Cap. 10

357 70 29

—Dame el número de Liam. —pidió Louis al instante en que el rubio abrió su puerta.

Solo habían pasado tres días y el castaño seguía preocupado. No sabía nada de Harry ni de su madre, quien nunca más había aparecido, y se estaba volviendo loco.

—Hola, sí, he tenido un buen día. —el rubio murmuró sarcásticamente— Gracias por preguntar.

Louis rodó los ojos.

—Te saludé en la mañana y nos vimos hace dos horas.

Niall se encogió de hombros.

—Igual debiste saludarme. —renegó— ¿Para qué quieres el número de Liam? Él dijo que llamaría.

—Se está demorando mucho.

El rubio resopló.

—Solo han pasado tres días, Louis. No mames.

—Déjame.

Niall dejó pasar al castaño a su departamento. Este se tiró en un mueble cómodamente.

—¿Tus padres vendrán mañana a visitarte? —preguntó Louis.

—Sí, pero será en la mañana. Faltaré a la universidad.

Louis hizo una mueca.

—Suerte entonces, conocerán a Zayn.

Niall no respondió.

—¿Qué pasa? —preguntó el castaño.

El rubio se sentó a su costado.

—No sé, ya no nos hablamos.

—¿Qué?

—Zayn y yo. —explicó el rubio.

—Oh.

—Íbamos a salir ayer, pero me canceló diciendo que tenía algo urgente que hacer. No quiere verme, creo que ya se cansó de mí.

Louis miró a Niall con tristeza.

—Bueno, Zayn no es el único chico en el mundo.

El rubio se encogió de hombros.

—Cierto, está Harry también.

—No.

Niall arqueó una ceja ante la reacción de Louis.

—Parece que alguien está celoso.

—No lo estoy, no jodas. —murmuró— Hablaba de Liam.

Niall frunció el ceño.

—¿Qué? ¿Qué tiene que ver el detective aquí?

Louis se encogió de hombros.

—No lo sé, Ni. Tú sabrás. —molestó.

El rubio rió.

—¿Sabes que eres pésimo molestando? —le preguntó— En serio Louis, haces que me deprima.

El castaño hizo un puchero.

—Te odio.

Niall se rió y ambos pasaron toda la tarde juntos.

[..]

Al día siguiente Louis se levantó temprano. Le dio de comer al cachorro Zayn y salió para ir donde Ryan.

Ese día no fue un día como cualquiera.

Al llegar a la universidad, Louis vio a Harry conversando con el director.

El castaño sintió a su corazón palpitar rápidamente.

—Ryan, anda tú primero al salón. —le dijo a su amigo sin mirarlo— Tengo cosas que hacer.

El chico frunció el ceño.

—No entiendo. Nos toca con..—

—Luego, te explico, ¿sí? —le dijo— Adiós.

Louis ignoró a Ryan y caminó lentamente hacia Harry. Notaba las expresiones del rizado, se le notaba serio.

El ojiverde terminó de hablar con el director, se despidió y caminó para la salida. Louis empezó a correr rápidamente.

—¡Harry, espera! —gritó.

El nombrado volteó a ver al castaño. Se quedaron en silencio, viéndose fijamente.

—Louis. —murmuró Harry.

—Necesito hablar contigo.

—Lo siento, Louis. Tengo que irme.

—No, espera.

El castaño se acercó al rizado, lo tomó del hombro, pero este lo empujó levemente.

—Louis, no quiero hacerte daño. Vete, por favor.

El ojiazul negó repetidas veces con su cabeza.

—No me iré hasta que me escuches.

Harry respiró profundamente, parecía que estaba luchando consigo mismo para que no cometiera ninguna estupidez.

—Louis, hablo en serio. Tú piensas que soy un psicópata, tú ni siquiera entiendes qué es eso.

Harry apretó los puños.

—Te explico el porqué pienso eso. —el castaño habló ignorando las palabras del rizado.

—No, Louis. Basta.

—H-harry.

—No quiero nada. Adiós.

El rizado se soltó del castaño y corrió hasta la salida.

Louis se quedó parado como un idiota.

Caminó para entrar a su salón de clases, pero ni si quiera estuvo atento.

Se quedó en silencio hasta la salida.

[..]

—¿Y no corriste tras él? —preguntó Niall asombrado— Te falta calle, Louis.

El nombrado frunció el ceño. Por supuesto que él le estaba contando a Niall todo.

—¿Por qué crees que haya ido a la universidad?  —preguntó el castaño.

—No lo sé, yo pienso que..—

Un sonido interrumpió al rubio. Niall caminó para tomar su celular y atender a la llamada.

Louis se quedó quieto mirando con atención a su amigo.

—¿Sí? —preguntó el rubio— Sí, soy yo.

Niall abrió los ojos como platos. Miró a Louis sonriente.

—Está bien, déjame apuntarlo. —dijo mientras caminaba para agarrar un lápiz y un papel— Ahora sí, díctame.

Louis frunció el ceño mientras que Niall escribía en el papel.

—Bien, estaremos en contacto. Adiós.

Niall cortó la llamada y miró a Louis con una sonrisa de oreja a oreja.

—¿Quién era? —le preguntó.

—Era Liam.

Louis abrió la boca por la sorpresa.

—¿QUÉ? ¿Y NO ME PASASTE CON ÉL? —gritó.

—Cálmate, fiera.

Louis gruñó.

—Toma esto, idiota.

El rubio le tiró el papel que había utilizado para escribir. Louis lo cogió y frunció el ceño.

—¿Qué es esto? —preguntó.

—Esa es la dirección de Harry. —murmuró— Liam pudo localizarlo.

°°°°°°
Holi, aquí está el capítulo 10.

Sigan escribiendo sus teorías aquí.

Ya escribí el capítulo en dónde se explica todo, jskcjekflelf que emoción.

Espero que les esté gustando.

Cuidense, besos.

Oh no, Louis! (Larry Stylinson)Donde viven las historias. Descúbrelo ahora