Jin había escuchado a Namjoon decir, hacía un tiempo atrás, que estaba harto del comportamiento de Taehyung en las redes y lo había bloqueado mejor. No se llevaban mal en la vida real, pero el mayor de los Kim sí le reprochaba lo poco recatado que era en Instagram.

¿Quieres ver mi twitter mejor, Seokjin hyung?

En persona lucía mucho mejor. Su cabello estaba teñido rubio, haciendo contraste con su piel que relucía, morena y brillante, como con millones de pequeños brillos dorados. Llevaba una camiseta colorida, shorts de baño y chanclas. Tenía aroma a bronceador de chocolate, Jin lo sintió cuando lo saludó con un abrazo. Estaba delgado, pensó que lo quebraría al sostenerlo.

Namjoon los invitó a pasar mientras esperaban al resto del grupo, Hoseok y Jimin, que venían juntos en el auto del primero, y llegaron al poco rato, antes del mediodía. Taehyung les sirvió algo de jugo, paseando una bandeja con vasitos coloridos entre los invitados. Taehyung tenía algo osado en su actitud, que Jin no quería malinterpretar, pero tampoco podía ignorar.

Esa mirada provocativa, su caminar sinuoso y el constante mojar sus labios. Se sentaba patiabierto en el sofá de mimbre y metía el pulgar dentro del borde de sus shorts, y el resto de la mano afuera, como jugando a meter la mano o tentando a desvestirse, pero sin realmente hacerlo.

Quizás los rumores eran ciertos. Seokjin nunca se atrevió a preguntarle a Namjoon después de que Nam golpeó a Kook por arriesgarse a hacerle la pregunta que todos tenían.

"¿Es verdad que Tae se la chupó a Minho?" Aquella vez, Jungkook no supo ni del tiempo, cuando el puñetazo en la cara le llegó sin aviso y le dejó un ojo morado como souvenir. Al tal Minho, un grandote, mayor que todos ellos, también le llegó una zurra, días después, y se graduó con el labio roto. Por su parte, Taehyung seguía siendo el mismo chiquillo que conversaba con todo el mundo en el patio y que prefería almorzar con Namjoon y el resto de los hyungs. Pero se firmó un acuerdo tácito: no volver a preguntar en la vida acerca de la mamada de Taehyung, y así la amistad perduraría sin violencia.

La gente le tenía hasta sobrenombres al chiquillo. El tragasables, el cogote de jirafa, garganta profunda. Y Taehyung parecía enorgullecerse. Nunca una burla lo botó a piso, al contrario, era su orgullo, su forma de reivindicación. Jin admiraba eso, en cierta forma, aunque nunca tuvo la seguridad de que realmente Taehyung hubiera estado metido en el asunto.

Sin embargo, el comportamiento del Taehyung de hoy seguía siendo seductor, histriónico y desfachatado. Antes, Jin pensaba que a sus diecinueve sería un poco más maduro y serio, pero pedirle seriedad a Taehyung... era más fructífero pedirle peras al olmo.

El grupo estuvo actualizándose con las novedades, pues si bien se veían bastante seguido, no habían tenido oportunidad de estar todos juntos en un buen rato. Sí, aunque Seokjin siempre veía a Jungkook en clases, también se había reunido con Yoongi hacía un tiempo, luego Yoongi les llevó noticias de Jin a Hoseok, y así, corría la voz entre ellos; pero era difícil poder congregarse todos, dados sus horarios de persona adulta. Con Tae menos, no obstante Jimin lo veía prácticamente todos los fines de semana porque eran muy cercanos, pero el resto no lo veía desde la escuela.

Namjoon seguía estudiando literatura y ayudaba a Taehyung a preparar el examen de admisión para la universidad, él pensaba estudiar fotografía. Yoongi seguía trabajando en una productora musical con Hoseok, Jimin buscando dónde hacer la práctica como enfermero, y saliendo con un chico americano de intercambio; Jungkook estudiando negocios junto a Seokjin. Todo mantenía su status quo, nada especialmente llamativo que destacar.

Para almorzar, pidieron pizza, jurando que los días siguientes cocinarían (nadie realmente se la creyó). Luego se separaron un poco, Yoongi y Namjoon se dedicaron a dormir siesta, Hoseok salió a broncearse en la piscina, Jimin y Jungkook a recorrer su ciudad natal, y Seokjin... se quedó echado en el sillón jugando Switch. Taehyung se le unió, sin preguntarle nada, sólo tomó el segundo mando y se sentó a su lado y propuso unas partidas de Smash.

Seven days in sunny june {JinTae}Donde viven las historias. Descúbrelo ahora