Adiós

249 21 12
                                                  


Aquí estas querido/a lector/a supongo que porque tras un tiempo de relación de pareja, todo ha terminado. Las despedidas son amargas pero más amargo es lo que te dejan después. Es hora de ir asimilando lo que te ha producido esta situación, para poder superarla.

 Hay muchos acontecimientos que  tienen cierta incertidumbre en la existencia de las personas, es decir, que pueden surgir o no. Pero dentro de la gran cantidad que son seguros, me voy a centrar en dos, los encuentros y las pérdidas.

Encontramos desde que nacemos a personas que no conocemos, siendo muy importantes para nosotros en el preciso momento en que aparecen, o posteriormente con sus intervenciones, ¿pero les damos todo el valor que se merecen?. 

Recién nacidos aparecemos como seres muy vulnerables, que no tienen ninguna información del exterior, que no sabemos ni quienes somos, ni que es nada de lo que percibimos mediante los sentidos, por tanto, ya desde el principio, tenemos a gente que es fundamental para nosotros, porque nos han ayudado en esa transición, que es pasar del micro-mundo materno, al macro-mundo exterior, que es descomunalmente más grande,..  Os pregunto, ¿Sabéis al menos el nombre del médico y de alguien del personal sanitario, que os atendió?, estoy seguro que para la mayoría de vosotros/as, la respuesta es un ¡NO! rotundo, otros quizás si lo sepáis porque exista una vinculación de amistad o pertenencia a vuestra familia, y habéis tenido algún tipo de contacto con esas personas a lo largo de vuestra vida, pero si no hubiera sido así, para vosotros también la respuesta sería la misma. Tal vez pienses que era su trabajo, y tendrás razón, pero se puede desempeñar bien una tarea o hacerla mal, es clave pensar en ello, y han sido demasiado importantes,... Quizás sin ellos no existirías(ni se te ocurra decir ¡ojala!, que te darás cuenta a lo largo de este libro, lo absurdo e ilógico que es decir eso), o las condiciones de tu vida hubieran sido mas desfavorables de lo que han sido.  Mi primera recomendación para ir recomponiendo tu corazón, es ser agradecido, aunque sea de manera mental, con las personas que han podido ser y son importantes en tu vida, aunque para ello quizás tengas mucho que reflexionar sobre ello.  

Haz esta tarea, que te voy a decir, tomate tu tiempo, para realizar una especie de esquema donde ordenes a las 10 personas más importantes de  tu vida, incluyéndote a ti, ya que trabajaremos con ella en alguno de los siguientes capítulos. 

Ahora os hablaré de las perdidas, y no de orina (perdón por el chiste). Pero la verdad es que en este punto tampoco solemos reflexionar, ya que estamos constantemente perdiendo, pero hay algunas cosas que nos dan tan poco esfuerzo desprendernos de ellas, por ser más insignificantes que otras,... Y quiero que te des cuenta de la importancia de esta idea. En el caso de cuando nuestras madres nos dan a luz, nosotros ya estábamos habituados durante 9 meses, o menos si hemos sido prematuros, a unas condiciones de vida particulares, rodeados de líquido, alimentándonos mediante un cordón, que no estaba en la boca, y salimos y perdemos todo eso,... Para encontrar otras formas de desarrollarnos, para abrazar así a la vida, tal como la abraza todo ser biológico, porque debemos de perder, para encontrar. Puedo abstraerlo a cualquier nivel, es muy fácil verlo en los insectos, los anfibios, seres humanos, plantas,... Pero vayamos a por algo más difícil, tal como una roca, que siempre esta formada por dos o más minerales, ¿Pierde algo una roca?,  las rocas no tendrán un sistema nervioso para sentir, pero eso no quiere decir que no pierdan, lo que pierden al estar ante las inclemencias del tiempo, es su forma, su masa,....Al ser erosionadas, sus minerales se puedan separar. Imaginemos que esa roca está formada por dos minerales, que si tuvieran capacidad de pensar,  creerían que siempre estarían juntos,... Pero que queriendo o sin querer, terminan separados. Si tuviesen sentimientos, tendrían que pasar por la perdida del desprendimiento, tal como tu estas pasando ahora mismo, y por el encuentro de sus nuevas vidas, que serían mejores o peores de lo que fueron, dependiendo de las decisiones que tomen en ese instante y de la manera de ver la situación. Tu has empezado con una acciones constructivas: leer este libro, ver vídeos sobre el tema, buscar información,... Para poder sentirte mejor, para afrontar este mal trago, todo eso es emprender algo positivo, para poder hacer que tu mente se imponga a tus sentimientos, que es la clave para encontrarte mejor.

