, habían comprado mucha, tal vez demasiada ropa para Chaewon al igual que varios juguetes, tenían todo lo necesario, pañales, biberones, ropa, cobijas, todo lo necesario para un recién nacido.

Jimin bajo medio dormido a las 12:35 de la tarde de ese día y se encontró con tazón de sopa esperando por él, lo calentó y comió en la cocina escuchando de lejos la televisión de la sala, donde Yoongi miraba un partido, comió con calma y cuando término se dirigió a la sala donde se encontró a Yoongi acostado en el sillón sólo con un pantalón deportivo. El rubio se acostó juntó al alfa y se dedicó a ver el partido en silencio, aunque en realidad no entendía nada de lo que estaba viendo, enterró su rostro en el cuello de Yoongi y comenzó a dar suaves besos sobre la piel. Yoongi acariciaba el cabello de Jimin pensando que pronto se dormiría pues llevaba días sintiéndose un poco cansado, pero el menor no se durmió sí no que continuo dejando besos y pequeñas mordidas en todo el cuello, noto que Yoongi no respondía sus caricias así que se pegó a un más a su cuerpo.

El alfa no veía nada raro en el comportamiento del rubio, llevaba días así de empalagoso y cariñoso con él, no se quejaba, pero lo malo de todo eso es que nunca podían hacer algo más que simples caricias por el estado de Jimin. El omega continúo con los besos y comenzó a acariciar los abdominales de Yoongi y restregar su erección contra la pierna de Moreno.

—Jimin no podemos—le recordó al sentir su erección contra su pierna.

—Claro que podemos—respondió de inmediato, subió sus labios hasta su boca y comenzó un beso desesperado, rápidamente coló su lengua en la boca del pálido y comenzó una guerra con su lengua, Yoongi se dejaba hacer pero sí las cosas iban más halla tendría que detenerlo.

Yoongi se sentó sobre el sillón con Jimin en su regazo, en esta nueva posición el rubio comenzó a mover sus caderas para crear fricción entre su trasero, que ya comenzaba a gotear lubricante y la erección de Yoongi, el pálido lo tomo de las caderas para tratar de detenerlo, pero no podía negar que eso sentía muy bien después de meses sin hacer nada.

—Debes parar, no podemos—dijo sin convicción.

—Sólo así—jadeo Jimin—sólo haremos esto, lo prometo—miro al alfa directo a los ojos, pupilas dilatas y mejillas sonrojadas, Yoongi no pudo negarse y asintió para después besar sus labios nuevamente.

Yoongi ayudo a que moviera sus caderas, con cuidado sin movimientos demasiado bruscos para no dañar al bebé, continuaron así por varios minutos, hasta que el lubricante de Jimin atravesó su pantalón de pijama y mojo el pantalón de Yoongi, al sentir la humedad en su pantalón y el olor tan dulce del lubricante Yoongi comenzó a mover sus propias caderas provocando gemidos en ambos, hasta que un par de minutos después de Jimin se corrió y él lo acompaño a los pocos segundos.

El rubio cayo agitado sobre el pecho del alfa y casi de inmediato quedo dormido, Yoongi lo tomo en brazos y subió a su habitación, cambió su pijama y lo metió a la cama para que descansara.

El rubio cayo agitado sobre el pecho del alfa y casi de inmediato quedo dormido, Yoongi lo tomo en brazos y subió a su habitación, cambió su pijama y lo metió a la cama para que descansara

Oops! This image does not follow our content guidelines. To continue publishing, please remove it or upload a different image.
Buscando el amor  | y.m |Where stories live. Discover now