Cap. 7

415 79 100

Harry entró al departamento del castaño y cerró la puerta, se acercó a Louis sin previo aviso y lo sujetó delicadamente para besarlo. Louis no respondía, se había quedado estático.

¿Qué mierda estaba sucediendo? ¿Eso estaba bien? ¿Harry había dicho que le gustaba?

—Harry, y-yo.. —dijo cuando se separaron.

—Shh.. Déjate llevar, por favor.

Louis dejó de pensar y mandó a la mierda todo. Ya se había acostado con Harry, ¿qué más podría pasar?

Sí, quizás Harry era un psicópata, pero él estaba deseando esto desde hace mucho.

Harry volvió a besarlo y él reaccionó al beso.

Al principio, Louis movía sus labios dudosamente, con miedo a qué podría pasar, pero después se relajó y empezó a besarlo cada vez más rápido.

Harry siguió besando a Louis con deseo, mientras que este intentaba que su erección no se notara.

El ojiverde paró el beso y se relamió los labios. Miró a Louis seriamente.

—Sexo.

El castaño frunció el ceño. Que manera de pedir semejante cosa.

—¿Qué? —preguntó Louis.

—Quiero tener sexo contigo, otra vez. —respondió— Aquí y ahora.

El ojiazul arqueó una ceja.

¿Solo iba a ser sexo, verdad?

—Uhm, yo no quiero. —murmuró.

Harry rió como un niño.

—Tu erección dice lo contrario.

Louis gruñó y Harry empezó a besarlo, ahora violentamente. El ojiverde bajó su mano hasta el miembro del castaño y empezó a acariciarlo.

Por supuesto que Louis se encontraba en su máxima gloria.

—H-ha-rry..

Harry tomó a Louis contra la pared. Empezó a besarlo con desesperación, en verdad se le veía necesitado.

Se sacó la camisa y Louis la suya. Después, siguieron con sus pantalones hasta que finalmente se quedaron desnudos.

Harry empezó a tocarle todo el cuerpo mientras que Louis se retorcía. El rizado caminó agarrando al castaño y lo tumbó en su cama.

—Uhm, Harry. —gimió Louis.

El rizado dejó de besar a Louis y lo miró a los ojos.

—¿Te está gustando esto? —preguntó ronco.

—Sí y por favor, no interrumpas. Tú sigue.

Harry rió y siguió. Empezó a darle pequeños besos a Louis mientras bajaba recorriendo todo su cuerpo, hasta que llegó al miembro del castaño.

—No, no, espérate. —lloriquió Louis— Despacio, creo que estoy muy duro y moriré si haces algo.

Harry asintió y besó la punta del pene de Louis. El castaño se retorció en su sitio. El rizado lo acarició con sus manos, empezó levemente hasta que lo hizo más rápido.

—Oh. —gimió Louis. —Oh, por la puta mierda.

Louis agarró las manos de Harry para que parara. El rizado frunció el ceño y miró a Louis con temor.

¿Se había arrepentido?

—Es mi turno.

Louis besó ferozmente al rizado, lo tiró a su cama y se sentó en sus piernas. Tocó el pene erecto de Harry y sin aviso se lo metió a la boca.

Oh no, Louis! (Larry Stylinson)Donde viven las historias. Descúbrelo ahora