Las rupturas son duelos, son perdidas, algunas inevitables, como la muerte de un familiar, que te ha querido mucho,  y  has querido. Te deja desolado/a y ni tu ni ese familiar, queríais separaros el uno del otro, pero hay que ser consciente que el vivir tienen unas reglas que no se pueden quebrantar, tales como si te ha tocado la suerte de existir, tienes que pagar el precio de tener que morir algún día, por lo que es muy importante, que hagas que tu vida valga la pena, no tienes que ser una persona de éxito, que los demás veneren, sólo tienes que ser tu mismo/a, ser agradecido con las personas que están contigo, y que en este momento, y en tantos otros, te apoyan, te protegen, tratan de sacarte una sonrisa y que seas feliz. Pero tu estás destrozado/a por alguien que se ha ido, porque le ha dado igual como estás o pudieras estar, lo que tu necesitas,.... Los amores que se van, fueron desconocidos antes de encontrarlos, los pudiste "conocer", mientras tuvisteis una amistad, una relación sentimental, y han vuelto a ser desconocidos al irse, porque no te engañes, esas personas quizás sólo fueron unos pensamientos, fabulaciones, distorsiones,... Provocadas por tus expectativas, tus anhelos, tus sueños,... Tal vez no dejaron jamás de ser unos desconocidos a los que dimos mucho de nosotros, para que nos conocieran y nos amaran, pero que no lo hicieron como nos hubiera gustado.

Problemas hay en todas las relaciones, pero hay unos mas graves que otros, y el principal, es que la persona que amamos no nos quiera, ¡podemos estar muy ciegos!,pero ciertamente los actos son el indicador más claro de la verdad, ya que es fácil que hasta las personas de tu entorno perciban que tu pareja no te quiere, y te lo digan tratando de que abras los ojos, y tu en el fondo sabes que tienen razón, pero haces todo lo que puedes y más, para arreglarlo, y ante la inactividad de la otra persona, llegas hasta a humillarte para que te trate mejor, mas eso hace que te trate aún peor, y finalmente surge el desenlace trágico, después de un periodo de desgaste más o menos largo, después de frustraciones, desilusiones, desengaños, promesas rotas,... No creo que dejar de querer a alguien, o el perder el interés por alguien, sea un proceso instantáneo, todo se manifiesta si somos observadores, lo peor es tener los ojos llenos de corazoncitos, hasta tal punto de negar lo que es evidente,... Ahí es terminar en el fondo del pozo emocional,  cuando se despiden de ti, y que ese adiós que te suelta la persona que tanto quieres, o querías, resuene en sus oscuras paredes ,  como un escalofriante eco espectral.  Te digo esto para que comprendas, y seas consciente de esto, cuando te vuelvas a enamorar, un ser inteligente aprende de sus errores, se inteligente para no sufrir innecesariamente. Tal vez estés ahora mismo negando con la cabeza al poner sobre la mesa, que te volverás a enamorar, porque con quien has terminado, lo defines como el amor de tu vida, pero el verdadero amor de tu vida ya lo tienes y lo tenías antes de que esa persona apareciese, quizás no has reflexionado sobre ello, pero de esto hablaremos más adelante.

Todo adiós propiciará que llegue un hola, y todo hola te traerá una nueva oportunidad, de ser mejor persona. 

Hay que saber desprenderse de aquello que nos hace mal, por mucho que sintamos la necesidad de ello, debemos mejorar nuestra vida, no empeorarla, piensa en esto, seguro que sabes que tengo razón.

Reconstruye tu corazón (Completo)Donde viven las historias. Descúbrelo ahora