XV; Tal vez sea el fin.

139 11 6

BELLA POV 

Nos quedamos en el auto descansando un poco de todo, pero llegó un punto en el que necesitábamos hacer algo para no desesperarnos.

-Nos están rastreando- Le informe- Hay que tirar nuestros teléfonos.

Noah asintió mientras salia del auto con su teléfono en la mano y yo hice lo mismo. Comenzamos a caminar por el bosque en silencio. El sol ya se había ido dando lugar a una luna llena y millones de estrellas, que desde aquí se veían hermosas. 

Caminamos hasta que el bosque llegó a su fin, limitando con un lago, en el cual dejamos nuestros teléfonos para que se rompan y no nos rastreen.

-Hay un poco de gasolina- Noah se giro a mirarme- Nos alcanzara para llegar a unos pocos kilómetros mas, si excedo el limite.

-Hagamos lo, romper una regla mas no dañara a nadie- Le sonreí y el me devolvió la sonrisa.

Nos subimos al auto y tuve la brillante idea de revisar la guantera. Tuve que golpearla para que pueda abrirse pero cuando lo logre, una billetera cayo al suelo dejando a la vista dos botellas de vodka.

-Bingo- Noah hablo cuando le mostré lo que había encontrado. Agarre la billetera y la abrí. Había una foto de una familia, pero también había cincuenta dolares, esto si fue una buena idea.

-Cincuenta dolares- Mire a Noah el cual ya tenía una botella de vodka en la mano.- No puedes beber, vas a conducir.- El levanto los brazos entregándome la botella.

-Donde iremos?- La pregunta me sorprende, por que no es mucho dinero pero si lo suficiente para ponerle gasolina al auto. 

-Tal vez sea el fin, así que solo vayamos a un hotel a descansar- La idea parece gustarle, y lo se cuando enciende el auto si pisa a fondo el acelerador.

UNA HORA DESPUÉS.

Llegamos a uno de los hoteles mas baratos de la ciudad. 

Noah se acerco a la recepcionista, una señora con años encima.

-Hola, quiero una habitación matrimonial. 

Con todo el asunto de escapar no me puse a pensar en lo que Noah significa para mi. El escapo de su familia para salvar mi trasero, y yo de verdad siento cosas por el, que van as allá del aprecio que le tengo. 

-Vamos- El tomó mi mano y me guió por las escaleras las cuales nos llevarían a nuestra respectiva habitación.

Cuando entramos a esta lo primero que el hizo fue abrir las botellas y atraerme hacía el.

NoahWhere stories live. Discover now